Seguridad para niños en automóviles

///Seguridad para niños en automóviles

Seguridad para niños en automóviles

Por | 2014-06-10T18:08:46+00:00 junio 10, 2014|Hogar|Sin comentarios
Cuando se viaja con chicos (y sin ellos) es fundamental cumplir con ciertas medidas de seguridad para prevenir lesiones importantes en caso de accidente. En el caso de los niños hay precauciones especiales que hay que conocer para poder cuidarlos.

 

Según la Fundación Mapfre, en Latinoamérica mueren al año cerca de 6.500 niños menores de 14 años en accidentes de tránsito. Como medida de prevención, en Argentina es obligatorio que todos los menores de 10 años o que no superen la estatura de 1, 50 metros viajen en el asiento trasero, usando un sistema de seguridad con el que puedan regular la altura del cinturón. Además, se debe contar con sillitas de protección, o sistemas de retención infantil para el automóvil. Estas precauciones previenen hasta el ochenta por ciento de todas las lesiones graves o mortales que pueden producirse en caso de accidente.

Hay diferentes tipos de sillitas, dependiendo del peso y altura del niño, por lo que es importante ir cambiándolas a medida que el chico crece, de lo contrario pierden su utilidad. Están las sillas para recién nacidos, con forma de huevito, que debe colocarse en el asiento trasero, mirando para atrás, en la parte del medio. Luego vienen las sillas para niños de 1 hasta 5 años, en diferentes modelos: arnés con 5 correas, con correa en forma de T, o con escudo en forma de bandeja. Hay otro tipo de silla respaldo, al que se puede abrochar al cinturón de seguridad del vehículo: hay que fijarse que el cinturón no quede colocado sobre el abdomen del niño, sino sobre la cadera. El último tipo de silla de retención cubre la edad de 6 a 12 años, es del tipo “amoldador con respaldo”, permite regular la altura, para que el cinturón quede sobre la clavícula y la cadera del chico, nunca sobre el estómago.

Además de las sillas de retención, existen otras medidas de seguridad importantes: los chicos deben estar sentados mirando para atrás siempre, ya que en caso de accidente, ésta posición previene hasta un 95% las lesiones que sufren los niños, en especial en la cabeza, espalda y cuello. Pero si el chico viaja mirando hacia adelante, el asiento más seguro es el central de la parte trasera. También deben estar lo más alejado que se pueda de los airbags frontales y laterales: ya que el mismo puede aplastarlo y causarle la muerte.

Una vez que el chico es lo suficientemente grande como para poder ajustar correctamente el cinturón de seguridad a su cuerpo, ya no necesita la silla. La manera correcta en que debe ir el cinturón es pasando por el hombro, y cruzando las caderas (no el estómago), con las rodillas en el borde del asiento.

Fuente: http://www.mapfre.com.ar/institucional/novedades/novedades.html?id=3250

  • : Argentina

Acerca del autor:

Centro Atención Morón es una empresa dedicada al negocio de seguros, especialistas en análisis de riesgos. Nuestras oficinas están radicadas en la zona Oeste de la Provincia de Buenos Aires. La actitud y experiencia de nuestros profesionales nos ha permitido un crecimiento sostenido a lo largo de nuestra trayectoria, de más de 25 años. Somos brokers y asesores de seguros.

Deja tu comentario

Contactos

Si quieres ponerte en contacto con el equipo de Adipiscor envíanos un email a servicio.al.cliente@adipiscor.com También puedes ingresar a la página de Contactos y rellenar el formulario.