¿Rechinas los dientes mientras duermes? ¿Despiertas con dolores de cabeza, tensión en el cuello, inflamación en los oídos? Puede que padezcas de bruxismo. Conoce la importancia de conocer este disturbio funcional y el por qué debes atenderlo a tiempo.

 

El bruxismo: ¿Qué es?

Se puede clasificar el bruxismo como un disturbio funcional que se caracteriza por la acción de apretar, rechinar o rozar, de forma frecuente, los dientes, ya sea mientras te encuentras dormido e incluso despierto.

Envuelve los músculos de la masticación y se considera una parafunción, porque no tiene una consecuencia útil, carece de sentido, es involuntario y a menudo desconocido por la persona que lo padece.

Este disturbio afecta el 15 % de la población y no distingue sexo, ni edad.

Tipos de Bruxismo

El bruxismo se puede clasificar de tres formas diferentes:

1.- Según su tipo…

a) Bruxismo céntrico: cuando la acción se basa en apretar los dientes.

b) Bruxismo excéntrico: Consiste en rechinar los dientes.

2.- Según la edad del paciente…

a) Bruxismo en el paciente infantil o bruxismo juvenil. Se considera en ocasiones una forma natural del desenvolvimiento de la dentición y un estímulo del desarrollo muscular y óseo de los huesos de la cara. El cual tiende a desaparecer en la segunda década de vida.

b) Bruxismo en el paciente adulto. Se considera patológico, ya que puede provocar, dependiendo de la intensidad y la frecuencia, múltiples problemas.

3.- Según el momento en el que se produce…

a) Bruxismo diurno. Ocurre durante el día y suele ser consciente o semiconsciente.

b) Bruxismo nocturno. Se produce durante el sueño y es involuntario.

Síntomas habituales del Bruxismo

El bruxismo puede llegar a provocar dolores de cabeza, desgaste del esmalte dental, dolor en la mandíbula, dientes, oídos, cuello, alteraciones de la articulación temporomandibular, disminución de la audición a causa de la inflamación que puede llegar a producir en el oído, sensibilidad dental.

En los casos más graves, podrá incluso interrumpir el sueño, evitando la acción reparadora del mismo.

Causas del Bruxismo

Las causas que dan origen al bruxismo pueden deberse a múltiples factores: condicionantes genéticos y epigenéticos, el ambiente profesional y social, el estrés, la ansiedad, la calidad del sueño, la nutrición.

Asimismo, puede deberse a interferencias oclusales, o alteraciones en los dientes que provocan un mal engranaje de los mismos. El organismo se verá obligado a desgastar esas interferencias para conseguir una mejor oclusión, pero generalmente esto no soluciona el problema, sino que lo agrava.

También, se cree que el bruxismo puede originarse por la ingestión de antidepresivos, tales como: sertralina, paroxetina, fluoxetina, citalopram. O por el consumo de sustancias estimulantes, como: la cafeína, anfetaminas, éxtasis, cocaína.

bruxismo

Lesiones atribuidas al Bruxismo

Padecer de bruxismo, puede originar múltiples consecuencias, y en algunos casos, pueden ser complicadas. Algunas de ellas son las siguientes:

  1. La abfracción dental. Consiste en la pérdida de tejido dentario duro producida por fuerzas de carga biomecánica. A medida que pasa el tiempo, puede dañar el tejido subgingival y en algunos casos llegar al nervio.
  2. Fracturas del diente. Debido a la acción de apretar los dientes se pueden producir fracturas verticales que pueden ir de leves a graves. En este último caso, se puede llegar incluso a la pérdida del diente.
  3. Lesiones de la articulación Temporomandibular. Que consisten en problemas que afectan los músculos y articulaciones de la masticación que conectan la mandíbula inferior con el cráneo. Puede llegar a producirse contracción muscular en la mandíbula, cabeza y cuello y remitir dolor a otras áreas, tales como: la cabeza, los oídos y los dientes.
  4. También puede existir el desarrollo de artritis, fracturas, dislocaciones, etc.
  5. Fatiga muscular.
  6. Hipertrofia del músculo masetero. Los músculos maseteros tienen la función de intervenir en el proceso de masticación, al apretar los dientes en la noche debido al bruxismo, se sobre ejercitan estos músculos, lo que origina un aumento de su volumen y un endurecimiento de sus fibras, generando el efecto de “cara cuadrada”.

Diagnóstico y tratamiento del Bruxismo

Para descubrir si tienes bruxismo, porque es un acto normalmente involuntario que quien lo sufre suele desconocer, lo más probable es que otra persona te diga que rechinas los dientes o que sea descubierto en una revisión dental de rutina, en donde se prestará atención al desgaste de los dientes y a la tensión de los músculos.

Asimismo, el diagnóstico puede hacerse también durante el sueño, ya sea de forma directa visualizando el hábito, o de forma indirecta, midiendo la actividad de los músculos masticadores durante la noche a través de una electromiografía.

Con relación al tratamiento, se buscará minimizar los efectos perjudiciales del bruxismo, mediante la consecución de una oclusión estable y el uso de férulas de descarga.

En el caso de que el desgaste en los dientes sea significativo, deberán repararse para lograr una mejor oclusión y si no es posible mejorarla, se deberá recurrir a la colocación de la férula.

Las férulas se deberán colocar durante el sueño, con la finalidad de evitar el desgaste y de mejorar los síntomas derivados del bruxismo, como lo son: dolor de cabeza, oído, cuello, cara.

En casos severos, se podrá recurrir al uso de medicamentos que alteren las fases del sueño, para contrarrestar los efectos del bruxismo.

Las infiltraciones de la toxina botulínica en los músculos de la mandíbula podrán reducir la intensidad del problema.

Datos que debes tener en consideración:

  • La mala alimentación agrava el problema del bruxismo.
  • Si realizas un diagnóstico precoz frenarás el desgaste dentario.
  • Las férulas no curan el bruxismo, únicamente evitan el roce de los dientes.
  • Para mejorar la disfunción, puedes recurrir a técnicas del control de estrés, relajación, psicoterapia cognitivo conductual, mejorar la alimentación, ingerir suplementos dietéticos, mejorar la calidad del sueño.

Fuente:

Ciudate Plus

Wikipedia