¿Tienes antecedentes de osteoporosis en tu familia? ¿Quieres saber cómo prevenir esta enfermedad de manera natural? ¡Mira estos consejos!

 

La osteoporosis es una enfermedad de los huesos que se caracteriza por la disminución de la densidad del tejido óseo, teniendo como consecuencia la fragilidad exagerada del esqueleto, siendo un padecimiento que afecta sobretodo a las mujeres una vez que llegan a la menopausia.

Al ser una enfermedad común, quisimos darte algunos consejos naturales que, combinando una buena alimentación, hábitos sanos y ejercicio, te permitirán evitar que la padezcas y que además, podrán mejorar tu salud en general. ¡Aquí van!

 

1.- ¡Conócete!

Muchas personas piensan que necesariamente cuando se envejece se va a sufrir de esta enfermedad y a pesar de que, en el caso de las mujeres, los cambios hormonales que vienen con la edad suelen tener influencia; lo cierto es que la osteoporosis es una afección cuyas principales causas son la mala alimentación y los factores genéticos.

Por estas razones, podemos o bien prevenir o estar conscientes de que en la familia hay múltiples casos de osteoporosis y hacer algo al respecto. De esta manera, te invitamos a conocerte y a indagar cuál es el historial médico familiar, ya que no sólo te puede ayudar a impedir esta enfermedad sino muchas otras.

Y si descubres que, en efecto, sí tienes familiares con esta enfermedad o según tu corporalidad eres más propenso (las personas asiáticas, caucásicas, de baja estatura, de contextura delgada, tienen más posibilidades de padecerla), no te preocupes, ¡ocúpate!

Hacer pequeños cambios en tu estilo de vida hacia hábitos más saludables pueden significar una gran diferencia en tu salud en general, llevándote a ser menos propenso a ciertas enfermedades que el resto de los miembros de tu familia. ¡Sigue leyendo estos consejos y conocerás qué puedes hacer para prevenir la osteoporosis!

 

2.- Mantente en movimiento

No hay excusas, hoy en día está más que demostrado que la actividad física es necesaria para que nuestro organismo funciones correctamente, así que en cuanto a prevención de la osteoporosis se habla, una de las primeras cosas que se recomienda ese el hacer ejercicio.

Ejercitarse tiene una gran influencia sobre la pérdida de la masa ósea y numerosos estudios demuestran que las personas que practican algún deporte al menos 45 minutos tres veces por semana, tienen huesos menos desgastados que un humano promedio con hábitos sedentarios.

Sin embargo, no todas las actividades físicas son ideales. Las más eficientes son aquellas que implican un esfuerzo para vencer a la gravedad como lo es caminar, trotar, alzar pesas, bailar, hacer aeróbicos… Pero, por ejemplo, nadar no funciona, ya que nuestro cuerpo flota y no trabaja contra esta fuerza, por lo que los movimientos no harán que el cuerpo forme hueso.  

 

3.- Come sano para estar sano

Si se sabe que hay una carga genética que nos hace más propensos a ciertas enfermedades, debemos ser inteligente y seguir una dieta que compense aquello que por naturaleza le falta a nuestro cuerpo.

Nuestro esqueleto funciona de manera que los primeros 30 años de vida, acumula la mayor cantidad de calcio que pueda para luego, cuando se va avanzando en edad, tenga una reserva que le permita equilibrar la pérdida de masa ósea. Dicho esto, las personas que sepan que en sus antecedentes hay presencia de esta enfermedad, deben poner mucho cuidado en su alimentación para asegurarse de consumir una mayor cantidad de calcio y vitamina C.

Pero ¿qué comes entonces? En la actualidad, hay controversia con respecto a los lácteos como grandes fuentes de calcio y hay estudios que incluso apuntan que su consumo podría causar el efecto contrario en cuanto a fortalecer los huesos se refiere. Por esta razón, te recomendamos los siguientes alimentos:

-Verduras de hoja verde: mientras más verdes sean las verduras que consumimos, más niveles de calcio poseen las mismas. El brócoli, el kale o col rizada, las espinacas y cualquier otro vegetal que se te ocurra con este color será una gran fuente de calcio, incluso mayor que los lácteos, y además contienen otras vitaminas y minerales que favorecerán la salud de tus huesos ya que evitan que sigas perdiendo masa ósea.

Cebolla: este es un vegetal que, sin necesitar consumir grandes cantidades, juega un papel importante para evitar que los huesos se degraden y llegues a padecer de osteoporosis. Agregar en tus comidas un poco de cebolla para asegurar su consumo diario podría hacer una gran diferencia en tu salud.

Pescado: hay tipos de pescado como las sardinas o los boquerones pequeños que son grandes fuentes de calcio cuando se comen enteros, incluyendo sus huesos. Otras especies como los pescados azules (el salmón, el atún, el jurel, los arenques…) tienen grandes cantidades de vitamina D, por lo que comiendo ambos tipos podrás tener la combinación necesaria de vitaminas y minerales para fortaleces tu esqueleto.  

Soja: si bien este es un alimento que no contiene calcio, posee grandes cantidades de estrógeno, una hormona que nos permite mantener en equilibro la densidad de los huesos. De esta manera, si comes soja en cualquiera de sus presentaciones podrás evitarás esta enfermedad de manera natural.

 

4.- Aléjate de las sustancias tóxicas

Las personas que tienen como hábito el consumo regular de sustancias nocivas para el cuerpo, como lo son el tabaco y el alcohol, poseen una mayor tendencia a padecer de osteoporosis en su vejez.

Esto se debe a que, por un lado, las bebidas alcohólicas impiden que el cuerpo pueda asimilar correctamente el calcio y, por otro lado, el tabaquismo es un hábito que a la larga va deteriorando los huesos y te hace más propenso a fracturas.

  • :

    Recuerda que es necesario visitar a tu médico especialista regularmente para que chequee tu estatura y la densidad de tus huesos y pueda evaluar tu salud y orientarte sobre qué medidas debes tomar.

    ¿Te gustó este artículo? ¡Compártelo y dale "Me gusta"!

     

    Páginas consultadas:              

    https://www.vitonica.com/

    http://www.plusesmas.com/

  • : Ecuador