Comprar una casa no es como comprar un carro, por ejemplo. Requiere de mayor compromiso y de muchas veces estar atado a una hipoteca por muchos años. Por esta razón, debemos ser muy cuidadosos al hacer nuestra elección y evitar cometer estos 13 errores.

 

Quizás una de las decisiones más importantes que deberemos tomar en nuestra vida, es la de comprar casa. Puede significar una gran aventura o puede convertirse en un mal momento si no nos preparamos bien para ello.

Son muchos los factores que se deben tener en consideración a la hora de decidir comprar una vivienda, sea casa o apartamento, pasando por aquellos que se encuentran relacionados con la propiedad, hasta los que tienen que ver con el aspecto económico.

Para los que no son expertos o conocen poco o nada sobre los términos que se manejan en el proceso de compraventa, esta situación puede llevarlos a cometer errores, que lo más probable es que conduzcan a arrepentimientos, si no se recibe la orientación necesaria y se investiga profundamente sobre todo lo que el proceso conlleva.

Si te encuentras en la aventura de comprar casa, continúa leyendo este artículo, para evitarte al final del camino, sorpresas desagradables.

13 errores que debes evitar cometer a la hora de comprar casa

1.- No contar con un presupuesto.

A la hora de comprar casa, una de las tareas más importantes que debes realizar es la de establecer un presupuesto. Esto debes hacerlo antes de comenzar a buscar preaprobaciones de créditos y simulaciones de cuánto tendrás que pagar.

Recuerda siempre tener en consideración dejar un dinero extra para poder resolver posibles contratiempos que puedan ponerte con la soga al cuello.

2.- No tener la preaprobación del crédito antes de comenzar las visitas a las casas que tienes en tu lista.

Antes de comenzar la búsqueda de tu casa ideal, debes garantizar que cuentas con las condiciones financieras para pagarla, porque de lo contrario será una pérdida total de tiempo.

Asegúrate de contar con una preaprobación de un crédito hipotecario, pues sin éste, no habrá casa.

Una vez que obtengas la preaprobación, podrás agendar las visitas a los inmuebles de tu interés.

3.- Visitar casas que se encuentran fuera de tu presupuesto.

Si la preaprobación del crédito hipotecario establece que el máximo que podrás pagar por una casa son 100 mil dólares, no tiene sentido visitar casas con valores superiores a este. Corres el riesgo de enamorarte y de adquirir una casa que de plano no podrás pagar.

4.- No leer las letras pequeñas de las condiciones generales del préstamo hipotecario.

A la hora de tomar el préstamo debes leer con mucho detenimiento todas las condiciones generales, especialmente, la de las letras pequeñas. No solo debes fijarte en las tasas de interés, sino también en las cosas que deberás hacer para mantenerlas.

No te quedes con la información de un solo banco, consulta varias opciones y quédate con la que mejor se adapte a tus necesidades.

5.- Dejarse engañar por las condiciones temporales especiales del préstamo hipotecario.

Debes fijarte muy bien en los pros y los contras de adquirir esas condiciones temporales especiales, pues a la larga, más que en un beneficio, podrá convertirse en un perjuicio para ti.

Haz bien tus cuentas y asegúrate que podrás cumplirlas, luego de que los plazos especiales venzan.

errores que no debes cometer a la hora de comprar casa

6.- No verificar las condiciones en las cuales se encuentra el inmueble.

Comprar una casa no es un paso que se toma a la ligera, así que, para verificar las condiciones reales del inmueble, lleva los especialistas que creas conveniente (plomeros, electricistas, etc).

Así como, siéntete en libertad de pedir la documentación que consideres necesaria para verificar que todo está en las condiciones que necesites que esté o que te han prometido.

7.- No tomarse el tiempo de revisar la documentación del inmueble que se pretende comprar.

Este es un error bastante importante y que puede conducir a sorpresas que no desearás enfrentar.

Revisa cuidadosamente que cada documento relacionado con el inmueble se encuentre actualizado y asegúrate de que el mismo no cuenta con cargos o deudas pendientes. Este paso es fundamental.

8.- Desconocer los gastos asociados a la compra de la casa o apartamento.

Gastos para el notario, el registro, impuestos y otros, deben ser considerados y debes estar preparado para asumirlos, porque representan alrededor de un 10% del valor de la casa que deseas comprar.  Que no te tomen de sorpresa.

9.- Asumir una hipoteca que representa más del 30 % de tu salario.

La recomendación de los expertos es que la hipoteca, sumada a las tarjetas de crédito y préstamos personales no sobrepasen el 30 % de tu salario, pues de lo contrario puede que te encuentres en aprietos para cumplir con tus responsabilidades financieras.

10.- Solicitar un fiador.

Este punto implica una responsabilidad muy grande, ya que, si no puedes cumplir con las condiciones del préstamo que has tomado, tus problemas terminarán arrastrando a la persona que se ofreció como tu fiador.

Por lo tanto, si tú no puedes asumir los gastos para comprar una casa, es mejor no entrar en este proceso hasta que te encuentres totalmente preparado para cumplir con todas las cargas que el mismo representa.

11.- No informarte sobre el espacio que envuelve al inmueble.

Antes de dar el gran paso de adquirir una casa, asegúrate de que se encuentra en la localización adecuada para ti, que no sea ruidosa, que tenga todos los servicios cerca, escuela para tus hijos, parque, etc.

12.- No tener en consideración el año de construcción.

Un inmueble con más años de construcción requerirá de un presupuesto mayor para garantizar su mantenimiento y buenas condiciones. Por lo tanto, sí… el año de construcción es importante.

13.- Que no todo quede por escrito.

Las condiciones en las que se hará la entrega del inmueble deberán estar escritas al detalle, de esta forma evitarás que no te entreguen aquello que te prometieron, o recibas un inmueble en condiciones diferentes a las pautadas.

La experiencia de comprar casa puede ser agradable en la medida de que te asegures de que todo fluye como lo deseas y para esto debes prestar atención a los detalles, lo cual te garantizará que no habrá sorpresas desagradables.

Siempre será buena opción, buscar la ayuda de asesores inmobiliarios que puedan ayudarte y orientarte durante todo el proceso.

Fuente:

BBC Español

K-Economista