Una enfermedad exclusivamente humana: la Prisa

“Al final no son los años en tu vida, sino la vida en tus años lo que importa”. Abraham Lincoln