¿Qué es la Fatiga Mental y cómo hacerle frente?

///¿Qué es la Fatiga Mental y cómo hacerle frente?

¿Qué es la Fatiga Mental y cómo hacerle frente?

Por | 2018-11-09T11:29:32+00:00 noviembre 7, 2018|Prevención y cuidados|Sin comentarios
¿Has notado últimamente que te cuesta enfocarte en tus tareas cotidianas, has perdido creatividad, no rindes como antes en el trabajo, todo te sobrepasa y estás como más lento? Probablemente lo que te ocurre es que estés sufriendo de fatiga mental.

 

En los momentos actuales, debido a la vida frenética que llevamos, en donde hacemos miles de actividades a la vez y casi nunca paramos, pues al terminarlas siempre tenemos una nueva lista de otras actividades que debemos comenzar, difícilmente nos tomamos el descanso necesario para reponernos como debe ser, como nuestro cuerpo lo necesita.

Estar sometidos a este ritmo acelerado por largo tiempo, termina por pasarnos factura. Muchas veces a nivel físico, si las actividades que realizamos requieren de esfuerzo físico, pero si nos desempeñamos más en un ámbito intelectual y estamos sometidos constantemente al estrés sin descanso, la fatiga mental hace su aparición.

La fatiga mental es un estado en el que te sientes abrumado, has llegado a tu tope mental, los recursos con los que cuentas ya no son suficientes para hacerle frente a las diversas situaciones que se te puedan presentar, porque el cerebro comienza a decir: ya o más.

Es allí cuando, el levantarte temprano cuesta cada vez más, así como dar inicio a tus actividades diarias. Comienzas a tener dificultad para recordar las cosas, procesas de forma más lenta tus pensamientos y tardas más en terminar tus tareas. La falta de concentración hace su aparición, te cuesta tomar decisiones y resolver problemas que antes resolvías sin mayor dificultad. Te pones más sensible ante las situaciones y lloras con gran facilidad. Aparece la ansiedad, la taquicardia en estado de reposo y otra serie de síntomas, que dependerán mucho de cada persona.

Aunque cansancio físico, no es lo mismo que cansancio mental, al sufrir de éste último, existe una alta probabilidad de que se encuentre acompañado de síntomas físicos, tales como: dolores de cabeza o de estómago, estreñimiento, pérdida del apetito, insomnio o exceso de sueño, nerviosismo, confusión, entre otros. Sentirás asimismo, una gran pérdida de energía, falta de motivación y apatía.

¿Por qué aparece la fatiga mental?

Muchas veces la fatiga mental, aparece sin darnos cuenta y suele estar relacionada con el trabajo. Muchas veces la asociamos con depresión, pero no debemos confundirlos.

En la depresión volcamos nuestra frustración contra nosotros mismos, tiene que ver con cuestiones de autoconcepto y de cómo nos vemos y valoramos. En la fatiga mental por su parte, volcamos nuestra frustración hacia el exterior, la sociedad, los que nos rodean, nuestro trabajo.

Las causas más comunes la fatiga mental son:

1.- El exceso de tareas, prolongadas en el tiempo, que debemos atender y que requieren de nosotros un nivel de atención y de concentración demasiado altos.

2.- El clima y la cultura empresarial, la forma como nos relacionamos con nuestros compañeros de trabajo, el tipo de liderazgo al que podemos estar sometidos, pueden llegar a influir de forma significativa en nuestro cansancio mental.

3.- Nuestra capacidad para tolerar altos niveles de estrés. No todos logramos sobrellevar el estrés constante sin que éste termine, finalmente, pasándonos factura.

4.- Realizar trabajos que requieren más esfuerzo intelectual que físico, pueden ser una causa de la fatiga mental.

5.- Sufrir de depresión no es lo mismo que sufrir de fatiga mental, pero la primera puede desencadenar a la segunda.

