¿Tienes la piel de la cara enrojecida, bastante sensible y con una sensación de picor? Puede que estés sufriendo de rosácea. Conoce de qué se trata esta condición y cuáles son sus tratamientos.

 

Rosácea

La rosácea es una enfermedad crónica de la piel que se produce específicamente en el rostro y que puede afectar también a los ojos.

Es más común entre las mujeres que entre los hombres y suele tener mayor incidencia en las personas de piel clara que se encuentran en una edad mediana o avanzada.

El problema con esta enfermedad es que, además de afectar la piel, tiende a repercutir de forma negativa en la persona que la padece. Pero debes saber que, aunque no existe un tratamiento que la cure, sí existen algunos que son efectivos en hacer que sus síntomas se puedan controlar de forma significativa.

Si te ha interesado este tema es porque tal vez estés sufriendo de rosácea o ves la piel de tu cara enrojecida, pero no tienes un diagnóstico definido, y quieres conocer un poco más sobre el tema para mejorar el aspecto de tu piel, y así poder sentirte bien contigo mismo y ser un poco más feliz.

Empecemos con datos importantes que debes conocer sobre esta enfermedad…

Tipos de Rosácea

Existen cuatro estadios para la enfermedad de la rosácea:

a) Diátesis rosácea: cuando aparecen los episodios de enrojecimiento y rubor.

b) Estadio I: surgen eritemas persistentes con telangiectasias (vasos sanguíneos pequeños y dilatados).

c) Estadio II: aparecen pápulas y micropústulas.

d) Estadio III: a todo lo anterior se unen los nódulos.

Debes tener en consideración que la enfermedad no siempre progresa de la misma manera, por lo que podría aparecer la enfermedad en el estadio II o III directamente, sin haber tenido los síntomas de los estadios anteriores.

Síntomas más comunes

Entre los síntomas más característicos de la rosácea se pueden mencionar:

  • Enrojecimiento de la piel.
  • Vasos sanguíneos visibles en la cara.
  • Pequeñas protuberancias rojas llenas de pus.
  • Inflamación de la nariz.
  • Piel gruesa, habitualmente en la barbilla, nariz y mejillas.
  • Piel muy sensible.
  • Ardor, picor y/o edema.
  • Problemas oculares, tales como: ojos secos, hinchados o irritados y párpados rojos o hinchados.
  • En casos más graves puede producirse un agrandamiento de las glándulas sebáceas, especialmente en la nariz, dándole un aspecto bulboso, llamado rinofima.
  • Es muy común que se confunda con acné o la rubicundez natural.
  • Aparece durante semanas o meses y luego, tiende a desaparecer por un tiempo.

La rosácea no tiene cura, pero con un buen tratamiento se puede llegar a controlar y reducir de forma significativa los síntomas.

 

 

Factores desencadenantes de la rosácea

Se cree que la rosácea puede ser el resultado de una combinación de factores hereditarios y ambientales, pues su causa de origen aún es desconocida.

Los factores que pueden desencadenar la rosácea son: las bebidas alcohólicas, así como las bebidas picantes o calientes, las temperaturas extremas, la luz del sol o el viento, el estrés, el ejercicio, medicamentos que dilatan los vasos sanguíneos o indicados para la presión arterial y algunos productos cosméticos.

También puede contribuir con su aparición: el ser mujer de piel blanca dañada por el sol, tener más de 30 años, fumar y contar con antecedentes familiares de rosácea.

Tratamiento de la Rosácea

Como te hemos dicho anteriormente, la rosácea no tiene cura, pero sí existen tratamientos que pueden mitigar sus síntomas, así que no te desesperes.

El éxito de estos dependerá de la existencia de una buena combinación entre medicamentos recetados y un buen cuidado de la piel.

A) Medicamentos Tópicos.

Los medicamentos tópicos pueden disminuir el enrojecimiento ya que son capaces de reducirlo al estrechar los vasos sanguíneos. Podrás observar sus efectos después de 12 horas de haber hecho la primera aplicación.

Debes tener en consideración que el diagnóstico de esta enfermedad debe hacerlo un dermatólogo y tiene que ser éste quien te indique los tratamientos que debes seguir.

Si sufres de una rosácea que va de moderada a severa, el dermatólogo podrá recurrir a los antibióticos orales.

Si tienes una rosácea grave, el médico te puede sugerirte otros medicamentos más potentes.

B) Tratamientos Alternativos:

Además de los medicamentos mencionados anteriormente, el dermatólogo puede sugerirte terapias con láser o luz pulsada, crioterapia o electrocoagulación, que pueden ser muy efectivos.

C) Prácticas de Cuidado Personal:

Existen algunas prácticas de cuidado personal y estilo de vida que pueden ayudarte a mejorar el aspecto de tu piel y prevenir los brotes de rosácea:

1.- Utiliza limpiadores suaves específicos para tu condición.

2.- Evita el agua caliente en tu higiene diaria, así como los baños con altas temperaturas.

3.- No realices tratamientos exfoliantes, mecánicos o peelings químicos, pues están contraindicados cuando se padece de rosácea.

4.- Usa cremas específicas para quienes tienen esta condición, ya que suelen ser más hidratantes y ayudan a prevenir la irritación, picor, escozor y quemazón.

5.- No frotes ni toques demasiado tu rostro.

6.- Usa, siempre que salgas a la calle, protección solar de 30 o superior.

7.- Controla los cambios bruscos de temperatura.

8.- Evita el estrés y la ansiedad.

D) Alimentación:

Debes estar siempre atento a tu alimentación y optar por una dieta rica en vitaminas C y D.

Evita el consumo de comidas muy picantes, con muchas especias o grasas.

Reduce el consumo de alcohol, tabaco y/o café. Lo ideal sería dejar de consumirlos.

Bebe mucha agua para mantener una hidratación adecuada.

Toma algún producto que contenga ingredientes vasocompresores como el ruscus, antioxidantes y antiinflamatorios, para que puedan ayudarte a mejorar los resultados del tratamiento.

Si pones en práctica y de manera habitual en estos consejos, lo más probable es que la rosácea mejore, podrás lucir una piel más sana y recuperarás la confianza en ti mismo.

¿Quieres saber más?

Ten en cuenta que,

Adipiscor.com no da asesoramiento médico y recomienda consultar a un especialista antes de probar tratamientos alternativos para cualquier enfermedad. Este sitio sólo busca compartir información que pueda ayudar de manera general a las personas. 

Fuente:

Cuídate Plus 

MedlinePlus