¡El Yoga y sus espectaculares beneficios en los Niños!

///¡El Yoga y sus espectaculares beneficios en los Niños!

¡El Yoga y sus espectaculares beneficios en los Niños!

Por | 2016-03-23T19:02:43+00:00 marzo 23, 2016|Terapias alternativas|Sin comentarios
El yoga es una actividad que aporta grandes beneficios a los niños y niñas, ya que los ayuda a encontrar la armonía y el equilibrio, otorgándoles una buena base para que en la adultez puedan gozar de una vida saludable y alegre.

 

El yoga es una actividad que aporta grandes beneficios a los niños y niñas, ya que los ayuda a encontrar la armonía y el equilibrio, otorgándoles una buena base para que en la adultez puedan gozar de una vida saludable y alegre.

El Yoga ayuda a canalizar las energías y reafirmar la autestima, por lo que es favorable, tanto para niños tímidos como para niños inquietos.

La edad apropiada para que el niño inicie sus actividades de yoga son los 4 años, ya que en esta etapa los pequeños ya cuentan con la capacidad de controlar ciertos movimientos del cuerpo y están conscientes de lo que se espera de ellos.

Para algunos padres, parecería increíble que su niño logre estar calmado y llevar a cabo esta actividad con éxito. Lo cierto es que, sí es posible y todo dependerá del empeño, motivación y dedicación que exista por parte de los padres, el profesor y el niño.

 

¿Por qué los niños deben practicar Yoga?

Entre los beneficios que el yoga puede ofrecer a los más pequeños, se pueden contar:

1.- Mejora la comprensión e interacción entre el niño y las demás personas que lo rodean.

2.- Disminuye notablemente el nivel de estrés del niño y lo ayuda a alcanzar estados de calma y relajación con mayor facilidad.

3.- Es una buena herramienta que favorece al desarrollo de la concentración, mejorando, a su vez, los hábitos de respiración.

4.- Favorece la estimulación de la circulación sanguínea.

5.- Es muy positivo en el desarrollo y destreza de los músculos motores.

6.- Mejora notablemente la flexibilidad de las articulaciones.

7.- Ayuda a mejorar la autoestima y la confianza.

8.- Perfecciona los sentidos.

9.- Le otorga agilidad y entereza al pequeño.

10.- El niño adquiere conciencia de su propio cuerpo.

 

Los beneficios que el yoga aporta a los niños son tan importantes, que aquellos que lo practican obtienen grandes avances a nivel físico, psíquico y moral. Lo que se traduce en una buena base, para que en el futuro se transformen en adultos felices y responsables.

Las clases de yoga con niños deben ser manejadas como si fuera un juego y deben estar dirigidas a atender las necesidades de cada niño. Esto quiere decir, que las clases de yoga para niños no se pueden estandarizar. Por el contrario, deben desarrollarse teniendo en cuenta las características y temperamentos particulares de cada alumno.

La motivación y el ánimo son elementos cruciales que debe aportar quien imparte las clases y deben apuntar hacia el respeto, la moderación y una actitud alegre y positiva.

 

Posturas interesante de yoga que puedes practicar con tu hijo.

Descubre con tu hijo sencillas posturas que seguramente le animarán y lo incentivarán a querer seguir participando en las clases de yoga.

La mayoría de las posturas de yoga tienen su inspiración en elementos de la naturaleza (formas, plantas, animales), que le permiten al niño y a quienes lo practican establecer una real sintonía con el propio cuerpo y con las manifestaciones energéticas que dichas posturas evocan.

 

1.- Postura de Árbol: Favorece el equilibrio y a los niños les encanta.

La posición a adoptar es de pie. Flexiona una de las piernas y lleva el pie al nivel de la rodilla. Imagina que la pierna que te sirve de apoyo es el tronco del árbol. Extiende los brazos hacia arriba, como si fueran las ramas. Para ponerle un toque de diversión, imagina que tus brazos se mueven como ramas con la brisa,

2.- Postura de las piernas cruzadas: Es una posición que ayuda a relajar al niño y que no sólo puede usarse en las prácticas de yoga, sino también como una herramienta para calmar al niño cuando está estresado o en conflicto. Favorece la concetración y la relajación.

La posición a adoptar es la de sentado, con las piernas cruzadas, las manos van sobre las rodillas con los puños cerrados. Consiste en inhalar a la cuenta de 5 extendiendo los dedos de las manos y exhalar, también a la cuenta de 5, doblando los dedos nuevamente hasta cerrar los puños.

3.- Postura de la Vela: Es otra de las posturas divertidas para los niños que los ayuda a mejorar el estado de ánimo y a perder el miedo, desarrollando en ellos la confianza, la fuerza y el equilibrio. Además, favorece la circulación sanguínea.

Tumbada sobre tu espalda, lleva tus manos a la parte baja de la espalda, esto te ayudará a levantar las caderas, mientras que los hombros y la cabeza te servirán de apoyo. Las piernas quedan extendidas con los pies hacia arriba. Podrás moverlos como una vela ondulante. También podrás hacer la posición del árbol, pero invertida.

4.- Postura del Perro: Es una postura clásica para iniciados, en donde el niño descubre la flexibilidad de su cuerpo y el equilibrio. Favorece el fortalecimiento de las piernas, los pies y de las articulaciones. Es otra de las posiciones que favorece la circulación sanguínea y permite generar nueva masa ósea.

