Si has decidido vender tu casa, debes tener en consideración algunos aspectos que te ayudarán a venderla bien y más rápido. ¡Conoce lo que NO debes hacer si quieres vender tu casa más rápido!

 

Si deseas vender tu casa bien y en un período corto de tiempo, debes tener en consideración que comprar una casa es un paso importante para cualquier persona o familia, así que éstos se tomarán su tiempo para analizar la situación o estado de la vivienda, con lupa, si es necesario. Por lo tanto, deberás esmerarte en todos los detalles e intentar no cometer estos errores. Evitarlos te ahorrará algunos momentos de estrés, no retrasar la venta de la vivienda por un tiempo mucho mayor al esperado, o incluso, tener que vender la casa por debajo del precio del mercado.

 

Errores que debes evitar cometer a la hora de vender tu casa

 

Como sabemos que tu deseo es vender tu casa lo mejor posible y en el menor período de tiempo, hemos recolectado para ti estos errores que debes evitar cometer si quieres vender tu casa de acuerdo a como lo tenías planificado.

 

1.- No ajustar el precio a la realidad del mercado. La tendencia siempre ha sido colocar un valor de hasta un 20% más que el valor real del mercado para luego contar con un margen de negociación para tener la posibilidad de poder bajar el precio, pero sucede que cada vez más los compradores se encuentran mejor informados, por lo que colocar un precio muy alto a tu casa, podrá hacer con que los compradores que pudieran estar realmente interesados, finalmente no la tomen en cuenta.

 

Por lo tanto, intenta establecer un precio inicial realista y lo más cercano posible al precio del mercado. Además, que vaya acorde con los años que tenga el inmueble, su ubicación, si ha sido remodelado, número de habitaciones, número de baños, etc.

 

Un precio de venta acorde a la situación real de mercado, hará que tengas más interesados en tu casa y por lo tanto, las posibilidades de venderlo, aumentarán.

 

2.- Pretender vender con sólo un cartel de “Se Vende”. No es imposible, pero será realmente difícil vender tu casa si sólo decides colocar un cartel de “Se Vende” en tu ventana. Hoy en día tienes a tu disposición distintos medios de difusión para la venta de tu casa: el boca a boca con familiares y amigos, periódicos, internet, redes sociales, que puedes usar a la hora de querer vender tu casa. Pero también, puedes contar con los asesores inmobiliarios, quienes podrán ocuparse de todo lo relacionado con la venta del inmueble, por ti. Desde encargarse de la parte de la publicidad, hasta ponerlo al día y con todos los documentos en regla, así como ayudarte a definir el precio de venta, luego de haber hecho el respectivo estudio de mercado.

 

 

3.- Anunciar tu inmueble sin antes prepararlo. Uno de los errores que más podrá perjudicarte a la hora de querer vender tu casa, probablemente será el no prepararla para la venta. El aspecto de la casa será esencial a la hora de vender la casa, por lo que si la muestras descuidada, sucia o en muy malas condiciones, un potencial cliente querrá probablemente, salir corriendo de allí lo más rápido posible. Tómate el tiempo para hacer las reparaciones pertinentes y los arreglos necesarios, para que logres despertar más rápido el interés de los potenciales compradores.

 

Lo mismo ocurre si publicas fotografías de mala calidad, con las habitaciones desordenadas, en donde todo aparezca aglutinado, con poca claridad, con una decoración dudosa, etc, no despertará el interés de las personas. Por lo que, cerciórate de que las fotografías sean de excelente calidad, tómate un tiempo para organizar la casa, limpiarla si es necesario. Y coloca varias fotografías, preferiblemente de cada una de las divisiones de la casa. Una sóla fotografía, dificilmente, venderá el inmueble. Por último, pero no menos importante, no publiques fotografías que no pertenezcan al inmueble. Suele suceder que si no tiene una vista fabulosa, lo mejor será no colocar fotos que hagan pensar al comprador que sí la tiene, pues descubrirá en la visita que no es así. Lo que podrá ocasionar, la pérdida de ese posible comprador.

