¿Tomas antibióticos por tu cuenta?¡Conoce los peligros que representa el automedicarse, especialmente, cuando están los antibióticos de por medio!

 

Cada vez más aumentan el número de personas, alrededor del mundo, que mueren debido a la resistencia a los antibióticos. Es una situación que se está convirtiendo en una amenaza real para la salud mundial, puesto que se está poniendo en peligro la actual capacidad de tratar infecciones comunes.

 

Los fármacos antimicrobianos y entre ellos los antibióticos, son herramientas indispensables, de las que la medicina dispone para tratar las infecciones originadas por algunos parásitos, hongos, virus y bacterias. El problema es que algunos de los microorganismos que generan esas infecciones presentan ciertas características con las que pueden anular la efectividad de los medicamentos destinados a combatirlos. Esta situación ha existido desde siempre y es hasta un fenómeno considerado normal, el hecho de que existan cepas que evolucionen y se vuelvan resistentes a los medicamentos antimicrobianos. El problema surge, por el uso indiscriminado de estos medicamentos, especialmente de los antibióticos.

 

Resulta que cada vez que usamos un antibiótico, son eliminadas las bacterias que le son sensibles, pero a él le sobreviven un pequeño grupo de bacterias que le son resistentes, mismas que no sólo logran sobrevivir, sino que tienen la capacidad de desarrollar la resistencia a ese antibiótico.

 

Por lo tanto, enfermedades que eran fáciles de erradicar como el caso de la tuberculosis, la neumonía, la septicemia, la gonorrea o enfermedades de transmisión alimentaria, están siendo cada vez más difíciles de tratar y en ocasiones, se vuelve practicamente imposible hacerlo, debido a la pérdida de eficacia de los antibióticos.

 

En los lugares en donde los antibióticos son de fácil acceso para la población, o en donde no existen directrices terapéuticas definidas para su uso, la situación empeora.

 

Si no se toman las medidas necesarias, nos encontraremos ante una era post – antibióticos en donde las infecciones comunes y lesiones menores terminarán por volverse potencialmente fatales.

 

¿Por qué se desarrolla la resistencia a los antibióticos?

 

El desarrollo de la resistencia a los antibióticos puede tener su origen en alguna de las siguientes causas:

 

a) Se usan con mucha frecuencia para el tratamiento de enfermedades para las cuales no están indicados, como por ejemplo, la gripe.

 

b) Se usan mal. Los pacientes interrumpen los tratamientos prescritos, cuando comienzan a sentirse mejor. O no cumplen con las dosis prescritas por el médico.

 

c) Uso indiscriminado. La personas se automedican sin conocer si serán efectivos o no en el tratamiento de su afección. Además, el personal sanitario y veterinario tienen la tendencia de prescribirlos en exceso.

 

¿Cuándo NO deben usarse los antibióticos?

 

a) Los antibióticos no deben usarse para tratar enfermedades de origen viral, como lo son las gripes y constipaciones.

 

b) Tampoco deben usarse para el tratamiento de enfermedades causadas por parásitos u hongos.

 

 

¿Cuáles son los riesgos del desarrollo de resistencia a los antibióticos?

 

a) Puede que sean necesarias dosis cada vez más altas para curar las enfermedades infecciosas.

 

b) Los antibióticos pueden bajar su eficacia o simplemente, perderla.

 

c) Puede existir la necesidad de cambiar por un antibiótico más fuerte, para obtener el mismo beneficio.

 

d) La posibilidad de la propagación de esas bacterias resistentes a otras personas, bien sea en la comunidad o en los hospitales.

 

e) Mayor dificultad para encontrar un antibiótico que tenga la capacidad de eliminar esas bacterias resistentes.

 

f) La reaparición de enfermedades altamente contagiosas, que eran fácilmente controlables, como el caso de la tuberculosis, con el añadido de que vuelven mucho más graves y difíciles de tratar.

 

¿Cuál es la forma adecuada de usar los antibióticos?

 

a) Sólo se debe tomar antibióticos cuando los mismos son prescritos por un médico. Por lo que se debe evitar consumirlos por cuenta propia o por sugerencia de terceros.

 

b) No se deben tomar las sobras de tratamientos anteriores, aún y cuando parezca que la enfermedad es la misma.

 

c) Respetar las indicaciones del médico, como: horas de ingesta de las dosis y duración del tratamiento.

 

d) Bajo ninguna circunstancia, interrumpir el tratamiento. Si esto sucede, la eficacia del medicamento se reducirá y tal vez se tenga que comenzar el tratamiento de nuevo.

 

 

 

Conoce algunas medidas de prevención de infecciones

 

El hecho de prevenir las infecciones, hará que no tengas la necesidad de consumir antibióticos, por lo que aplicar estas medidas será fundamental para tu salud y en la prevención del desarrollo de la resistencia a los antibióticos:

 

a) Lavar muy bien tus manos con abundante agua y jabón evita la propagación de infecciones.

 

b) Prepara los alimentos cumpliendo con las normas básicas de higiene y evita la contaminación cruzada.

 

c) Evita el contacto con personas enfermas.

 

d) Adopta medidas de protección en las relaciones sexuales.

 

e) Procura tener tus vacunas al día.

 

f) En el caso de heridas, mantenlas limpias y protegidas hasta que cicatricen.

 

 

 

Fuente:

 

MedlinePlus 

Wikipedia