La época de Navidad suele ser de excesos, especialmente con lo que comemos, ¿por qué no prepararte y desintoxicar tu cuerpo y espíritu para celebrar estas fechas sin reservas? Prueba el Detox Pre-Navidad…

 

Siempre hemos escuchado hablar sobre las dietas desintoxicantes y depurativas después de los excesos de una fiesta, especialmente para liberarnos de los estragos que hicimos en Navidad o fechas similares con la comida, pero ¿alguna vez escuchaste sobre el Detox Pre-Navidad?

Si no lo habías oído nunca, se trata de un plan que se está haciendo cada vez más popular y propone desintoxicar, no tan solo el cuerpo, sino también el espíritu en las semanas o días previos a la Navidad.

¿Estás preparado para descubrir en qué consiste este Plan Detox Pre-Navidad?

Seguramente ya estás contando los días para la celebración de la Navidad y así poder compartir con tus familiares y amigos, no tan solo con conversaciones amenas, sino con platillos deliciosos que nos hacen sentir felices por el simple hecho de estar vivos y de poder disfrutarlos.

Sin embargo, también estás consciente que después de tanta celebración llegan los kilos de más, que luego nos hacen lamentar cada pedazo de pastel extra que nos comimos.

Para evitar subir de peso y los problemas de conciencia que conlleva, no basta con apostar a las dietas que realizamos después de Navidad, sino más bien debemos preparar nuestro cuerpo para este desenfreno ANTES de esta fecha especial y de este modo caer en los remordimientos.

¿Qué es el Plan Detox Pre-Navidad?

Consiste en adoptar una serie de comportamientos que preparan nuestro cuerpo y mente para disfrutar estos días bastante atípicos y con algunos excesos, sin sufrir consecuencias importantes.

No estamos hablando de pasar hambre o de ayunar los días previos a la Navidad, pero sí de ingerir alimentos menos calóricos, más ricos en agua y además, con un efecto depurativo.

¿Cómo aplicar el Plan Detox Pre-Navidad?

En realidad, este es un plan que no solo puedes aplicar en Navidad, sino que puedes hacerlo después de cualquier período festivo, tal como tu cumpleaños, la época de verano, vacaciones, en los que sabemos que nuestra forma de comer se modifica y corremos el riesgo de aumentar de peso.

Para evitar esto, debes prestar atención a las siguientes medidas y ponerlas en práctica:

1.- Mantén tu organismo bien hidratado.

En el período que antecede a las fiestas debes procurar mantener tu cuerpo lo más hidratado posible. Por lo tanto, bebe mucha agua y si te gusta, también puedes beber: agua de coco, jugos de frutas (ricas en agua como el melón y la patilla) y muchos tés.

Además de mantener tu cuerpo en pleno funcionamiento estos líquidos ejercerán una acción diurética en tu organismo, que será fundamental para desintoxicarlo.

Otra buena práctica consiste en beber dos vasos grandes de agua por las mañanas, así como beber un poco de agua antes de comer cualquier cosa, ya que además de controlar tu apetito, ayudará al hígado a actuar de manera más efectiva en el proceso de desintoxicación.

2.- Realiza comidas más ligeras.

Dales preferencia a los almuerzos ligeros basados en verduras y semillas (sésamo, girasol, pipas de calabaza, etc), las cuales te generarán una sensación de saciedad y evitará que sientas hambre por un mayor período de tiempo.

En otras opciones de comidas podrás mezclar verduras asadas, quinua y carnes magras o pescado.

No olvides que las meriendas también son importantes y deben ser equilibradas. Por lo tanto, serán buenos momentos para apostar por los batidos, ensaladas de frutas y frutos secos, ya que son snacks deliciosos, saciantes y fáciles de preparar, así como de transportar.

Para la cena, elige sopas saludables y ligeras, aromatizadas con hierbas frescas, tales como: el romero, la albahaca y el perejil.

Plan Detox Pre-Navidad

3.- Utiliza platos más pequeños que los que usas habitualmente.

Parece un consejo tonto, pero es bastante efectivo cuando queremos controlar las porciones de comida que ingerimos y en su defecto nuestro peso.

Por lo tanto, realiza tus comidas en platos más pequeños.

Este es un consejo que aplica no solo para el Plan Detox Pre-Navidad, sino para todo el año y te darás cuenta de que es una excelente forma de evitar exagerar con las comidas y cantidad de dulces que se suelen comer en estas fechas.

4.- Mueve tu cuerpo. Realiza ejercicios regularmente.

Antes de la llegada de la época festiva es de vital importancia que tus ejercicios sean más intensos que lo normal, así como también debes aumentar la cantidad y regularidad en la que los practicas.

Esto no solo te ayudará a nivel físico, sino que te permitirá relajarte y desestresarte. Como todos sabemos la época de Navidad puede ser bastante estresante.

Esta es una práctica que puedes mantener durante todo el año.

5.- Practica la meditación y haz ejercicios de respiración.

No solamente debes ocuparte de la parte física, sino también de tu salud mental y en ese sentido te ayudará la meditación y los ejercicios de respiración, pues te permitirán sobrellevar el estrés y los momentos de ansiedad.

Un ejercicio bastante efectivo que puedes aplicar es el siguiente:

En una habitación en la que puedas estar solo, aislado incluso del ruido…

1.- Siéntate adoptando una posición cómoda.

2.- Concéntrate.

3.- Respira por 4 segundos.

4.- Mantén el aire durante 4 segundos.

5.- Expira por 4 segundos.

Repite este ejercicio 4 veces.

Es un ejercicio que dura un minuto, pero que puede ayudarte enormemente con tu bienestar interior.

6.- Sonríe más.

La época de Navidad se presta para que se lleven a cabo más reuniones entre familiares y amigos, por lo que trata de dejar de lado el estrés diario, disfruta de ese compartir, sé más amable, sonríe más.

Hacer esto te ayudará a sentirte mejor, porque, aunque cueste creerlo, adoptar una postura relajada y feliz, nos ayudará, precisamente a estar más relajados y felices.

Algunos Alimentos purificadores que debes tener en cuenta:

Para desintoxicar tu cuerpo y sentirte más ligero y con mayor energía, incluye en tus comidas estos alimentos purificadores.

Salmón salvaje, aceite de oliva extra virgen, avena en copos, verduras, fresas, frutos rojos, lácteos naturales orgánicos, hierbas aromáticas, especias, té verde, agua mineral y cacao puro.

Recuerda: Esta dieta no se basa en dejar de comer o comer menos, sino en ingerir más alimentos que sean depurativos y saciantes.

 

Fuente:

Ekonomista 

La Mente es Maravillosa