Debes poner tu cuerpo en forma de V invertida. Esto quiere decir que, estando boca abajo, con las manos y pies en el piso y al mismo ancho de las caderas, vas a levantar las caderas y flexionar la cintura hasta que logres colocarte en la posición de V invertida. Estando en esta posición, podrás doblar una rodilla de cada vez. Debes mantener los brazos rectos. De cabeza hacia abajo, podrás obtener otra perspectiva al tratar de observar entre tus piernas lo que sucede a tu alrededor. ¡Con esta posición puedes obtener mucha diversión!

5.- Portura del Gato: Diviértete con tu niño haciendo esta postura. Comienza colocándote, en una posición de mesa. Es decir, con las manos y las rodillas como las cuatro patas de una mesa. Exhala y haz que tu columna vertebral quede curvada, en dirección al techo. Baja un poco la cabeza en dirección al suelo, pero no hasta el punto en el que la barbilla toque el pecho. Luego, inhala y mientras lo haces regresa lentamente a la posición inicial. Podrás hacer tantas repeticiones cuanto quieras o hasta que sientas tu columna relajada.

Esta postura es ideal para estirar el cuello, la espalda y el torso. Mejora las funciones de los órganos de tu vientre.

6.- Postura de Flexión de espalda o pinza: Para llevar a cabo esta posición, debes estar sentada en el piso, con las piernas estiradas frente a ti. Coloca las palmas de las manos junto a tus caderas y levanta la parte superior del esternón, mientras los muslos superiores descienden.

Inhala manteniendo el torso estirado, inclínate hacia adelante y si es posible toma los lados de los pies con tus manos. Si no te es posible, haz una lazo con una correa alrededor de las plantas de los pies y sujeta la correa con firmeza.

Con cada inhalación, levanta y alarga el torso, sólo un poco, hacia el frente. Luego, con cada exhalación libera un poco más la inclinación hacia adelante.

Esta posición favorece el alivio del estrés y la depresión leve. Estira la columna vertebral y toda la musculatura posterior del cuerpo. Reduce los trastornos digestivos, favoreciendo las digestiones.

Esta postura, es muy recomendada para los niños, porque les permite adquirir fortaleza, confianza y flexibilidad.

7.- Postura de la Rueda: Tumbada sobre tu espalda, dobla las rodillas y apoya las plantas de los pies en el suelo. A su vez, levanta las brazos, doblados por los codos, gira las muñecas y presiona con las palmas de las manos bajo los hombros.

Al inhalar, levanta las caderas y la espalda, echando la cabeza hacia atrás. Descansa la cabeza contra el suelo, inhala y estira los brazos, levantando la cabeza. La columna debe quedar firmemente arqueada. Presiona las plantas de los pies y las palmas de las manos contra el suelo. Manten la posición por unos segundos y relaja, volviendo a la posición de tumbada sobre tu espalda.

Con esta postura, estaremos tonificando, piernas, brazos y abdomen. Se estará favoreciendo la circulación sanguínea y fortaleciendo la columna.

8.- Postura del Cadaver: Al adoptar esta postura, el cuerpo permanece quieto y los músculos relajados, se profundiza la respiración y la actividad mental se reduce al mínimo. Se dice que si adoptas esta posición por 10 minutos, obtendrás un estado de relajación equiparable al proporcionado por una noche de sueño y bajará la tensión arterial.

Tumbada sobre tu espalda, alinea tu cabeza con la columna vertebral. Los brazos quedan ligeramente separados del cuerpo y las piernas van ligeramente abiertas. Las palmas de las manos, van hacia arriba y los dedos ligermente doblados gracias a la relajación lograda. Los ojos se mantienen cerrados y debes concentrarte en la respiración, dejando que el aire entre y salga sin esfuerzo.

Con esta postura, puedes reducir el dolor de cabeza, el insomnio y la fatiga. Relaja el cuerpo y elimina el estrés.

Con esta postura es una buena forma de terminar tu sesión de yoga. Podrás propiciar que la imaginación y creatividad de los más pequeños fluya.

Practicar el yoga es una buena forma de fortalecer los lazos de la familia y compartir el tiempo libre juntos, pueden practicarlo en casa y pasar un rato divertido.

 

 

Fuente:

Guía Infantil

Yoga es Más 

  • :

    Procura realizar las posturas con movimientos suaves y delicados, para evitar posibles lesiones en la columna vertebral. Y antes de hacerlo, debes consultar con tu médico o especialisra. Cada caso es particular.

    ¡Cuéntanos..!¿Te ha sido de utilidad este artículo? ¡Si te ha gustado, compártelo con tus amigos! 

    También te puede interesar: La Meditación, el Yoga y una buena alimentación previenen el cáncer y el envejecimiento.

  • : Venezuela

Acerca del autor:

Soy una mujer que le gusta disfrutar de las pequeñas cosas de la vida. Licenciada en Educación. En estos momentos retirada de la docencia, pero no olvido lo enriquecedeor que es dar clases y aprender todos los días con los niños. Me gusta leer, caminar al aire libre, ir al cine y aprender cosas nuevas.

Deja tu comentario

Contactos

Si quieres ponerte en contacto con el equipo de Adipiscor envíanos un email a servicio.al.cliente@adipiscor.com También puedes ingresar a la página de Contactos y rellenar el formulario.