Descubre los importantes beneficios de la Vitamina D

///Descubre los importantes beneficios de la Vitamina D

Descubre los importantes beneficios de la Vitamina D

Por | 2018-05-14T18:12:09+00:00 mayo 14, 2018|Enfermedades|Sin comentarios
¿Sabes qué es la Vitamina D? ¿Conoces el impacto que esta vitamina puede tener en tu salud? ¡Te contamos cómo obtenerla y en qué cantidades debes consumirla para que puedas gozar de todos sus beneficios!

 

La Vitamina D, es más que una vitamina, ya que en su mayoría es elaborada por nuestro propio cuerpo, sin la intervención de alimentos orgánicos. A través de la alimentación, únicamente podremos obtener entre un 10% a un 20% del total que necesitamos. La Vitamina D, es considerada también una hormona, pues tal como ellas, tiene la capacidad de de influenciar las vías metabólicas, las funciones celulares y es capaz de activar o reprimir varios genes.

Ingrediente secreto:

Si se le tuviera que dar un único ingrediente al organismo, para la prevención y en muchos casos para el tratamiento de enfermedades, tales como: las cardíacas, los cánceres más comunes, accidentes cerebro-vasculares, enfermedades infecciosas como la gripe o tuberculosis, la diabetes tipo 1 y 2, la demencia, la depresión, el insomnio, la debilidad muscular, dolores en las articulaciones, fibromialgias, osteoporosis, artritis reumatoide, psoriasis, esclerosis múltiple y la hipertensión, éste sería la Vitamina D.

Beneficios de la Vitamina D

Esta vitamina es casi milagrosa, pues con ella podemos obtener una cantidad considerable de beneficios en nuestra salud.

1.- Salud ósea. Es excelente par prevenir la osteopenia, osteoporosis, osteomalacia, raquitismo y las fracturas.

2.- Salud Celular. Previene determinados tipos de cáncer, tales como: el de próstata, páncreas, mama, ovarios, y colon. También ayuda a prevenir enfermedades infecciosas e infecciones de las vías respiratorias superiores, asma, sibilancias.

3.- Salud de los órganos. Previene enfermedades cardíacas y accidentes cerebro-vasculares, previene la diabetes tipo 2, la periodontitis, la pérdida de los dientes, además de otras enfermedades inflamatorias.

4.- Salud de los músculos. Contribuye para el fortalecimiento de los músculos.

5.- Salud autoinmune. Previene la esclerosis múltiple, la diabetes mellitus tipo 1 , la enfermedad de Crohn y la artritis reumatoide.

6.- Salud cerebral. Previene la depresión, la esquizofrenia, el Alzheimer, y la demencia.

7.- Salud relacionada con el humor. Previene los disturbios del sueño, los disturbios afectivos estacionales, síndrome de la tensión premenstrual, aumentando la sensación de bienestar.

¿En dónde podemos obtenerla?

Como lo hemos mencionado anteriormente, el cuerpo puede obtener parte de la Vitamina D que necesita, de los alimentos, pero sólo puede cubrir entre un 10% a un 20 % del total que el organismo necesita. El otro 90% u 80% restante, es el cuerpo quien lo elabora a partir de la luz que recibe del sol. En los países en los que no existe suficiente luz solar en algunas temporadas del año, la misma deberá ser consumida en forma de suplemento.

La exposición al sol deberá ser de tres a cuatro días por semana, por unos 10 minutos, para que nuestro organismo pueda alcanzar los niveles correctos de Vitamina D. La que es producida por la piel se almacena en el tejido adiposo y en los músculos y será a partir de allí desde donde será utilizada.

¿Cuál es la dosis diaria recomendada de Vitamina D?

Esto dependerá de varios factores, entre ellos: la edad, si la persona se encuentra embarazada o sufre de osteoporosis u otras enfermedades óseas.

Las dosis recomendadas para los bebés, de menos de una años será de: 600 UI (Unidades Internacionales).

Para los bebés mayores de un año hasta los niños que están entrando en la pubertad. La dosis será de 1000 UI.

Considerando que en la adolescencia, los huesos se encuentran en crecimiento, esta podrá ser una época en la que se requiera de mayor cantidad de Vitamina D, siendo de 1000 UI por casa 12 kg de peso.

En la adultez, las dosis diarias se estabilizan en las 5000 UI. En el caso de las mujeres embarazadas, la dosis asciende a 6000 UI, lo mismo que para las personas de la tercera edad con más de 70 años, o que sufren de enfermedades óseas, como por ejemplo: la osteoporosis.

¿Son los suplementos de Vitamina D, realmente necesarios?

Teniendo en cuenta que en la sociedad actual, nos exponemos cada vez menos a la luz del sol porque los trabajos en su mayor parte se realizan bajo techo, o usamos protectores solares, todo el tiempo, para protegernos de los rayos ultravioletas y sus posibles daños en nuestra piel, existe un elevado porcentaje de la población que sufre de déficit de esta vitamina. Si tomamos en consideración también, las condiciones climáticas y el hecho de que es muy difícil cumplir con el requerimiento diario a través de la alimentación, llegamos a la conclusión de que si queremos reponer de forma rápida la Vitamina D en nuestro organismo, lo mejor será recurrir a los suplementos.

Contraindicaciones de la Vitamina D.

Sabemos que el consumo de Vitamina D es fundamental, y que ésta puede aportar grandes beneficios a nuestra salud, pero debemos tener mucho cuidado de no consumir grandes dosis de la misma, ya que puede volverse tóxica y tener consecuencias nocivas en nuestro organismo.

Un exceso en el consumo de Vitamina D, producirá los siguientes síntomas: hipercalcemia (números elevados de calcio en la sangre), depósitos de calcio en los tejidos blandos, tales como: los riñones, el corazón, los pulmones y el sistema vascular. La toxicidad por consumo excesivo de la provitamina D, puede ser una causante de hipertensión arterial.

En el sistema gastrointestinal, la sobredosis de Vitamina D, generará síntomas, como: náuseas, vómitos, anorexia, poliuria (producción excesiva de orina), polidipsia (sed incrementada), debilidad, prurito, eventualmente, fallo renal.

En definitiva, la Vitamina D, juega un papel fundamental en el mantenimiento de la salud de tu organismo, por lo que debes vigilar tu dieta y exponerte razonablemente a la luz solar, para poder garantizar la cantidad que tu cuerpo necesita para hacerlo funcionar de manera eficiente. "En el caso de que decidas comenzar a ingerir suplementos de Vitamina D, deberás primero consultarlo con tu médico de confianza".

 

Fuente:

Wikipedia

Infobae

Acerca del autor:

www.adipiscor.com es el sitio en donde el Cómo se hacen las cosas, Quién te puede ayudar a hacerlas y Qué necesitas, se combinan para ayudar a hacer más fácil la vida de las personas. ¡Somos Gente que Ayuda a la Gente!

Deja tu comentario

Contactos

Si quieres ponerte en contacto con el equipo de Adipiscor envíanos un email a servicio.al.cliente@adipiscor.com También puedes ingresar a la página de Contactos y rellenar el formulario.