Los países están volviendo poco a poco a la normalidad y llega el momento de la vuelta al trabajo. No puedes desatender los cuidados que debes tener para evitar contraer el coronavirus, por lo que aquí te compartimos algunas recomendaciones importantes.

 

Con el levantamiento de las medidas de restricción impuestas durante la cuarentena, las empresas y los trabajadores deberán asumir su vida cotidiana de una forma diferente a la que tenían antes de la llegada del COVID-19. En tal sentido, en el regreso al trabajo se deberán tomar algunas medidas de protección.

Antes que nada, lo primordial será la prevención, por lo que si has tenido coronavirus o sospechas que lo tuviste, o estuviste en contacto con personas que lo padecieron, no deberás regresar al trabajo sin antes confirmar que no te encuentras infectado y de que no constituyes un riesgo ni para ti, ni para los demás.

Medidas básicas de prevención aplicables al regreso al trabajo

En líneas generales, las medidas de prevención más importantes que se deben adoptar en el regreso al trabajo son las mismas impuestas por las autoridades de salud desde que comenzó el brote del COVID-19. Las mismas son:

a) Refuerzo de la limpieza e higiene: para lo cual se deberá proceder a la desinfección de los espacios de trabajo y continuar con el lavado frecuente de las manos. Estos dos pasos aún se consideran efectivos en la prevención de la propagación del virus.

b) Distanciamiento social: mantener las distancias adecuadas entre los trabajadores, proveedores y clientes, deberá continuar siendo una prioridad para evitar el contagio por el coronavirus.

c) El regreso de los trabajadores debe hacerse por etapas: Los que se encuentran en el régimen de teletrabajo podrán continuar su trabajo a distancia. Es lo recomendado por ahora.

De esta forma, solo se espera que regresen al trabajo aquellas personas cuya presencia es considerada estrictamente necesaria y en tal sentido, los empleadores deberán promover medidas que favorezcan la distancia física entre sus trabajadores.

Los últimos en reintegrarse serán aquellos trabajadores mayores de 65 años, así como quienes sufran de enfermedades cardiovasculares o respiratorias.

d) Evitar actividades que involucren reunir personas: por lo que se deberá establecer un máximo de personas en la ocupación de los espacios de trabajo.

e) Los apretones de manos deberán evitarse. El acostumbrado saludo con apretones de manos e incluso beso, deberá evitarse por tiempo indefinido.

Cuidados que se deben tener en la vuelta al trabajo

Se vuelve una medida obligatoria que los empleadores cuenten con planes de contingencia, ahora que sus trabajadores se reincorporan a sus puestos y deben trabajar cara a cara.

Ese plan de contingencia garantizará que se tengan claras las medidas a tomar en términos de prevención, control y vigilancia, y el mismo deberá estar coordinado con los Servicios de Salud y Seguridad ocupacional de la Compañía, los trabajadores y las diversas estructuras que los representan.

Las medidas a aplicar para que la vuelta al trabajo sea segura, serán las siguientes:

1.- Contar con médicos disponibles que puedan movilizarse a las empresas para que brinden asistencia, supervisen y acompañen a los trabajadores que regresan a sus puestos de trabajo.

2.- Los trabajadores deberán contar con jabón líquido, papel y soluciones alcohólicas para limpiarse las manos y poder desinfectar su lugar de trabajo.

3.- Todos deberán desinfectarse las manos al llegar al trabajo e inmediatamente después de retirarse. Deberán hacer lo mismo cuando se comuniquen con otros trabajadores, clientes y/o proveedores, así como cuando tengan que compartir equipo o materiales de trabajo.

cuidados en la vuelta al trabajo después de la cuarentena

4.- Se deberá proceder a ventilar de forma natural los espacios de trabajo interiores.

5.- Se tendrán que desinfectar sistemáticamente, todas las superficies en las que las personas estén en contacto frecuente.

6.- Si en tu empresa cuentas con la punción digital para controlar la asistencia, deberás detener este sistema, ya que puede producirse el contagio a través de las huellas dejadas por el toque del dedo.

Estas medidas deberán aplicarse, tanto para las empresas que tienen contacto directo con el público, como para las que no lo tienen.

Medidas que se deberán aplicar para garantizar el distanciamiento social

Para garantizar el distanciamiento social y así disminuir las posibilidades de contagio por el coronavirus, se deberán aplicar medidas, tales como:

1.- Nueva disposición de las estaciones de trabajo, con la finalidad de reducir al máximo el contacto de los trabajadores.

2.- La distancia mínima en ambientes cerrados, deberá ser de, al menos, 2 metros. En el caso de que esto no pueda implementarse, porque el espacio es muy reducido, entonces deberá recurrirse a las barreras físicas.

3.- Deberá promoverse el uso de mascarillas, viseras, guantes.

4.- Para garantizar el cumplimiento de la regla de distanciamiento social, se podrá recurrir a la alteración o reducción de los horarios, redistribución de tareas, imposición de turnos, el uso de teletrabajo, rotación de los trabajadores o la aplicación de distintos tiempos de descanso.

5.- Debe promoverse el trabajo de forma aislada siempre que sea posible.

6.- Todos los espacios de uso común, deben adaptarse para favorecer el distanciamiento social, como, por ejemplo, hacer marcas en los pisos.

7.- Los viajes de trabajo que no sean estrictamente necesarios, no deberán llevarse a cabo.

8.- En el caso de que deban viajar varias personas en un mismo carro, se deberá buscar la forma de que pueda aplicarse el distanciamiento social y los ocupantes del vehículo deberán usar mascarillas y guantes, así como tener a su disposición gel desinfectante, toallitas de papel, bolsitas para la basura, mismos que deberán contar con las instrucciones de uso.

En conclusión:

La forma como trabajábamos antes difícilmente volverá a ser la misma, por lo menos en el corto plazo. No quedan dudas de que ha cambiado. No significa que sea ni mejor, ni peor, solo será diferente.

Tendremos que dar prioridad más que nunca a nuestra salud y también a nuestra seguridad, y en tal sentido, deberemos cumplir a cabalidad con las medidas de prevención necesarias para garantizar ambos aspectos.

Fuente:

La Nación 

Portafolio