Tu cabello es uno de tus rasgos más característicos, es el marco de tu cara y por eso es importante que lo cuides para mantener su buena apariencia y la tuya. ¡Lee estos consejos y haz de tu cabello una melena sana y hermosa!

 

Parte crucial en el cuidado de nuestro cabello se basa en los hábitos de lavado, secado y peinado que tenemos, además del uso de diferentes productos. Por esto, te damos los siguientes pasos para hacer que tenga una mejor apariencia y esté más sano:

LAVADO

-¿Tienes un cabello muy grasoso y prefieres lavarlo frecuentemente? Este no es uno de los mejores hábitos pero puedes mantenerlo siempre y cuando te tomes al menos un día de la semana en que no enjuagues tu cabellera para poder permitir que los aceites naturales actúen, hidratando y reparando los folículos capilares y haciendo que tu cabello se vea más sano.

-También hay que tener en cuenta que si lavamos el cabello muy seguido podríamos estimular demasiado el cuero cabelludo y hacer que se ponga más grasoso aún, en vez de limpiarlo.

¡No abuses con la cantidad del champú! Una pequeña cantidad es suficiente para eliminar el exceso de grasa y suciedad. Si aplicas más champú de la cuenta podrías causar consecuencias como la inflamación de los folículos, lo que hace que tu cabello pierda el brillo y luzca opaco.

-Al momento de enjuagar el cabello debemos asegurarnos de eliminar cualquier residuo de acondicionador u otro producto ya que si los dejas harán que tu cabello tenga una apariencia opaca.

-Otro consejo es enjuagar tu cabello con agua fría porque la temperatura ayuda a que las cutículas de tu cabello se cierren y hacen que se vea más sedoso y brillante, mientras que el agua caliente lo hace tener una apariencia reseca.

CEPILLADO

-Hay que controlar la frecuencia en que nos cepillamos el pelo ya que si nos peinamos demasiado podríamos estar provocando también la caída o el quiebre. Péinate pocas veces al día, ¡no exageres!

-Para todas, desenredar el cabello puede convertirse en un proceso muy molesto a veces pero si dejamos esos nudos nos vemos descuidadas y no podemos hacernos ningún tipo de peinado. ¿La solución? ¡Hidratarnos el cabello! Usa acondicionador, aceites o mascarillas para facilitar el desenredado y no quebrar tu cabellera.

SECADO

Evita utilizar el secador tradicional, este calienta tanto tu cabellera que hace que se abran las puntas y se resequen. Puedes probar con otros aparatos que perjudican menos como los secadores que usan tecnología de iones y no calientan tu cabello ni lo dañan.

-Puedes probar también para quitarle humedad a tu cabellera de manera más sencilla, envuélvelo en una toalla después de bañarte y permanece así durante 5min. No olvides que tienes que hacerlo con delicadeza y sin estirarlo.

Si vas a secarte con toalla evita frotar las puntas de tu cabello, apriétalas para que la tela absorba el agua y sigue así hasta tu cuero cabelludo.

HIDRATACIÓN

-Una opción para mantener un cabello hidratado es la aplicación regular (una o dos veces por semana) de mascarillas. Este es un tratamiento en crema que suele aplicar en el cabello y que hace que recupere la suavidad perdida por el uso de productos químicos. Recuerda que si tienes un cabello graso debes aplicar las mascarillas evitando las raíces.

AGENTES EXTERNOS

-¿Sueles recoger tu cabello con coletas? ¡No lo hagas! Amarrar el cabello en colas muy ajustadas debilita tu pelo haciendo que se vuelva más delgado y que se caiga con mayor facilidad. Así que opta por pinzas o cintillos o cualquier otro accesorio que te permita recoger tu cabello de una manera más suelta.

Ten precaución con la aplicación excesiva de tratamientos y productos químicos como los tintes porque son agentes extraños que pueden estropear permanente tu melena. Intenta buscar siempre los productos de mejor calidad para evitar que el daño sea mayor.

Tampoco planches, rices o seques tu cabello con regularidad, exponer tu cabello a altas temperaturas lo reseca y lo quema. Un consejo es utilizar cremas protectoras para estas ocasiones.

-Hay otras causas externas que pueden hacer que se dañe tu cabello como lo son los rayos solares o la contaminación por lo que deberías cubrirlo para no exponerlo a estos factores.

OTROS FACTORES

-Es importante saber que tus hábitos tienen una gran influencia sobre tu apariencia y en este caso la de tu cabello. Por esta razón es necesario que tengas buenos hábitos y una alimentación balanceada, lo que traerá beneficios en tu vida y en el aspecto de tu cabello. Tomar bebidas alcohólicas y fumar tabaco son prácticas que hacen que se debilite la raíz de tu cabello y provoca la caída, por esto cuídate y no consumas sustancias químicas nocivas como estas.

Los productos que apliques en tu pelo no sólo deberían ser de buena calidad, sino que también tienen que ser los apropiados según tu tipo de pelo (dependiendo de si es liso, ondulado, poco, abundante, grasoso, seco, etc.) y si está teñido o le han aplicado algún otro producto químico.