El embarazo puede hacer que el cuerpo experimente muchos cambios, incluyendo cambios en las hormonas y los músculos pélvicos. Algunos de estos cambios pueden hacer que las mujeres embarazadas sientan dolor de espalda.

 

 

La molestia generalmente ocurre en el segundo trimestre del embarazo. Se estima que aproximadamente 6 de cada 10 mujeres embarazadas experimentarán dolor de espalda.

El dolor de espalda durante el embarazo generalmente ocurre en las articulaciones y músculos de los huesos pélvicos y la parte baja de la espalda.

El dolor puede ocurrir al inclinarse hacia adelante, levantar pesos, levantarse de la cama o al pararse de una posición sentada.

Causas del Dolor de Espalda Durante el Embarazo

Cambios Hormonales

Los huesos y las articulaciones están conectados por tejido conectivo llamado ligamentos. Durante el embarazo, el cuerpo produce la hormona relaxina que permite que los ligamentos se relajen y aflojen las articulaciones. El objetivo es preparar el cuerpo para el parto.

Los ligamentos y músculos que sostienen la columna también se ven afectados por estas hormonas. Como resultado, los ligamentos y músculos alrededor de la pelvis se aflojan, causando dolor de espalda.

Aumento de peso

Las mujeres embarazadas sanas aumentarán de peso. La columna vertebral responsable de mantener el cuerpo se cargará con este aumento de peso. Esto causa dolor en la pelvis y la espalda, especialmente en la parte baja de la espalda.

Crecimiento del bebé

Cuanto mayor es la edad del útero, mayor es el tamaño del feto, al igual que el útero. El crecimiento del feto y el útero comprimirán los vasos sanguíneos y los nervios en el área pélvica y la espalda, de manera que esta parte se siente dolorosa.

Cambio de postura Corporal

El embarazo puede cambiar el centro de gravedad o el centro de gravedad del cuerpo, de modo que la postura, cómo caminar, cómo sentarse y la posición para dormir cambian. Además, una postura incorrecta, estar de pie durante demasiado tiempo e inclinarse para levantar objetos, también pueden empeorar el dolor de espalda.

El Estrés

El estrés durante el embarazo, tanto físico como emocional, puede causar tensión muscular en la espalda. Además de los efectos de la hormona relajante que relaja las articulaciones y los ligamentos. Cuando el estrés aumenta, su espalda puede sentir más dolor.

Falta de Ejercicios

Un estudio reveló que las mujeres embarazadas, que rara vez hacen ejercicio, tienen un mayor riesgo de padecer dolor de espalda. Se cree que esto se debe a que el ejercicio rara vez puede debilitar los músculos y las articulaciones de la pelvis o la espalda.

¿Cómo aliviar el dolor de espalda durante el Embarazo?

Para aliviar el malestar causado por el dolor de espalda durante el embarazo, haga lo siguiente:

Masaje

Trate de masajear la parte baja de la espalda y toda la espalda. Pídale a un terapeuta o a su pareja que le dé un masaje suave. Este masaje puede aliviar la fatiga muscular y el dolor.

Aplicar frío o Caliente

Devuelva las compresas con una toalla llena de cubitos de hielo. Las compresas frías pueden administrarse durante 20 minutos y repetirse varias veces al día.

Después de tres días, reemplácelo con compresas calientes. El truco es poner una botella de agua tibia en tu espalda. Este método puede ayudar a aliviar el dolor.

Mejora la postura corporal

Trate de no girar ni doblarse cuando esté sentado o de pie. También se aconseja a las mujeres embarazadas que no se demoren en una posición. Párese o siéntese derecho y estire la espalda regularmente para evitar el dolor.

El dolor de espalda durante el embarazo también se puede aliviar durmiendo de lado, poniendo una almohada entre las rodillas, la espalda y debajo del estómago.

Realiza Deporte

El ejercicio regular puede fortalecer y aumentar la flexibilidad, la fuerza muscular y reducir la presión sobre la columna vertebral. Los deportes seguros durante el embarazo son: el yoga prenatal, la caminata, los ejercicios de Kegel y la natación.

Acupuntura

Esta medicina alternativa puede ayudar a aliviar el dolor. Cuando decida hacer acupuntura, asegúrese de elegir profesionales capacitados y experimentados.

Quiropráctica

La quiropráctica en la columna vertebral es segura durante el embarazo. Sin embargo, es aconsejable consultar a un obstetra antes de realizar este tratamiento, y seleccionar una práctica quiropráctica que sea confiable y tenga una licencia de práctica válida.

Tomar analgésicos

Si el dolor de espalda durante el embarazo es muy molesto, el paracetamol puede ayudar a aliviar el dolor. Sin embargo, las mujeres embarazadas deben consultar a un médico antes de tomarlos.

Durante el embarazo, se recomienda no usar zapatos altos (tacones altos). Si quieres traer algo al suelo, primero dobla las rodillas en vez de doblar directamente el cuerpo. Si el dolor persiste o se siente aún peor, consulte a un ginecólogo inmediatamente.

Para mas información visita este blog Como Curar el Dolor de Espalda .

  • España