Si existe un alimento que tiene bien merecido el nombre de superalimento este es la Moringa. Conoce cómo esta planta puede, literalmente, darle un empujón a tu salud.

 

La Moringa es una planta medicinal poderosa, originaria de la India, pero que actualmente, puede observarse su cultivo en: Asia, América e incluso en Europa. Cuenta con numerosas propiedades terapéuticas y es muy utilizada para mejorar la alimentación, la belleza y especialmente, la salud.

De esta planta se puede aprovechar prácticamente todo, las partes más resaltantes son: Las semillas, el fruto y las hojas.

¿Qué puedes obtener de la Moringa?

La moringa puede aportar grandes beneficios a nuestra salud y en realidad, podemos hablar de una larga lista de sus usos y aplicaciones, pero te mencionamos las que han sido probadas científicamente:

1.- Puede considerarse una gran fuente de hierro.  

En tan solo 5 gramos de sus hojas, podemos encontrar entre 1,6 mg a 2,5 mg de hierro, lo que se traduce en un 10% a un 15 % de nuestras necesidades diarias de este mineral.

Para favorecer la absorción del hierro, puede consumirse combinándola con frutas que cuenten con un alto contenido de vitamina C.

Gracias a ese gran aporte de hierro, puede ser muy beneficiosa para el tratamiento de la anemia.

2.- Posee un alto porcentaje de nutrientes.

Unos 20 gramos de hojas frescas de moringa pueden aportar a nuestro cuerpo el 20 % de las necesidades diarias de Vitamina B6 y el 12% del hierro y de las Vitaminas B2 y C.

Las vainas de la Moringa pueden aportar casi el triple de Vitamina C.

3.- Excelente fuente de calcio y magnesio.

La moringa es súper efectiva en el fortalecimiento de los huesos, el tono muscular y el sistema nervioso.

1 cucharada de moringa, aporta el 10% de la cantidad que nuestro cuerpo necesita ingerir diariamente.

En 20 gramos de hojas frescas, podremos obtener un aporte del 8 % de magnesio que nuestro cuerpo necesita consumir a diario.

4.- Puede funcionar como un suplemento natural de Vitamina E.

El consumo de esta vitamina es importante porque protege las membranas celulares, estimula el sistema inmunológico y beneficia el sistema cardiovascular.  Sin embargo, no es muy fácil de obtener de forma natural, sus fuentes principales son: las semillas y los aceites crudos vegetales.

Por su parte, 5 gramos de moringa, pueden aportar el 23 % de la cantidad diaria que nuestro cuerpo necesita.

Moringa. Dale un empujón a tu salud

5.- Repleta de antioxidantes.

La moringa podría considerarse una mina de antioxidantes. De ella, pueden obtenerse un total de 40, de los que destacan: la quercetina y la vitamina A.

El consumo de Vitamina A es muy importante para nuestro organismo, puesto que protege la piel, las mucosas y ciertos órganos vitales.

De 5 gramos de moringa, podrás obtener hasta un 20 % de las necesidades diarias de esta gran vitamina.

La quercetina, le aporta a la moringa a su vez, propiedades anticancerígenas y antidegenerativas.

6.- Inyección de energía con mayor consumo de Vitamina B1.

La tiamina, mejor conocida como Vitamina B1, es la encargada de convertir los carbohidratos que consumes, en la energía necesaria para que tu cuerpo, cerebro y sistema nervioso funcionen de forma óptima. Es fundamental para el crecimiento, desarrollo y funcionamiento de las células del organismo.

Una cucharada de moringa, te podrá aportar un 12 % de la cantidad diaria recomendada de esta importante vitamina.

¿Cómo preparar la moringa?

Las hojas secas de la moringa, las cuales continúan conservando buena parte de sus propiedades, pueden utilizarse para hacer té o infusiones.

También pueden triturarse, con lo que se obtendrá moringa en polvo, excelente para consumirse en comidas, combinarla con curry, o tomarla en cápsulas.

Las hojas frescas, como tienen un sabor un poco fuerte, pueden usarse en sopas, ensaladas y en guisos.

Las semillas pueden comerse, verdes, tostadas, en polvo, en infusión o para preparar un rico té. O pueden usarse como condimento.

Por su parte, las vainas se cosechan verdes y son comestibles. Pueden comerse crudas o cocidas. Su sabor recuerda el sabor de los espárragos.

Las flores pueden usarse para la preparación de té o infusiones, a veces muy usados en casos de resfriados.

¿Dónde se adquiere la moringa?

Las hojas frescas podrás obtenerlas de los árboles o de mercados especializados.

La moringa seca o en polvo, podrás adquirirla en tiendas naturistas y en tiendas online. Esta presentación es excelente, porque aún estando seca o en polvo, la planta sigue conservando sus propiedades.

Algo a lo que debes prestar atención, es al color que tiene la moringa cuando la consigues seca. Su color debe ser verde vivo, ya que este será el indicativo de que el proceso de secado fue el correcto.

Si te encuentras con una moringa seca de color marrón, será señal de que el proceso de secado no fue el apropiado.

La moringa debe ser consumida como suplemento de una dieta equilibrada y saludable, preferiblemente basada en el consumo de productos ecológicos y orgánicos. No debes usar la moringa como sustituto de ningún alimento.

La forma como ésta sea absorbida por el organismo dependerá del tipo de dieta que lleves a cabo.

Antes de decidir el consumo de esta poderosa planta, es recomendable que lo consultes con tu médico de confianza.

Cosas que no debes hacer:

  • No consumas mucha cantidad de moringa cuando comiences a usarla.
  • No cocines el polvo de moringa. Someter la moringa a temperaturas superiores a 47 grados centígrados, hará con que pierda buena parte de sus propiedades.
  • No ingieras moringa en ayunas, a menos que la estés usando como laxante natural.

Ten presente que la moringa es un alimento, no un medicamento. Su uso debe ser primordialmente preventivo.

 Moringa Oleifera Orgánica 1600 mg + Acai 1200 mg | Producto BIO | Testado en Laboratorio | 120 Cápsulas | Tensión + Colesterol + Antioxidante | Vegano | Vegavero

Moringa y vitamina C para reducir el colesterol y como antiinflamatorio natural – Moringa + Acai + Vitamina C como antioxidante natural y para ayudar a adelgazar – 30 comprimidos 

Fuente:

Ecoport Al 

Ecoticias 

Imágenes por: Pixabay