Celular a nuestros hijos ¿Si o No?

¿Qué hacer? ¿Compramos uno? ¿A qué edad? ¿Cuál? ¿Plan o prepago? etc. Son muchas las preguntas y pocas las respuestas. Yo les tengo una propuesta que sin duda les será beneficiosa: Pensar.