¿Qué hacer cuando el cansancio mental nos desborda?

1.- Procura llevar siempre una alimentación nutritiva y saludable. Muchas veces la falta de nutrientes, puede provocar la falta de concentración y el agotamiento mental. En épocas en las que tenemos mucho trabajo, debemos alimentarnos mejor, además debemos procurar consumir cantidad suficiente de carbohidratos, pues la glucosa es la fuente de energía del cerebro.

2.- Ayúdate con los suplementos naturales. Existen suplementos que pueden convertirse en verdaderos aliados en esas épocas en las que debemos tener un mayor rendimiento. El Ginseng, el Ginkgo Biloba y la Jalea Real, serán una excelente ayuda, pues te otorgarán la energía necesaria para realizar tus tareas de forma más efectiva. Te permitirán estar más concentrado y más activo.

3.- Practica la Meditación. Esta práctica te ayuda a hacerle frente al estrés que nos envuelve en nuestro diario vivir. Nos permite parar, lograr un estado de calma, ubicarnos en el momento presente y conectar con nuestro interior.

4.- Procura tener un buen descanso. La falta de sueño, puede provocar agotamiento mental si éste suele ser repetitivo. Cuando tu cuerpo logra descansar el tiempo necesario para reponerse de las actividades del día a día, el cansancio mental desaparece. Estarás más lúcido y alerta a lo largo de tu jornada diaria.

Recuerda que lo recomendable es dormir 8 horas diarias, aunque hay personas que requieren menos horas de sueño y otras que necesitan más. Lo importante, es que logres tener un descanso realmente reparador.

5.- Mantente siempre bien hidratado. Al igual que mantenerte bien alimentado es importante, el hidratarte bien es fundamental. Por lo tanto, asegúrate de que tomas al menos 8 vasos de agua durante el día.

6.- Ejercítate. Dicen que “mente sana en cuerpo sano”. Está comprobado que el ejercicio físico, mejora nuestra salud mental. Practicar ejercicio nos ayuda, no solo a mejorar nuestro aspecto físico, sino que también permite liberar neuroquímicos, como la serotonina o las endorfinas, lo que mejora nuestro estado de ánimo, nuestra autoestima y nos hace sentirnos más felices.

Los expertos recomiendan que para mejorar nuestra salud, debemos practicar por los menos, 30 minutos diarios de ejercicios.

7.- Procura que tu ambiente laboral sea positivo. El estar en un mal ambiente laboral, puede ser una causa de fatiga mental, puede provocar estrés, ansiedad, depresión. Mientras que si te gusta y te sientes cómodo con tu ambiente laboral, serás más productivo, te sentirás mejor y te encontrarás más tranquilo.

8- Realiza actividades que te permitan desconectar. Es muy importante reservar al menos una media hora diaria para nuestra higiene mental. En esa media hora, nos dedicaremos a realizar actividades que requieren únicamente de una concentración lúdica, tales como: leer, ver una película, hacer yoga, bailar, etc. Deben ser actividades que nos permitan bloquear nuestras preocupaciones y resetear el estrés diario.

9.- Organiza unas Vacaciones. Si ves que no logras superar tu fatiga mental, lo mejor será organizar unas vacaciones que te permitan hacer una verdadera pausa, para dejar que tu mente descanse y puedas reponer tus fuerzas.

Fuente:

Psicología y Mente 

Bienestar 180 

20 Minutos 

Acerca del autor:

www.adipiscor.com es el sitio en donde el Cómo se hacen las cosas, Quién te puede ayudar a hacerlas y Qué necesitas, se combinan para ayudar a hacer más fácil la vida de las personas. ¡Somos Gente que Ayuda a la Gente!

Deja tu comentario

Contactos

Si quieres ponerte en contacto con el equipo de Adipiscor envíanos un email a servicio.al.cliente@adipiscor.com También puedes ingresar a la página de Contactos y rellenar el formulario.