¿Tienes un familiar contagiado con Coronavirus COVID-19 y no sabes muy bien cómo proceder? Te contamos algunas medidas que debes poner en práctica para disminuir la transmisión del coronavirus en tu hogar.

 

Todavía, para algunos, no está del todo claro cómo proceder si tienen a un familiar contagiado con el Coronavirus COVID-19 en su hogar. Son muchas las dudas que surgen, por lo que hemos recogido para ti algunas recomendaciones.

Si tienes algún familiar que ha sido infectado con el Coronavirus COVID-19 y debes cuidarlo, existen medidas de protección que deberás poner en práctica, tanto para ti como para las otras personas que habitan contigo y que no están contagiadas.

Medidas para la prevención del contagio

1.- Lavarte las manos con agua y jabón, antes de comer o de ir al baño, así como después de haber tenido contacto con la persona enferma o con su entorno inmediato.

2.- Usar mascarilla cuando te encuentres con la persona enferma. Asimismo, deberás hacer uso de guantes desechables cuando tengas que manipular desechos orgánicos como: la orina, las heces, vómitos.

Al terminar, deberás retirar los guantes, echarlos al cajón de la basura y lavarte las manos.

Cosas a las que debes prestar atención

1.- Acude de inmediato al centro de salud más cercano si observas en la persona que estás cuidando, los siguientes síntomas: dolor en el pecho, dificultad para respirar, convulsiones, secreciones nasales o por boca acompañadas con sangre, somnolencia, desorientación, diarrea persistente y/o vómitos.

2.- Mantén a la persona enferma en reposo, siguiendo las indicaciones médicas y alejada del resto de las personas que viven en tu casa.

3.- Evita que los miembros de tu hogar compartan objetos personales, especialmente con la persona enferma.

4.- La persona enferma deberá estar correctamente hidratada y no podrá descuidar su alimentación. Por otro lado, no es buena idea automedicarse y se deben usar solo los medicamentos indicados por el médico.

5.- Al estar en contacto con superficies como los pasamanos de las escaleras o las perillas de las puertas, debes lavarte las manos con agua y jabón o desinfectarte las manos con gel a base de alcohol al 70 %.

6.- Evita el contacto directo con las secreciones nasales o con la saliva del enfermo.

7.- Asegúrate que la persona a la que cuidas entiende que debe seguir normas sencillas, como: al estornudar taparse la boca y nariz con un pañuelo, con un papel, o con el antebrazo y que debe lavarse las manos constantemente con agua y jabón o usar el gel desinfectante.

8.- Si existen personas en tu hogar que sufren de diabetes, tuberculosis, VIH/SIDA, o cualquier enfermedad respiratoria o del corazón, deben mantenerse alejadas de la persona infectada con coronavirus.

¿Cómo mantener la higiene de tu hogar?

Si estás cuidando a una persona enferma con Coronavirus COVID-19 en tu hogar, deberás asegurarte de mantener la higiene al máximo.

Empezando por desinfectar todos los objetos con los que la persona contagiada ha estado en contacto, tales como: teléfonos, celulares, manubrios de las puertas, llaves del fregadero y del lavamanos.

Tendrás que desinfectar el baño con cloro todos los días y si es de uso común, deberás hacerlo varias veces al día.

La habitación en la que se encuentre la persona enferma deberá encontrarse libre de polvo, por lo que deberás limpiar las superficies de manera frecuente con un paño húmedo y con desinfectante.

Por último, deberás mantener ventilada la habitación el mayor tiempo posible.

¿En dónde debe permanecer la persona enferma con coronavirus COVID-19 en el hogar?

La persona enferma con coronavirus COVID-19, debe mantenerse en reposo, en una habitación separada de las áreas comunes de la casa o en un área separada por una cortina.

La misma deberá ser un espacio tranquilo y en la que se deberá limitar la entrada de las personas que no se encuentran enfermas a menos que sean casos estrictamente necesarios.

En la medida de los posible, deberán abrirse las puertas y ventanas para mantener la habitación lo mejor ventilada posible.

En el caso de que la persona enferma deba estar en algunas de las áreas comunes, es obligatorio que use una mascarilla.

Si la persona enferma se encuentra lactando…

Podrá continuar haciéndolo, tomando la precaución de lavarse las manos con agua y jabón, antes y después, de amamantar al bebé.

Asimismo, deberá usar un pañuelo, papel o servilleta al estornudar o toser.

cuidados del coronavirus

¿Cómo apoyar emocionalmente a la persona enferma con Coronavirus COVID-19?

La persona afectada por el coronavirus COVID-19 puede llegar a sentirse emocionalmente afectada por esta enfermedad y por toda la situación que la envuelve. En tal sentido, es recomendable:

1.- Mantenerte siempre calmado, para no transmitirle ningún tipo de ansiedad.

2.- Escucharla sin interrupciones mientras intenta expresarse, mostrándole comprensión y apoyo.

3.- Dale a la persona enferma el tiempo necesario para que procese la información y comparta sus temores e intenta siempre transmitirle pensamientos esperanzadores.

4.- Deberás tener especial cuidado con los niños para que no se sientan asustados, ya que podrá ser difícil para ellos entender la situación.

En el caso de los adolescentes (como existe una tendencia a no saber medir los riesgos), deberás promover espacios de armonía y reflexión sobre la importancia del autocuidado, así como motivarlos a que difundan estas medidas de protección entre sus amistades.

5.- Procura que la persona a la que estás cuidando no se sienta sola y promueve actividades que la distraigan y tranquilicen dentro de la seguridad del hogar.

¿Cómo evitar volvernos presas del nerviosismo generado por el Coronavirus COVID-19?

Es normal que, ante la propagación rápida que ha tenido el Coronavirus COVID-19 y la incerteza de a dónde nos llevará, las personas reaccionen con preocupación, miedo y en los casos más extremos, con pánico.

La sobrecarga de información falsa y las preocupaciones tienen nefastas consecuencias en el bienestar físico y psicológico, y pueden acelerar la mente a una velocidad aterradora que la llevan a crear una serie de pensamientos estériles e inútiles.

Para evitar ser víctimas del miedo y del nerviosismo debemos centrarnos en lo positivo, buscar apoyo afectivo en el entorno, evitar la estigmatización de las personas afectadas, y también, recurrir al humor como válvula de escape a toda esta avasallante situación.

Además, podemos adoptar otras medidas, tales como:

1.- Conocer los hechos usando fuentes fidedignas de información.

2.- Mantener la perspectiva, pensando que no necesariamente esta enfermedad puede representar un peligro para nosotros o nuestra familia.

3.- Transmitir a los más pequeños tranquilidad y estabilidad. Así como enfocarlos en sus rutinas y horarios.

4.- Identificar los pensamientos que puedan estar generándonos malestar y contrastarlos con la información real.

5.- Reconocer nuestras emociones y aceptarlas, y si es necesario, compartirlas con las personas de nuestro entorno para encontrar la ayuda y el apoyo que necesitamos.

6.- Mantenernos conectados a las redes sociales puede fomentar la sensación de normalidad y aliviar el estrés. Siempre y cuando sepamos seleccionar la información que estamos consumiendo. Sin embargo, debemos evitar la sobreinformación.

7-. Evitar hablar permanentemente del tema y mantener una actitud optimista y objetiva.

7.- Recurrir a la ayuda de un profesional en el caso de que el nerviosismo sea abrumador y persistente, al punto de no permitirnos desempeñarnos con normalidad en el ámbito laboral y en nuestras relaciones interpersonales.

Fuente:

Organización Mundial de la Salud OMS 

El País