Fortalecer nuestro sistema inmunológico es importante para mantenernos protegidos contra las enfermedades, pero en tiempos de coronavirus es fundamental. Conoce algunas recomendaciones para subir tus defensas y mantenerte saludable.

 

El Sistema Inmunológico

El sistema inmunológico se constituye en la defensa natural con la que cuenta tu cuerpo para protegerse de bacterias, virus o cualquier organismo infeccioso que amenace tu salud.

Por lo tanto, se encarga de combatir y destruir cualquier invasor que entre en tu organismo antes que le cause daño.

Cuando el sistema inmunológico funciona adecuadamente te protege de infecciones que son las que pueden causar enfermedades que pueden ir de ligeras, moderadas a graves, dependiendo de su efectividad.

¿Cómo funciona el Sistema Inmunológico?

El sistema inmunológico funciona de la siguiente manera:

a) Un organismo infeccioso entra en tu cuerpo, bien sea por las mucosas o por la sangre.

b) Tu sistema inmune se encuentra siempre alerta ante la presencia de organismo extraños que sean capaces de dañarlo y enfermarlo. Por lo que, sea cual sea el agente, lo reconoce como un cuerpo ajeno (antígeno) y decide eliminarlo.

c) Los macrófagos son su primera línea de defensa y al detectar la presencia de un antígeno, lo captura y lo destruye.

Cuando el macrófago no es suficiente para detener el avance del antígeno, otras células se unen a él.

d) Células llamadas linfocitos T envían señales químicas llamadas citocinas, que atraen a su vez más linfocitos. También atraen linfocitos de clase B, para que produzcan anticuerpos.

e) Estos anticuerpos se liberan en el torrente sanguíneo para detectar y atacar a los antígenos, de manera que no puedan multiplicarse y a la vez enfermarte.

f) Finalmente, los fagocitos son los encargados de remover el antígeno de tu cuerpo.

Si no cuentas con un sistema inmune saludable, lo más probable es que éste no pueda controlar el ataque de los antígenos y termines enfermándote.

Síntomas que indican que tus defensas se encuentran bajas

Existen algunos síntomas que te pueden indicar que tu sistema inmunológico se encuentra debilitado:

1.- Infecciones frecuentes, tales como: herpes o amigdalitis.

2.- Enfermedades simples que pueden curarse fácilmente, pero que terminan por complicarse.

3.- Ojos secos con frecuencia.

4.- Fiebre frecuente.

5.- 5 escalofríos.

6.- Manchas rojas o blancas en la piel.

7.- Fatiga o cansancio excesivo.

8.- Caída acentuada del cabello.

9.- Diarrea que no se cura por más de dos semanas.

10.- Náuseas y vómitos.

11.- Alergias.

12.- Resfriados.

13.- Heridas que tardan en cicatrizar.

sistema inmunologico saludable

6 Consejos para estimular tu sistema inmunológico

Puedes aumentar las defensas rápidamente para que tu organismo se encuentre fuerte y saludable, solo tienes que poner en práctica los siguientes consejos:

1.- Evita el estrés.

Cuando éste se convierte en algo crónico puede ocasionarnos serios problemas de salud.

2.- Duerme por lo menos 8 horas diarias.

Un sueño tranquilo y reparador es indispensable para que tu sistema inmune funcione eficientemente.

3.- Practica una alimentación saludable y balanceada.

Será una alimentación que deberá contener alimentos y nutrientes ricos en: Vitamina C (aumenta la producción de glóbulos blancos), Vitamina A (crea barreras naturales contra las infecciones), Vitamina E (vital para un sistema inmune eficaz), Vitamina B6 (vital para la producción de glóbulos blancos nuevos y saludables), Zinc y Selenio (ayudan a mejorar el funcionamiento de las células que forman parte tu sistema de defensa).

También debes aumentar el consumo de:

a) Ajo: Reduce la presión arterial y previene el endurecimiento de las arterias.

b) Jengibre: Ayuda a reducir las enfermedades inflamatorias.

c) Yogur: Incrementa las defensas naturales del cuerpo.

d) Cúrcuma: Es un potente antiinflamatorio.

e) Té verde: Un poderoso antioxidante que mejora la función del sistema inmune.

f) Suplementos que ayuden a mejorar la barrera de defensa.

Algunos de los alimentos a los que deberás dar preferencia, teniendo todo lo anterior en cuenta, serán: los brócolis, espinacas, tomate, chile dulce, kiwi, naranja, fresas, papaya, limón, cereza, toronja, guayabas, mandarinas, melocotón, hígado, huevos, lácteos, frutos secos, mariscos, entre otros.

Deberás evitar los alimentos altos en grasas, procesados y comida rápida.

4.- Practica ejercicios con regularidad.

Hacer ejercicio de forma moderada te ayudará a mantener una buena salud en general, así como un sistema inmunológico eficiente.

Te permitirá liberar el estrés, acelerar la circulación de los glóbulos blancos y disminuir la presencia de enfermedades crónicas.

5.- Mantén una hidratación adecuada.

Para ello, deberás consumir diariamente al menos 8 vasos de agua.

Hacer esto protegerá tus riñones, evitará el estreñimiento, mantendrá tu boca saludable, facilitará el funcionamiento del corazón, las mucosas serán más resistentes y tus ligamentos estarán protegidos.

6.- Lleva a cabo una buena higiene.

Mantener la higiene puede evitar que entren gérmenes en nuestro organismo, por lo que serán buenas prácticas:

  • Bañarte diariamente.
  • Lavarte las manos durante 20 segundos, sin olvidar frotar las uñas.
  • Lavarte las manos después de ir al baño, antes de comer, o después de tener contacto con tu mascota, superficies o antes de manipular los alimentos.
  • Desinfecta las superficies compartidas.
  • Tápate la boca al estornudar o toser.

Como ves, tu sistema inmunológico es fundamental para mantenerte sano, por lo que debes estar siempre atento y aplicar las medidas necesarias para que éste funcione correctamente. Si sigues estos consejos, podrás evitar posibles daños y enfermedades en tu cuerpo.

Fuente:

Mejor con Salud 

Tua Saúde