Una vela, una lámpara, un farol o un faro… por Ecuador

No importa cómo, no importa cuánto, todos podemos alumbrar, aunque sea un poco desde el lugar donde estamos. Tenemos mucho que aportar, cada uno de nosotros puede extender sus brazos y abrazar a un hermano, dar una palabra de aliento, una moneda...