¿Te gustaría irte de vacaciones y poder ahorrar en el alojamiento sin perder comodidad y calidad?¡Airbnb puede darte eso que estás buscando! Si aún no conoces qué es y cómo funciona, acá te lo contamos.

 

A la mayoría de las personas nos gusta viajar, pero para nadie es un secreto que encontrar un alojamiento que se ajuste a nuestro presupuesto, sin perder calidad y comodidad, es un gran reto.

 

Airbnb, surge como una alternativa a los tradicionales alquileres vacacionales y a los hoteles. Se constituye actualmente, en lo que se conoce como un ejemplo de Economía Colaborativa, que ha tenido un gran éxito en los últimos tiempos.

 

¿En qué consiste eso de Economía Colaborativa?

 

Si nos ponemos a pensar, desde siempre hemos colaborado: compartiendo nuestro carro para ahorrar en el costo de la gasolina, alojandonos en una habitación libre de un amigo o conocido, compartiendo la oficina de despacho profesional entre varios emprendedores, pidiendo aportaciones a varias personas para poner en marcha un negocio, etc. La diferencia es que normalmente, este tipo de colaboración se reducía a nuestro círculo de confianza: conocidos, amigos y familiares.

 

Actualmente, gracias a la existencia de internet y al desarrollo de la tecnología, estos círculos se han hecho globales y permiten que sea posible que ciudadanos que viven a miles de kilómetros de distancia, pero con intereses comunes, puedan contactarse unos con otros, haciendo viable la existencia de la Economía Colaborativa.

 

Con este principio, han nacido en los últimos años, plataformas cuya finalidad consiste en organizar todo tipo de consumos y colaboraciones más racionales y una de ellas, es precisamente, Airbnb.

 

¿De qué se trata Airbnb?

 

Airbnb, fue fundada en el año 2008 y su sede se encuentra en San Francisco, California. Actualmente, está presente en 191 países y cuenta con más de 3 millones de anuncios en todo el mundo. Se ha convertido en una de las principales opciones de los viajeros a la hora de encontrar alojamiento.

 

La filosofía de Airbnb es bastante sencilla. Personas que alquilan sus casas durante un tiempo, a viajeros que quieren pasar unos días en ese lugar.

 

Para que esta plataforma pueda funcionar, deben existir varias partes:

 

1.- Los propietarios de las viviendas, que vendrían siendo los anfitriones.

 

2.- Los huéspedes. Que serían los viajeros.

 

3.- El intermediario. Que en este caso, vendría siendo Airbnb, quien a través de su plataforma en internet, los pone en contacto.

 

4.- La Comunidad de Usuarios. Que surge como fruto de la relación entre las tres partes. Cuya finalidad es intercambiar información sobre las experiencias que han tenido. De manera a que los viajeros y anfitriones, compartan opiniones y consejos.

 

¿Cómo funciona Airbnb?

 

El funcionamiento de esta plataforma en bastante simple. En la misma se agregan anuncios de varios propietarios (anfitriones) que ponen a disposición de los viajeros (huéspedes) cuartos, casas, o apartamentos enteros, por un precio que cada uno estime oportuno.

 

Para poder disfrutar de los servicios de esta plataforma, bien sea para alquilar o como utilizador, debes “registrarte”. Una vez que tengas tu usuario, podrás comenzar hacer uso de esta plataforma.

 

1.- Primero debes realizar tu búsqueda: Airbnb, tiene anfitriones en más de 34.000 ciudades. Sólo tienes que indicar tu destino y las fechas del viaje en la barra de búsqueda, con la que descubrirás lugares increíbles para alojarte, en cualquier parte del mundo.

 

2.- Haz tu reserva: Existen diferentes formas para hacer tu reservación. Algunos anfitriones prefieren conocer primero a los que serán sus huéspedes, antes de confirmar la reservación, mientras que otros prefieren reducir el tiempo de gestión de las solicitudes, a través de la función “Reserva Inmediata de Airbnb”.

