¿Te sientes agotado y con falta de energía? Conoce cómo puede ayudarte el Ginseng, una planta medicinal que puede mejorar tu salud de forma considerable.

 

El Ginseng…Somos muchos los que recurrimos cada vez más a la medicina natural para intentar aliviar algunos de nuestros males y esto se debe a que, ésta se muestra bastante efectiva a la hora de ayudarnos a reducir los síntomas que nos aquejan.

En esta ocasión hablaremos del Ginseng, que no debe confundirse con el Ginko Biloba. El primero se trata de una raíz bulbosa, mientras que el segundo se trata de las hojas de un árbol longevo al que se le atribuyen propiedades similares.

¿Qué es el Ginseng?

En la antigüedad el Ginseng era conocido como “El Rey de las Plantas” e incluso cuenta una leyenda que un Dios de la montaña le llamó “El Secreto de la Vida” al entregársela al hombre. La Medicina Oriental le atribuye diversas propiedades que resultan muy beneficiosas para nuestra salud.

El Ginseng consiste en una planta perenne que crece en las zonas húmedas y sombreadas de las montañas. Sus hojas son similares a las de los rosales aunque son más grandes y posee unas flores pequeñas y rojizas que brotan en forma de racimos al final del tallo. La parte del Ginseng que se utiliza con motivos medicinales es su raíz bulbosa, que puede llegar a alcanzar hasta un metro de longitud.

A esta planta se le atribuyen poderes mágicos desde hace por lo menos 5.000 años. Ella actúa de forma positiva en la memoria, sexualidad y aumentando la capacidad física y psicológica del organismo, ayudándolo a enfrentar de forma más eficaz las situaciones de estrés a las que se encuentra sometido en el día a día.

Tipos de Ginseng

Existen varios tipos de plantas con este nombre, pero el más común y apreciado es el Panax Chino o Panax Ginseng, cuyo origen se ubica en China y Corea, aunque también puede crecer en zonas como Canadá, México y Rusia. En América, se pueden encontrar cultivos de una especie llamada Panax Quinquefolius. El más demandado en los días de hoy, es el Ginseng rojo de Corea, seguido del Chino y por último, del Americano.

También existe el Ginseng Siberiano, pero no es considerado como una misma planta medicinal porque pertenece a un género diferente. La principal diferencia es que no contiene entre sus componentes los ginsenósidos (con propiedades estimulantes y revitalizantes), que sí se encuentran en las otras variedades, por lo que se pudiera decir que son parecidos, más no idénticos. Pueden ofrecer algunos beneficios parecidos al de las otras especies mencionadas, pero sus efectos no suelen ser tan potentes.

Principios Activos del Ginseng

Los principios activos del Panax Ginseng que hacen posible sus grandes aportes a nuestro organismo son los saponósidos, mejor conocidos como ginsenósidos. También posee un conjunto importante de polisacáridos llamados panaxósidos. Además, están presentes, aunque en menor medida: aminoácidos, aceites esenciales, vitamina del complejo B, minerales y enzimas.

10 súper Beneficios del Ginseng que te ayudarán a mejorar la salud de tu organismo

Los beneficios que el Ginseng puede aportar a tu cuerpo son diversos, pero los más importantes son los siguientes:

1.- Puede ayudar a mejorar las funciones cerebrales: como la concentración, el estado de ánimo, el comportamiento y la memoria.

2.- Sirve para combatir el agotamiento y la debilidad, pues es un gran estimulador del Sistema Nervioso Central.

3.- Puede calmar y reducir el estrés, debido a que ayuda a disminuir la producción de cortisol.

4.- Ayuda a activar el sistema inmunológico, asistiendo a nuestro organismo en el combate de algunas enfermedades menores y los virus (tal como el de la gripe). Resulta bastante beneficioso en personas que cuentan con un sistema inmunológico deprimido tal como el caso de los ancianos.

5.- Se cree que puede tener una influencia positiva en la reducción de angina de pecho y de la pérdida de neuronas cerebrales.

6.- Es un gran protector del sistema cardiovascular, ya que ayuda a disminuir la presión arterial, el nivel de la frecuencia cardiaca y evita la formación de trombos. También puede ayudar con los síntomas de la arteriosclerosis.

