¿Estás constantemente triste?¡Conoce los tipos de Depresión!

//¿Estás constantemente triste?¡Conoce los tipos de Depresión!

¿Estás constantemente triste?¡Conoce los tipos de Depresión!

Por | 2017-04-19T14:49:12+00:00 abril 19, 2017|Salud|Sin comentarios
¿Te sientes triste con mucha frecuencia?¿Sabías que la depresión afecta a aproximadamente 350 millones de personas alrededor del mundo y que se puede manifestar de diversas maneras?¡Aprende a distinguir los distintos tipos de depresión!

 

Estar triste o melancólico, no es un problema, de hecho son dos sentimientos naturales de las personas que pueden estar presentes en sus vidas en determinado momento o como consecuencia de algún evento puntual. Pero el sufrir de sentimientos severos y prolongados de tristeza que puedan afectar nuestra capacidad de relacionamiento con otros o nuestro desempeño en las distintas actividades diarias, allí sí, la tristeza se convierte en una enfermedad, mejor conocida como Depresión.

 

Este estado de tristeza profunda, puede tener su origen en diferentes causas:

 

Bioquímica. Esto significa que la persona afectada por esta efermedad presenta niveles muy altos de cortisol y de varios agentes químicos que actúan en el cerebro, como lo son: noradrenalina, dopamina, serotonina.

 

Ahora bien, cuál sería la razón que haría que estos neurotransmisores se encuentren en cantidades más elevadas de lo normal en nuestro cerebro?

 

a) Los motivos pueden ser hereditarios, el haber crecido con una visión triste del mundo adquirida a través de los padres o el haber vivido una infancia en un ambiente desfavorable.

 

b) Pérdidas emocionales profundas.

 

c) Pérdida de un trabajo.

 

d) Falta de capacidad de adaptación a determinados cambios.

 

¿Cómo saber si sufro o no de depresión?

 

Existen algunos síntomas que te podrán dar un indicio de que podrías estar enfrentando una posible depresión, por lo que debes prestar atención ellos.

 

a) Generalmente, las personas depresivas presentan un estado de ánimo afectado por una profunda tristeza y también por una inexplicable irritabilidad.

 

b) Falta de interés en llevar a cabo las actividades del día a día.

 

c) Puede existir una pérdida importante de peso, que nada tiene que ver con estar llevando a cabo dietas para tal fin.

 

d) Pérdida de sueño o por el contrario gran necesidad de dormir.

 

e) Pérdida de la energía.

 

f) Sentimientos de culpa, inutilidad que que nada tienen que ver con la realidad.

 

g) Movimientos lentos.

 

h) Disminución de la concentración.

 

i) En los caso más graves, pensamientos recurrentes en la muerte o en el suicidio.

 

La presencia de cinco o más síntomas de los anteriormente mencionados, durante un período de dos semanas o más, podrá ser un indicativo de que estás sufriendo de depresión.

 

Pero la Depresión, no suele presentarse de un única forma, pues existen diversos tipos que requieren de tratamientos diferentes y de allí la necesidad de recurrir a la ayuda de un especialista, para que puedas superar esta enfermedad de forma exitosa, ya que al no atenderla de la manera apropiada, puede llegar a volverse incapacitante.

 

¿Cuáles son los tipos de Depresión?

 

1.- Depresión Mayor: Suele presentar sus primeros indicios en la adolescencia o en la adultez joven. La persona que sufre este tipo de depresión suele presentar fases de un estado de ánimo normal entre fases depresivas que pueden durar meses o años. Este tipo de depresión puede representar serios problemas para la persona que la padece si la misma no es tratada a tiempo y de forma eficaz. Puede llegar a ser incapacitante.

 

Este tipo de Depresión puede a su vez manifestarse de dos formas diferentes:

 

a) Depresión con episodio único. Como su nombre lo índica, se presenta una única vez en la vida del individuo.

 

b) Depresión Recidivante: La persona que la padece sufre de los síntomas de la depresión, por lo menos dos o más veces en su vida. La separación entre un episodio y otro, deberá ser mayor a dos meses, sin presentar síntomas.

