La Meditación, el Yoga y una buena alimentación previenen el cáncer y el envejecimiento.

Nuevos estudios en Canadá han encontrado evidencia de que la meditación, el yoga y los grupos de ayuda pueden alterar la actividad celular de los sobrevivientes del cáncer.