 

Debes saber que, como usuario, podrás hacer las preguntas que creas necesarias al anfitrión. Cualquier cosa que sea de tu interés, podrás consultarla antes de alquilar.

 

El anfitrión tendrá 24 horas para responder.

 

3.- Realizar el Pago: Podrás realizar el pago de dos formas: con tarjeta de crédito o con PayPal. El pago se realiza directamente a la empresa, en dólares.

 

El pago debe hacerse por adelantado, por lo que es de gran importancia verificar las políticas de cancelación de cada aviso, ya que dependiendo de la opción que haya escogido el anfitrión, te devolverán el dinero al cancelar.

 

3.- Inicia tu viaje: Una vez que has elegido el lugar en donde te alojarás e hiciste tu reservación, es hora de iniciar tu viaje.

 

4.- Apreciación de tu experiencia: Luego de realizar tu viaje y tu estadía en el destino que elegiste, podrás evaluar tu experiencia. En este sentido, se tomará en cuenta el recibimiento por parte de los anfitriones, las condiciones de la habitación, etc. Podrás dejar comentarios sobre tu estadía, que permanecerán visibles para todos los utilizadores. Otra parte de los comentarios, no se hará público, apenas quedarán como fuente de consulta por parte del propio Airbnb.

 

A pesar de toda la información anterior, puede que te estés preguntando si este sistema de Airbnb es confiable…

 

Airbnb tiene 9 años ya de existencia y en líneas generales, podría decirse que “Sí”, que es confiable, pero nunca está de más, tomar algunas precauciones, que te evitarán posibles dolores de cabeza y molestias innecesarias.

 

Tips para asegurarte de que tu elección en Airbnb es confiable

 

1.- Nunca realices pagos o contactos fuera de la plataforma. Esto evitará que puedas convertirte en una víctima de fraude.

 

El pago de la reserva que efectúas, sólo se hace efectivo 24 horas después de que te has instalado como huésped, y en el caso de que exista algún reclamo de tu parte, el dinero quedará retenido y podrá utilizarse en otra reservación.

 

2.- Lee los comentarios y prestales mucha atención. La sección de los comentarios es realmente la mina de oro para quien busca buenas estadías en Airbnb. No sólo encontrarás comentarios sobre los anfitriones sino también, sobre las condiciones de las habitaciones.

 

3.- Presta atención a las descripciones de los espacios y haz todas las preguntas que creas necesarias: No sólo debes fijarte en las fotografías, también debes dedicarle atención a lo que está incluído en el “paquete de reservación”. De esta forma, podrás saber exactamente a qué tendrás acceso y a qué no. Si tienes dudas, sobre la información, podrás enviar un mensaje al anfitrión para tener todo claro, antes de hacer y pagar tu reservación.

 

4.- Contacta al propietario antes de hacer la reservación: Utilizando el sistema de mensajes de la plataforma, contacta con el anfitrión. De esta forma, no sólo podrás aclarar tus dudas sobre aspectos básicos de tu alojamiento, sino de percatarte de que el anfitrión se encuentra aún activo en Airbnb, además del tiempo que tarda en responder tus preguntas.

 

5.- Atento a las políticas de cancelación de la reservación: Antes de hacer el pago de tu reservación, tómate un tiempo para leer las políticas de cancelación, ya que, de esta forma, estarás enterado del tipo de penalizaciones que te podrán aplicar en el caso de que decidas cancelar tu reservación.

 

La plataforma ofrece a los anfitriones tres tipos de políticas de cancelación: flexible, moderada y rígida, que serán aplicadas para proteger tanto al anfitrión como al huésped.

 

Fuente:

E-Konomista 

LoEntiendo.com 

  • :

    ¿Utilizarías este tipo de alojamiento en tu próximo viaje?¡Cuéntanos tu experiencia!¡Si te ha sido de utilidad esta información compártela con tus amigos!

     

    Tal vez te interese leer sobre: ¡Aprende a comprar pasajes aéreos baratos por internet!

     

  • : Ecuador