¿Valoras tu seguridad digital? Entonces debes conocer qué es una VPN, cómo funciona y cuáles son los beneficios que te aporta su uso.

 

Si tu intención es navegar por internet de una forma segura y privada, necesitarás una VPN (Red Privada Virtual), esta te permitirá acceder a sitios con restricciones regionales, ocultar tu actividad de las miradas indiscretas en las redes públicas y mucho más.

Las conexiones VPN no son nuevas, pero han venido incrementando su popularidad debido al auge de los ciberataques que han sufrido, tanto las personas, como las empresas, en los últimos tiempos.

Todos buscamos seguridad cuando navegamos por internet y usar las VPN es una manera de lograrlo.

Empecemos por lo básico, ¿Qué es una VPN?

De forma sencilla, podemos decir que una VPN conecta tus diversos dispositivos móviles a un servidor en algún lugar de internet y te permite navegar en línea, utilizando la conexión de la red del mismo servidor. Si este servidor se encuentra en otro país, es como si estuvieras en ese país accediendo a internet, lo que significa que te permitiría traspasar algunas barreras geográficas.

Todo tu tráfico es enviado a través de una conexión segura a la VPN y como tu computadora parece estar conectada a una red externa, te permite utilizar todos los recursos de esa misma red, aún y cuando te encuentres en otro lugar del mundo.

Por otro lado, cuando usas una VPN, idealmente la conexión se encuentra cifrada, lo que significa que tu proveedor de internet no puede saber a qué estás accediendo. En términos prácticos tu dirección IP es la del servidor VPN. Esto se traduce con la creación de un canal seguro que utiliza protocolos como: PPTP, L2TP, SSTP y OpenVPN entre tu computadora y la designación que desees.

En conclusión, al establecer una conexión VPN, estarás creando una red privada a través de otra que es pública y de uso común, por dónde navegan la mayoría de los usuarios.

¿Cuáles son los objetivos de una VPN?

En un principio, esta conexión fue creada y era usada en su mayoría por las empresas, con la finalidad de que sus empleados, lograran establecer un intercambio seguro de datos accediendo a una red privada sin correr el riesgo de que esa información fuera robada.

En la actualidad, las conexiones a una VPN, son utilizadas por diferentes tipos de personas que descargan contenidos de sitios webs cuyo acceso se encuentra restringido en su país, permitiéndoles eludir las restricciones relacionadas con la censura del contenido al cual desean acceder.

En tal sentido, pueden definirse varios objetivos cuando se trata del uso de una conexión a una VPN:

a) Superar las restricciones geográficas.

b) Protegerte cuando navegas en redes públicas que no son confiables.

c) Lograr cierto nivel de anonimato cuando navegas por internet.

d) Ocultar tu ubicación real.

Otros usos que se pueden mencionar son:

e) Poder acceder a una red de trabajo de forma segura, independientemente del lugar en el que te encuentres.

f)  acceder a una red doméstica mientras viajas y poder ocultar tu historial de navegación a tu ISP.

¿Por qué es importante el uso de una VPN en el contexto empresarial?

Hoy en día, mantener la seguridad online en el ámbito empresarial es algo obligatorio, ya que las amenazas digitales son cada vez más frecuentes, sofisticadas y los riesgos asociados que se corren son demasiado altos.

Por lo tanto, si tienes una empresa y aún no cuentas con una VPN, debes saber que todos los datos confidenciales de tu negocio se encuentran vulnerables antes los hackers o ciberdelincuentes.

El uso de una VPN, es sin duda una de las formas más seguras de proteger los datos de tu empresa y de tus clientes, así como de proteger todo el sistema de los riesgos cibernéticos, porque al enviar el tráfico de la red a una conexión segura conectada a un servidor remoto, una VPN encriptará los datos y hará casi imposible que personas con intenciones perversas puedan acceder a ellos.

VPN

¿En qué se diferencian las VPN personales de las empresariales?