 

Esto nos lleva al siguiente error…

 

4.- Mentir sobre el Inmueble. Esconder información sobre algunos aspectos básicos de tu casa, no es buena idea. A parte de que no tiene ningún sentido, pues el potencial comprador los descubrirá al momento de realizar la visita. Responde con la verdad ante cuestionamientos sobre: cómo son los vecinos, estado del inmueble, años de la casa, etc.

 

5.- No ofrecer información detallada sobre tu casa. En los anuncios de venta de un inmueble deben existir el máximo de detalles posibles, de manera que el comprador al verlos, pueda hacerse más o menos una idea de si éste se acerca a lo que está buscando o no.

 

Suele pasar que los propietarios olvidan consciente o inconscientemente, ofrecer a los potenciales compradores datos como: número de habitaciones, número de baños, dimensiones del inmueble, el año de construcción, la calidad de exposición solar, fotografías de todas las divisiones, etc.

 

Lo cierto es que se debe intentar ofrecer la mayor cantidad de información posible sobre el inmueble que está a la venta, pues aumentará la posibilidad de que existan más compradores interesados.

 

 

6.- Esperar una súper oferta. Es normal que quieras como vendedor obtener la mejor ganancia sobre la venta de tu casa, pues así obtendrías un mayor beneficio económico, pero no es buena idea esperar a que llegue una súper oferta, pues lo que sucederá, probablemente, es que tu casa permanezca por más tiempo del necesario en el mercado. Y lo que sucederá después es que mientras más tiempo esté a la venta, más probabilidades habrá de que te veas en la obligación de bajarle el precio.

 

Si el precio de venta es el adecuado, aceptar la primera oferta por la casa, es en la mayoría de los casos, la mejor opción.

 

7.- No ser flexible a la hora de negociar. En la generalidad de los casos, los compradores querrán hacer ofertas para mejor el precio del inmueble a su favor. Por lo que, debes estar dispuesto a la negociación. Un agente inmobiliario, podrá ayudarte a fijar el precio de venta y asistirte en todo el proceso de compra-venta desde el principio hasta el final, lo cual te liberará de una buena carga de estrés.

 

8.- No darle espacio al comprador a la hora de visitar tu casa, o no mostrarla de la manera adecuada. Perseguir al comprador por toda la casa, no resulta muy buena idea. Lo ideal será, mostrar la casa y luego, dejarle un tiempo a solas, para que pueda imaginarse aspectos como: decoración, cómo sería vivir allí, remodelaciones, etc.

 

Quita todos los elementos personales a la hora de mostrar la casa, para que el comprador tenga mayor facilidad de poder imaginarse viviendo allí y esmérate para que entre la mayor cantidad de luz posible, pues la mayoría de los compradores buscan espacios iluminados, con buenos espacios y bien ventilados.

 

9.- No seleccionar de una forma adecuada al comprador. Debes tener la habilidad de seleccionar de forma adecuada al potencial comprador y pedirles seriedad y celeridad en el cierre de la operación. Aún y cuando, tengas al comprador de la casa, no deberás retirarla del mercado o dejar de hacer visitas, hasta que tengas la plena seguridad de que la venta es un hecho. Y deberás pedirle, antes de cerrar el acuerdo, seguridad sobre la existencia de posibilidades de financiamiento o sobre las condiciones de pago del inmueble.

 

 

Si necesitas orientación con relación a la venta de tu casa, compra o alquiler de cualquier otro inmueble, no dudes en contactarme, gustosamente la responderemos de forma gratuita y a la mayor brevedad posible.

 

 

Fuente:

 

20 Minutos

K-Economista 

 

  • ¿Hemos resuelto tus dudas con relación a los errores que no debes cometer a la hora de querer vender tu casa? ¡Si tienes alguna sugerencia, no dudes en compartirla con nosotros!

     

    Si te ha sido de utilidad este artículo, compártelo con tus amigos y dale “Me Gusta”.

     

    Te sugiero el siguiente artículo: ¡8 Consejos importantes que debes tener en cuenta a la hora de comprar tu Primera Casa!

     

  • Portugal