¿Estás planificando tu boda y ha llegado el momento de elegir el vestido de novia con el que tanto has soñado? Estos son los errores comunes que debes evitar cometer al elegir tu Vestido de Novia.

 

Te casas, estás con los preparativos de tu boda y con toda la emoción del mundo, decides comenzar la búsqueda de ese vestido de novia que te haga lucir como en un cuento de hadas el día de tu boda.

Pueden ocurrir dos cosas, o te confías y piensas que será un proceso fácil porque sabes exactamente qué es lo que quieres o, por el contrario, te sientes perdida y no tienes muy claro de cómo debe ser ese vestido, lo único que sabes es que quieres lucir espectacular en ese día tan especial.

En cualquiera de los casos, hay algo que debes tener en consideración y es que ese vestido que elijas debe encantarte, además de hacerte sentir cómoda y especial.

Para facilitarte el proceso, hemos decidido contarte cuáles son los 8 errores más comunes que suelen cometer las novias cuando inician el proceso de búsqueda de su vestido de boda.

1.- No tener flexibilidad en cuanto a los estilos.

Puede que sepas exactamente cuál es el vestido de novia que quieres, pues conoces tu estilo y quieres seguirlo. Pero a veces sucede, que no siempre el vestido que sigue tu estilo es el que te queda bien, por lo que debes contar con la flexibilidad suficiente como para adaptarte a estos cambios.

Prueba varias opciones y elige realmente la que resalte tu figura, se adapte al contexto en donde realizarás la boda, pero especialmente, con el que te sientas cómoda, elegante y especial.

2.- Seguir la moda.

En ocasiones, cuando ha llegado el momento de elegir el vestido de novia, lo primero que suele hacerse es investigar sobre las tendencias de moda. Debes saber, que no siempre lo que está de moda es lo que queda bien. Por lo tanto, más que seguir la moda, sigue tu instinto, tus sentimientos y escoge aquel vestido de novia que resalte tus puntos fuertes.

3.- No tener en cuenta tu presupuesto.

Un error muy común a la hora de iniciar la búsqueda de tu vestido de novia es hacerte pruebas de vestidos que están fuera de tu presupuesto. Esto puede convertirse en una situación frustrante si llegas a probarte un vestido que te encanta, pero que no puedes pagar.

4.- No dejarte asesorar por los especialistas.

Normalmente, en las tiendas de bodas puedes contar con especialistas, que pueden asesorarte de manera muy eficiente para que logres encontrar tu vestido de novia, ese con el que, al verte, haga que salten de tus ojos, lágrimas de emoción.

Acepta sus consejos y no temas ponerte en sus manos.

errores comunes que no debes cometer a la hora de elegir tu vestido de novia

5.- Ir con séquito para escoger tu vestido de novia.

Hacerte acompañar por un grupo muy grande de personas, a la hora en la que decides iniciar la búsqueda de tu vestido de novia, es un error común y puede convertir tu experiencia en algo absolutamente desalentador, pues en la mayoría de los casos suelen intentar imponer sus puntos de vista u opiniones. La situación se pone peor, si no tienes muy claro cuál es el vestido que deseas o si eres una persona muy indecisa.

Así que mientras más reducido sea el grupo de personas con el que decidas ir en la búsqueda de tu vestido de novia, mucho mejor.

Lo aconsejable es que busques la compañía de solo dos personas. Personas que te conozcan, que sepan respetar tu opinión y que sean muy cercanas a ti.

6.- Comprar demasiado pronto el vestido de novia o demasiado tarde.

No debes iniciar la búsqueda de tu vestido de novia sin saber datos importantes, como: en qué época del año se llevará a cabo la ceremonia, cuál será el estilo elegido y los colores que se usarán, así como en cuál escenario se realizará (playa, campo, catedral, etc). En tal sentido, comprar el vestido de novia sin conocer estos detalles puede ser un error importante.

Idealmente, después de saber cuál será el contexto de tu boda, la búsqueda de tu vestido debe comenzar 10 meses antes de la fecha programada, y si es el caso, encargar el vestido, 6 o 7 meses antes de la boda.

Por otro lado, tampoco puedes dejar la compra de tu vestido de novia para última hora, pues debes tener en consideración los arreglos que probablemente necesites hacer.

7.- Pedir la talla equivocada.

Las tallas de los vestidos de novia no suelen seguir los mismos criterios de las tallas de vestir de calle, por lo que, para asegurarte de elegir la talla adecuada, deberás dejarte asesorar por el consejero de la tienda o atelier.

Por otro lado, es un error común pedir una talla menos porque estás pensando en bajar de peso para la fecha de tu boda. ¡No lo hagas! Así como pedir un vestido más grande porque te gusta, sin saber si podrás hacerle los arreglos necesarios para que te quede bien.

8.- Elegir un atelier con el que no te sientes identificada.

Acude a las tiendas o atelier que te inspiren confianza y en los que la atención que te puedan prestar te sea de utilidad. Si no te sientes identificada, será mejor acudir a un atelier diferente.

Infórmate sobre cuántas pruebas hacen, si son distribuidores autorizados de las marcas que venden y si envían el vestido o lo puedes recoger tu misma, unos días antes de la boda.

Si quieres para el día de tu boda un vestido de gran diseño, que inspire frescura, elegancia y perfección, no dudes en contactar a Fiancée Novias & Atelier.

Fuente:

Lluvia de Arroz

Efe Blog