El uso de las mascarillas en general para evitar el contagio del coronavirus es recomendado por unos, mientras que otros plantean que solo deben usarla quienes ya se encuentran enfermos. ¿Son verdaderamente útiles las mascarillas? Conoce la verdad sobre su uso.

 

Las mascarillas escasean en todo el mundo, pero son muchas las personas que las buscan de manera desesperada, porque piensan que con su uso pueden evitar contagiarse con el COVID-19.

Las recomendaciones sobre si son eficaces o no, son contradictorias entre algunas autoridades de la Salud.

Existen los que dicen que, todos deben usarlas si salen de sus casas o tienen que ir a trabajar, mientras que otros mantienen que únicamente deben usarlas quienes se encuentran contagiados, para a su vez evitar contagiar a los demás.

Pero ¿Son verdaderamente eficaces las mascarillas?

Tapabocas, cubrebocas o barbijos son otros nombres con los que se le conoce a las mascarillas, especialmente en los países de América Latina.

Su uso en Asia se encuentra bastante extendido, mientras que en los países occidentales esto no ocurre. Existen autoridades de la Salud que indican que su eficacia para evitar el contagio no se encuentra comprobada.

Incluso, la Organización Mundial de la Salud, no incluye el uso obligatorio de mascarillas en las recomendaciones de protección básica, que son las que después siguen la mayoría de los países.

¿Quiénes deben usarlas?

El uso de las mascarillas está recomendado para dos grupos de personas:

  1. Los que muestran síntomas de tos y estornudos.
  2. Los que cuidan o tratan enfermos por el coronavirus. Especialmente las personas que trabajan en el área de la salud.

¿Por qué el uso de las mascarillas no está recomendado para todo el mundo?

Se dice que las medidas realmente eficaces para evitar el contagio por el coronavirus, son las siguientes:

  • Lavarse las manos frecuentemente con agua y jabón.
  • Mantener la distancia social.
  • Taparse, con el antebrazo o con un pañuelo desechable, la nariz y la boca cuando toses o estornudas.

Todo esto se hace para evitar que las minúsculas gotas de saliva, que se proyectan al estornudar o al toser, entren en contacto con nuestros ojos, nariz o boca, que es por donde nos contagiaríamos con el virus del COVID-19.

La OMS mantiene también que, las mascarillas son efectivas, únicamente si se usan en combinación con la práctica de las medidas anteriores. Por tal razón afirman que, nos son esenciales para la población que no se encuentra contagiada.

¿Cuáles son los riesgos del uso de las mascarillas?

Existen, de acuerdo con la Organización Mundial de la Salud, cuatro riesgos básicos a los cuales se exponen las personas sanas al hacer uso de las mascarillas y te los contamos a continuación:

1.- La gente tiende a tocarse más la cara cuando las llevan puestas para ajustárselas, acción que puede elevar las posibilidades de contagio.

2.- Algunas mascarillas no se ajustan bien a la cara y pueden permitir la entrada de partículas.

3.- Las personas se confían con su uso y tienden a olvidarse de las otras medidas que también son importantes.

4.- Las personas suelen usar las mascarillas durante mucho más tiempo del recomendado, haciendo que la humedad de la propia respiración facilite que se acumulen virus y bacterias en las mismas.

A todo esto, hay que sumarle que, si todos compran mascarillas y lo hacen de forma desesperada, no alcanzan para los que realmente las necesitan, tales como los enfermos y los trabajadores del área de la salud.

Entonces, ¿por qué en los países asiáticos sí existe un uso casi generalizado de las mascarillas?

Porque los gobiernos si promueven el uso de la mascarilla por la población en general. Especialmente si la gente pretende usar el transporte público o necesitan entrar en lugares muy concurridos e incluso, algunos, para poder permanecer en lugares cerrados y poco ventilados.

Asimismo, en algunos de esos países asiáticos, el uso de la mascarilla es habitual, como forma de protección general, contra la contaminación o la gripe.

Y, finalmente, se considera un deber cívico usar las mascarillas si te encuentras enfermo para evitar el contagio de otras personas. Ante eso, no necesitan que el gobierno les imponga su uso de manera obligatoria.

¿Debes o no debes usar la mascarilla cuando sales a la calle?

La Organización Mundial de la Salud dice que, si no tienes síntomas y no te encuentras en contacto directo con una persona enferma, no es necesario usarla.

Y en vista de que existe un desabastecimiento a nivel mundial, los enfermos y los trabajadores del área de la salud deben tener prioridad.

Sin embargo, si existiesen suficientes mascarillas, sería recomendado su uso a las personas que, encontrándose en cuarentena, necesiten salir de sus casas, para prevenir una potencial transmisión asintomática o pre sintomática de la enfermedad.

En tal sentido, como todo se reduce a que no hay mascarillas suficientes para todos, podemos dejar que las mascarillas profesionales estén disponibles para las personas que trabajan en el área de la salud, mientras que la población, puedo optar por la opción de hacer su propia mascarilla casera.

UNA PROTECCIÓN EXTRA NUNCA ESTÁ DE MÁS…

¿Cómo usar la mascarilla correctamente para evitar el contagio con el COVID-19?

Si decides usar mascarilla, debes aprender a ponértela, usarla, quitártela y desecharla, porque de lo contrario, podría convertirse en un riesgo más de contagio.

Para asegurarte que la estás usando de forma correcta, sigue los siguientes pasos:

1.- Antes de colocarte la mascarilla, debes lavarte bien las manos.

2.- Cúbrete la boca y la nariz con la mascarilla y evita que existan espacios entre tu cara y esta.

3.- Asegúrate que la parte colorida está del lado exterior y la parte blanca del lado interior, la primera es a prueba de agua, impidiendo así que entren partículas húmedas, mientras que la segunda es absorbente, por lo tanto, impide que los gérmenes sean liberados a la atmósfera.

4.- Evita tocar la mascarilla mientras la usas. Si lo haces, deberás lavarte las manos con agua y jabón o desinfectártelas con gel hidroalcohólico, que deberá tener una concentración mayor al 60% de alcohol.

5.- Cámbiate la mascarilla tan pronto como ésta se humedezca y no uses más de una vez las mascarillas de un solo uso.

6.- Para quitarte la mascarilla, no toques la parte delantera de la misma, debes retirarla por la parte de atrás.

7.- Deséchala inmediatamente en un recipiente cerrado.

8.- Lávate las manos con agua y jabón o usa el gel hidroalcohólico para desinfectártelas.

uso correcto de la mascarilla

Recuerda: Aún y cuando en muchos países el uso de la mascarilla no es obligatorio, ésta se constituye en otra forma importante de protección, por lo que, no dejes de usarlas cuando necesites salir a la calle. 

Tampoco olvides, poner en práctica las otras medidas de seguridad, como el distanciamiento social, toser y estornudar tapándote la boca con el antebrazo, lavarte las manos frecuentemente con agua y jabón o  usar gel desinfectante. 

Ante la duda o inquietud consulta con tu médico de confianza.

Fuente:

BBC Mundo 

Organización Mundial de la Salud (OMS)