7.- Es capaz de reducir la producción de ácido clorhídrico en el aparato digestivo, acción esta que puede prevenir la formación de úlceras causadas por el estrés.

8.- Debido a que actúa como un vasodilatador y su acción sobre el sistema nervioso central es capaz de reducir los síntomas de la impotencia sexual, la disfunción eréctil y la eyaculación precoz.

9.- Es capaz de aumentar la actividad de nuestro metabolismo gracias a su acción estimulante, por lo que puede mejorar la digestión y en algunos casos puede favorecer a la pérdida de grasa corporal.

10.- Puede ayudar a disminuir los niveles de azúcar en la sangre, debido a que influye en el funcionamiento del páncreas y de las glándulas suprarrenales.

Contraindicaciones del Consumo de Ginseng

Por ser una medicina natural, sus efectos secundarios pueden ser de leves a nulos, pero igualmente se deben tener algunas precauciones.

Puede provocar síntomas, tales como: el insomnio, inquietud, agitación, hipersensibilidad a la sustancia. Un consumo excesivo de esta medicina natural, puede provocar asimismo: taquicardia, alteración nerviosa, diarrea.

El Ginseng está desaconsejado para personas que toman medicinas para controlar la presión arterial, diabetes o que tomen fármacos que potencien la fuerza de contracción del corazón.

Tampoco es aconsejable, para personas que sufran de enfermedades autoinmunes, tales como: lupus, artritis reumatoide, esclerosis múltiple.

Personas que hayan padecido enfermedades relacionadas directamente con los estrógenos (como el cáncer de mama y ginecológicos), no deberán consumir Ginseng.

El Ginseng puede interactuar con fármacos estimulantes, la insulina y con medicinas contra la depresión, disminuyendo su eficacia y afectando el sistema inmunológico.

Se debe evitar mezclar el Ginseng con: té, café, alcohol, naranja amarga y con vegetales como. La escobilla y la efedra.

Se desacasonseja su consumo en menores de 12 años o en mujeres embarazadas.

¿Cómo consumir el Ginseng?

Se debe evitar el consumo de esta medicina natural por un tiempo muy prolongado. Por el contrario, reducir su consumo a unos 3 o 4 meses y suspender por igual período de tiempo.

Podrá consumirse mezclado con las comidas o en té y también en forma de cápsulas, que se podrán encontrar en cualquier farmacia, tienda naturista, droguerías o tiendas online de productos naturales.

La dosis en la que se deberá consumir, dependerá de las instrucciones que el médico indique o del instructivo del suplemento que se adquiera. Pero, generalmente, la dosis diaria varía entre 1 a 3 cápsulas o comprimidos por día, acompañado de las comidas principales.

Recuerda: Es importante que siempre que tengas la necesidad de mejorar tu salud, antes de iniciar el consumo de algún suplemento, debes consultar con tu médico de confianza.

Panax Ginseng, altamente concentrado 2375mg, 60 Cápsulas, mejora la concentración, memoria y resistencia atlética, No GMO, 100% Natural

Ginseng Rojo Coreano PURO | LA DOSIS MÁS ALTA: 4800 mg | 20% Ginsenósidos | 120 Cápsulas | Energía + Afrodisíaco + Estimulante + Impotencia + Concentración | Apto Para Veganos | Vegavero

Ginkgo Biloba 6000mg – 120 comprimidos – Hasta 4 meses de suministro – Favorece una correcta circulación y salud del corazón – SimplySupplements

Fuente:

Deporte y Vida 

Viviendo la Salud 

  • :

    ¿Listo para llenarte de energía y vitalidad con el consumo del Ginseng? Si conoces algún otro beneficio del Ginseng, no dudes en compartirlo con nosotros. Somos una comunidad de ayuda y nuestra intención es asistir a todos aquellos que necesiten de ella.

    Si te ha gustado este artículo, compártelo con tus amigos. No olvides seguirnos en nuestras redes sociales y suscribirte a nuestro Newsletter para que no te pierdas ninguna de nuestras novedades.

    Te puede interesar leer: ¡Extraordinarios Beneficios del Té de Matcha!

  • : Ecuador