 

2.- Distimia: Esta se considera menos grave que la Depresión Mayor. También se le conoce como Depresión Crónica. La característica que la distingue, es la presencia en la persona que la sufre de una tristeza profunda, la mayor parte del día, durante casi todos los días, por un período que puede extenderse a dos años. Las personas que sufren de este tipo de depresión, también podrán llegar a sufrir de episodios de Depresión Severa en algún momento de su vida (lo que recibe el nombre de Depresión Doble). Las personas que la sufren pueden llevar una vida normal pero con una dificultad permanente en disfrutar la vida. Se encuentran plagados de sentimientos negativos, desesperanza, desánimo e insatisfacción.

 

3.- Trastorno o desorden Bipolar: También se le conoce como enfermedad maníaco-depresiva. En este caso, existe en quienes la sufren, una alteración en los mecanismos que regulan el estado de ánimo, pasando alternativamente de la euforia a la depresión, llegando en algunos casos a la necesidad de hospitalización. Cuando la persona se encuentra en su estado eufórico, se comportará como una persona hiperactiva, que habla mucho y tiene una gran cantidad de energía. En el ciclo de la depresión, presentará alguno o todos los síntomas mencionados anteriormente.

 

Pese a que podemos incluirlo dentro de los tipos de depresión, combina estados depresivos con estados de manía, lo que transforma al trastorno bipolar en una patología seria, que no debe confundirse con un estado de inestabilidad emocional. Su tratamiento será distinto al de la depresión, ya que deberá estar acompañado por estabilizadores de humor.

 

En los estados de manía, algunos de los síntomas que presenta la persona que la padece, son los siguientes:

 

Autoestima exagerada, menor necesidad de descanso, mayor irritabilidad, participación en actividades de riesgo (abuso de alcohol, drogas, promiscuidad), sentimientos de euforia, marcados cambios de estado de ánimo (de feliz a tonto, enojado, agitado, agresivo), escaso sentido común.

 

Si la manía no es tratada puede llevar a un estado psicótico.

 

4.- Trastorno Afectivo Estacional: Su principal característica es que ocurre en una determinada época del año. Generalmente, la fase de la depresión se presenta en otoño e invierno y remite en primavera, verano.

 

5.- Trastorno Premenstrual: Se caracteriza por la presencia de síntomas de irritabilidad y algunos otros síntomas de la depresión que preceden a la menstruación. Sus síntomas aparecen una semana antes del período menstrual y desaparecen después. Este trastorno suele afectar a un porcentaje mínimo de mujeres (entre un 3% a un 8%).

 

6.- Depresión Post-Parto: Alrededor del 10 al 15 % de las nuevas madres la padecen. Se caracteriza por la presencia de un llanto constante, ansiedad, falta de sueño, incapacidad de tomar decisiones sencillas. En algunos casos, se produce una ruptura total denominada psicosis post parto. Las razones por las que sucede esto, no son lo suficientemente claras, aunque muchos lo adjudican al estrés y al desajuste hormonal producido durante el embarazo y el posterior parto. El haber sufrido de depresión, podrá aumentar los riesgos de llegar a padecer de la depresión post-parto.

 

Luego de haber sufrido de algún tipo de depresión y de llevar a cabo un tratamiento farmacológico o psicoterapéutico, que haya mejorado la condición del paciente, es muy importante apostar por la prevención. Para lo cual será muy importante, cuidar la salud física, tener pensamientos positivos, reanudar las responsabilidades en forma gradual, no compararse con otras personas, aprender a aceptarse a uno mismo, seguir hasta el final y de la forma adecuada el tratamiento asignado, expresar las emociones, mantener en contacto con el terapeuta, comer de forma equilibrada y hacer ejercicios.

 

El ambiente que rodea a una persona que sufre de depresión es de vital importancia para poder lograr su rehabilitación, por lo que el cariño y la comprensión de los familiares y amigos será fundamental. En este caso, la paciencia será muy importante, visto que la falta de ganas y desmotivación de los enfermos podrá provocar desesperación. Se deberá sugerir y no ordenar actividades, proponer en lugar de imponer e inducir siempre al paciente a culminar su tratamiento.

 

Fuente:

 

iFight Depression

Psicología y Mente

Acerca del autor:

Me gusta el ramo de las ventas, el emprendimiento y evaluar diferentes ideas para convertirlas en un negocio rentable. Estoy inmerso de lleno en crecer personal y profesionalmente, ya que pienso que el saber, nunca está de más y siempre te será de utilidad.

Deja tu comentario

Contactos

Si quieres ponerte en contacto con el equipo de Adipiscor envíanos un email a servicio.al.cliente@adipiscor.com También puedes ingresar a la página de Contactos y rellenar el formulario.