¿Te gustan las manualidades y eres amante de las velas? Aprovecha estas fechas de celebración y prepara tus propias velas caseras para decorar tu hogar.

 

Con la preparación de velas caseras, no solo tendrás la oportunidad de aprovechar los restos de velas que tienes por casa, sino que, además, podrás poner a volar tu imaginación y crear unas lindas velas que te pueden servir de decoración en estas navidades.

Hacer tus propias velas caseras te garantizará un tiempo de relax en un mundo agitado e inundado por la tecnología, lo que hace que siempre estemos acelerados y corriendo de un lado para el otro. Buscar momentos de relajación siempre es necesario ¿No crees?

También, te permitirá ahorrar en la compra de adornos para decorar tu casa durante las fiestas decembrinas.

Podrás jugar con las fragancias, los colores y las formas. Sólo debes poner tu imaginación a volar, y con toda seguridad lograrás obtener bonitas velas que harán de tu hogar el lugar más cálido en estas navidades. O las podrás convertir en un hermoso regalo para tus familiares y amigos.

¿Por qué es importante reutilizar los objetos en Navidad?

Reducir, reutilizar, reciclar, son las tres “R” que respaldan el área ambiental y que en los últimos años han ganado gran relevancia para aquellos que quieren hacer del planeta un lugar mejor para vivir.

Y es que aplicar estas tres “R” en nuestros hogares puede aportar enormes beneficios, tales como:

1.- Ahorrar energía.

2.- Reducir la cantidad de basura que deberá ser reciclada o enviada a los vertederos e incineradores.

3.- Ahorrar dinero.

4.- Evitar la contaminación causada por la reducción de la necesidad de nuevas materias primas.

5.- Reducir la emisión de gases de efecto invernadero que contribuyen al cambio climático.

6.- Permitir que los productos sean utilizados en toda su extensión e incluso que se les puedan dar nuevos usos.

7.- Ayudar a mantener el medioambiente para que puedan disfrutarlo nuestras futuras generaciones.

Así que, en estas Navidades, en lugar de lanzarnos a comprar más adornos para decorar nuestro hogar, optemos por poner en práctica estas tres “R”:  reducir, reutilizar, reciclar, así estaremos poniendo nuestro granito de arena para ayudar al planeta.

Tips de preparación para hacer velas caseras

1.- Planificar. Lo primero que deberás hacer, antes de comenzar a realizar tus velas caseras, será planificar lo que quieres obtener para tener una idea de cuáles serán los materiales que tendrás que comprar.

2.- Escoger el material. Podrás usar parafina, la cual es la opción más popular porque se derrite de forma rápida y es la más económica.

Otra opción será la cera de abejas, que es el tipo que funciona mejor si deseas trabajar con aceites esenciales, aunque será un poco más cara que la anterior.

Por último, tienes la cera de soja, que se constituye en la opción más ecológica y se quema más lentamente.

Ten en consideración que también podrás usar las velas viejas y medio usadas que tengas en casa.

3.- Preparar el lugar de trabajo. Tu área de trabajo deberá estar limpia y protegida. Además, deberás asegurarte de que cuentas con un lugar amplio en el cual podrás moverte cómodamente.

Puedes recurrir al papel de periódico para forrar el área de trabajo. Esto con la finalidad de protegerla en el caso de que ocurra algún derrame.

Asimismo, ten a la mano: agua tibia con jabón y paños viejos para el caso de que si ocurre algún accidente, puedas actuar con rapidez.

4.- Materiales. Las pinturas que compres, asegúrate de que sean a base de aceite o pinturas especiales para velas, ya que los colorantes alimentarios no son buenos para darle color a tus velas caseras.

No olvides los aceites esenciales que son los que le aportarán aroma a tus velas, la mecha y los frascos o recipientes que son los que le darán la forma que desees.

5.- Comprar. Los materiales para hacer tus velas caseras podrás encontrarlos en supermercados, papelerías, en tiendas que venden productos de artesanía o en tiendas online.

velas caseras navidad

Paso a paso para hacer tus velas caseras en Navidad

En este caso, te comentaremos dos opciones: Cómo hacer velas simples y cómo hacer velas aromáticas.

Velas simples:

1.- Corta la cera que deseas usar en trozos pequeños e iguales para que la misma se derrita de forma rápida y al mismo tiempo.

En el caso de que decidas usar pedazos de velas ya usadas, mezcla con un poco de cera nueva para que te rinda más.

2.- Toma una sartén grande, llénala de agua y llévala al fuego para que hierva. En una taza de medir con asa, un pirex o una sartén más pequeña (que quepa en la sartén grande), agrega la cera que cortaste. Colócala en el agua hirviendo para que la cera se derrita en baño de maría.

3.- Para controlar la temperatura de la cera o la parafina, usa un termómetro, (la parafina se derrite a 50 o 60 °C, mientras que las velas usadas, se derriten a 85 °C. En este último caso, ten presente que deberás retirar la mecha con mucho cuidado).

4.- Cuando la parafina o cera se ha derretido por completo, ha llegado la hora de agregarle color a tu vela. Añade la cantidad que creas necesaria de acuerdo con el color que pretendes obtener y mezcla todo muy bien.

5.- En el frasco que has escogido para recibir la parafina o cera coloca la mecha, que deberá estar ya en su base de metal y pegada al fondo del recipiente. Usa un palito de madera para mantenerla recta.

6.- Vierte la cera en el frasco lentamente y con cuidado.

7.- Deja que la cera se enfríe y endurezca durante 12 a 24 horas.

8.- Corta el exceso de la mecha y ¡Listo! Podrás quemar tu vela casera.

Velas aromáticas:

1.- Opta por usar la cera de soja, que es la más amigable con el ambiente, así como aceites esenciales.

2.- Corta la cera en pedazos pequeños e iguales y derrítela en baño de maría. Ten en consideración que la cera de soja se derrite con bastante rapidez.

3.- Usa un palo de madera o de metal para remover la cera mientras se está derritiendo y posteriormente, agrega el aceite esencial de tu preferencia (de 80 a 120 gotas para el caso de 4 velas).

4.- Coloca la mecha en el frasco, con su base de metal y pégala usando un poco de cera y presionando con un palito de madera para que quede fija.

5.- Coloca un palito de madera de forma horizontal en la parte superior del frasco. Asegura la mecha con cinta adhesiva para que se mantenga totalmente recta y no se mueva al verter la cera.

6.- Vierte la cera con cuidado y lentamente.

NOTA: Jamás viertas los restos de cera por el desagüe del lavaplatos.

7.- Deja que la cera se enfríe y endurezca por unas cuantas horas antes de quemar tu vela.

8.- Corta el exceso de la mecha y ¡Listo! Ha llegado la hora de disfrutar tu vela aromática casera.

Ya sea para ofrecerle a tu hogar un olor especial o para regalarlas a familiares y amigos, las velas caseras te ofrecerán la oportunidad de crear algo con tus propias manos de forma fácil y divertida.

Podrás hacerlas a tu gusto y si tu intención es usarlas como regalo, tendrán un mayor valor para quien las reciba. ¡Lúcete en estas Navidades!

Fuente:

Gran Velada