Básicamente, las VPN personales no pueden cubrir la demanda de las empresariales, porque las primeras, por lo general conectan a miles de usuarios a un solo servidor, lo que puede resultar en una disminución de la velocidad de conexión o en una sobrecarga del servidor.

Por su parte, una VPN corporativa te garantiza que tendrás un servidor y una dirección IP exclusivos para tu empresa, lo que te permitirá disfrutar de todos los beneficios que eso conlleva.

Tus empleados podrán acceder a ese servidor desde cualquier parte del mundo, podrán conectar varios dispositivos y el nivel de seguridad no resultará comprometido.

En tal sentido, si te encuentras buscando una VPN para tu empresa, opta por una que te ofrezca un cifrado de grado militar, conexiones rápidas y ancho de banda ilimitado. Además de eso, debes asegurarte de que tu proveedor de VPN es de confianza y cuenta con un historial de seguridad súper comprobado.

Ventajas del uso de una VPN

Ahora que ya sabes qué es una VPN y cuáles son sus objetivos principales, ha llegado el momento de hablar sobre sus ventajas:

1.- Puede funcionar en todas las aplicaciones.

2.- Una vez lo has configurado, puedes conectarlo y desconectar cada vez que quieras.

3.- Ofrece seguridad adicional en puntos de acceso WiFi, siempre y cuando la conexión se encuentre cifrada.

4-. Te ayuda a falsear tu ubicación real.

5.- Tu proveedor de internet no puede saber lo que haces en internet.

Aspectos que debes considerar…

Ahora bien, antes de que te decidas a comprar una VPN existen algunos aspectos que debes considerar.

1.- Aun y cuando existen VPN gratuitos, éstos pueden ser muy limitados, lentos y no tan confiables, aunque existen sus excepciones.

2.- Si tu VPN está muy lejos, la velocidad puede resentirse, por lo que probablemente experimentes mucha latencia a la hora de navegar por la red.

3.- El hecho de que la conexión tenga un candado no quiere decir que ésta es completamente segura, especialmente si estamos hablando de conexiones VPN basadas en el protocolo PPTP, por lo tanto, la seguridad no es infalible.

4.- Puede que no siempre logre falsear tu ubicación, sobre todo si usas tu teléfono móvil.

5.- Si buscas anonimato total, entonces deberás usar la combinación VPN y Tor.

Opciones que se pueden considerar una buena VPN

Dependiendo de tus necesidades puedes usar una VPN corporativa, una VPN privada o alojar un servidor en tu hogar.

La forma más fácil para obtener una buena VPN es entrando a estos sitios y descargarlos en tu computadora.

Algunas de las mejores opciones en VPN son:

1.- Hostpot Shield: consiste en una VPN simple, con conexiones muy rápidas. Además, ofrece buena seguridad y protección contra malware.

2.- StrongVPN: Es de las mejores si quieres ver películas online o hacer downloads, aunque no es muy fácil de usar.

3.- Tunnelbear: es excelente para usarla en redes públicas y cuenta con un plan gratuito (con acceso limitado), pero no es muy buena si lo que deseas es hacer streaming y download.

4.- NordVPN: representa un gran equilibrio entre privacidad y velocidad.

5.- ExpressVPN: Este servidor tiene todo lo que puedes necesitar en un solo paquete. Es fácil de usar, los servidores son rápidos y soporta streaming o torrenting, todo por un costo bastante reducido. Además, cuenta con extensiones para Chrome y Firefox, así como servicio al cliente 24/7.

6.- Hide my Ass: cuenta con la más amplia gama de servidores en todo el mundo. Streaming en alta velocidad y servicio al cliente los 7 días de la semana, las 24 horas del día.

7.- Private internetacces: podría considerarse una VPN confiable y extremadamente rápida, con un alto nivel de seguridad, extensiones para Chrome y Firefox, bloqueador de anuncios incluido y atención al cliente 24/7.

Recuerda, sea cual sea que elijas, lo principal es lograr la mayor seguridad online para evitar que tus datos o los datos de tu empresa se vean comprometidos

Fuente:

Ekonomista  

Xataca