Los niños son curiosos, van y vienen por toda la casa tocando cosas, poniéndose objetos que encuentran en la boca, metiendo los dedos donde no deben, etc. Para evitar esto, en lo posible, les traigo esta lista de medidas de seguridad en la casa.

 

Según las estadísticas, los niños son los que tienen más posibilidades de sufrir accidentes en la casa, ya que son más vulnerables y propensos a caerse (41,4 %), cortarse (22,6 %), y golpearse (13,0 %), hasta quemarse (9,6 %), y en casos extremos, ahogarse (4,2 %).

Existen medidas de seguridad que se pueden poner en práctica en el hogar para prevenir estos accidentes, a saber:

  • Las intoxicaciones son uno de los principales motivos por lo que los padres llevan a los niños al hospital: ya sea intoxicación con medicamentos, como por ingerir cosméticos, productos de limpieza y del hogar en general. Por eso debes guardarlos en muebles altos o bajo llave, evitar a toda costa que los chicos tengan acceso a estos productos.
  • Lo mismo aplica a los objetos pequeños que se ponen en la boca y pueden causar ahogamiento, como monedas, bolsas de plástico, botones,  pelotas pequeñas, etc. Muchos juguetes vienen con la advertencia de no usar en niños menores de 3 años.
  • La cocina es un lugar donde se producen muchas quemaduras y accidentes: mantén los cuchillos y objetos filosos fuera del alcance de los chicos, lo mismo que los fósforos o encendedores. No uses manteles que pueden ser tirados hacia abajo, y no dejes cables de electrodomésticos colgando que los que se pueda tirar. Al cocinar, los mangos de la sartén u olla deben estar dirigidos hacia atrás para que el niño no pueda alcanzarlo. La mejor recomendación es que el niño no esté en la habitación cuando se cocina, o ponerlo en su silla o corralito.
  • En el baño pon trabas en la tapa del inodoro, o directamente traba la puerta para que el niño no entre. Si no es posible, no dejes secadores o cualquier equipo eléctrico enchufado y/o al alcance de los pequeños, lo mismo que implementos de afeitar, etc.
  • Los niños sienten una especie de atracción por los enchufes, por lo que se los puede cubrir con tapas especialmente diseñadas para esto.
  • También existen protectores para las esquinas y bordes de los muebles, con ellos evitarás muchos golpes y cortes.
  • Algunas personas usan puertas de seguridad para bloquear las escaleras, o áreas a la que los niños no deben entrar.
  • En las ventanas o balcones, es muy seguro para toda la familia instalar protectores o redes.

Ahora que vimos las medidas de seguridad que podemos implementar en nuestra casa, no está de más mencionar unos consejos de seguridad básicos para mantener a los chicos a salvo, que pueden parecer obvios o tontos, pero algunos no los saben:

-Nunca dejes a un bebé o niño solo cerca o en el agua, en especial en la bañera, ni siquiera por pocos segundos: es todo lo que toma que se ahoguen. Esto aplica también para piscinas, cubos con agua, lavabos, etc. Si te llaman por teléfono mientras bañas al niño, sácalo del agua y llévatelo contigo.

-Las áreas donde duermen deben estar libre de objetos, la asfixia es otra causa muy común de muerte accidental. Esto puede suceder si la boca o nariz del bebé se tapa con un peluche, almohada o frazada, así que asegúrate de que sus vías respiratorias están libres cuando duermen, y no acostar al bebé boca abajo.

– Otros casos de asfixia se dan por ingerir alimentos pequeños, tan inofensivos aparentemente como una uva, nuez, maní o palomita de maíz. No se los des, y procura cortar sus porciones de comida en trozos chicos.

– No está de más estar preparado para cualquier emergencia, ya sea con un botiquín de primeros auxilios cerca, como con el teléfono del pediatra a mano. 

  • Argentina