¿Eres de los que se pega maratones de limpieza y quedas extenuado al final de la jornada? ¿Has pensado en cambiar de metodología para mantener tu casa limpia? Conoce el método 20 /10 y haz que las labores de limpieza sean más amenas y felices.

 

Para mantener tu casa limpia y ordenada no necesitas hacer grandes maratones de limpieza, porque además de ser extenuante, no es nada motivador.

Es por eso que, hoy te presentamos el método 20/10 que te ayudará a mantener tu casa organizada y pulcra para siempre, y lo mejor de todo, sin tener que hacer grandes esfuerzos.

Si eres de los que acostumbra a reservar un día de la semana para pasarse todo un día limpiando con la intención de dejar tu casa reluciente, debes saber que no es necesario dejarlo todo para el último momento. Así como tampoco es buena idea, permitir que se te acumulen las tareas del hogar.

Generalmente, lo hacemos porque en los días de semana nos dedicamos al trabajo, los niños, entre otras cosas y no nos queda tiempo para hacer las labores de limpieza, pero ¿esto será realmente cierto?, o ¿lo que realmente necesitas es organizarte mejor?

¿En qué consiste el método 20 / 10 para limpiar la casa?

El método 20 / 10 fue creado por Rachel Hoffman y es sumamente sencillo, pues consiste en dividir tu jornada de limpieza en períodos de 20 minutos, con sus respectivos descansos de 10 minutos. Permitiendo que el hecho de tener que mantener tu casa limpia no se convierta en un suplicio.

¿A quiénes va dirigido el método 20 / 10?

Esta es una alternativa que no va dirigida exclusivamente a las amas de casa. Al contrario, es un método que puede ser aplicado tanto por hombres como por mujeres. Específicamente, para aquellas personas que no adoran mucho esto de las tareas domésticas y que les cuesta enormemente ponerse a limpiar.

¿Cómo aplicar el método 20 / 10?

Como ya lo dijimos antes, éste es un método que puede aplicarlo cualquiera, pero especialmente, aquellos que no se sienten nada inspirados cuando toca limpiar la casa.

Consiste en dedicar 20 minutos de limpieza, seguidos por 10 minutos de descanso. Es estos últimos minutos, podrás hacer lo que quieras, siempre que no sea limpiar.

Luego de transcurrido este tiempo, podrás iniciar otra ronda de limpieza o dejar la otra tanda de limpieza, para otro día.

No está permitido saltarse los descansos y al final te darás cuenta de que, usando pequeños períodos de tiempo en la limpieza de tu hogar, te ayudará a mantener tu casa a punto, sin tener que hacer tanto esfuerzo. Hasta es muy posible que el hecho de limpiar no se convierta para ti en un calvario.

La clave de todo es ser constante y que logres integrar este método en tu rutina diaria.

10 consejos de limpieza para evitar un día de pesadilla

Además de este método tan sencillo para limpiar la casa, Hoffman va más allá, y nos comenta 10 consejos con los que podrás mantener tu casa siempre limpia y organizada, evitando los tan aplicados maratones, que son poco eficaces y que te dejan y tan cansado.

1.- Para motivarte

Saca una foto del antes y el después. Esto te permitirá tomar conciencia sobre cuáles son los puntos críticos de tu casa y en cuáles deberás insistir un poco más.

método de limpieza 20 / 10

2.- Para empezar el día con buen pie

Haz tu cama antes de salir de casa. Es muy agradable entrar al cuarto y ver todo ordenado después de una larga jornada de trabajo.

3.- Para purificar el ambiente de tu hogar.

Ventila tu casa todos los días. Hacer esto te ayudará a eliminar malos olores y hasta algunas bacterias. Hacerlo repercutirá en tu buena salud y la de tu hogar.

4.- Lava los platos al terminar de comer.

Nada más desalentador que llegar al final del día con el lavaplatos desbordándose de platos sucios. Será un pequeño esfuerzo que te ayudará a mantenerte en equilibrio al ver tu cocina ordenada.

Si, además, vas lavando las ollas, a medida que las dejas de usar cuando cocinas, no tienes ni idea de todo el trabajo que te ahorrarás al final.

5.- No dejes que las cosas se acumulen en tu nevera.

Revísala diariamente y deshazte de aquellas cosas que han caducado. Pon a la vista, los productos que más usas y limpia con frecuencia, con un trapo húmedo, los cajones y estantes de esta.

6.- Comienza a limpiar por aquel sitio que menos te gusta.

Ya después tu motivación estará a punto para continuar con el resto de tu casa y asegúrate de que las cosas están en el lugar que les corresponde.

7.- Para cansarte menos… Empieza siempre de arriba hacia abajo.

Sea porque tu casa tiene dos plantas o te toca limpiar los armarios, comienza siempre por arriba y termina por abajo.

8.- No dejes nada para después.

Recoge todo lo que se encuentra en el piso y que sabes que no es el lugar que le corresponde. Hablamos de ropa sucia, juguetes, zapatos que se encuentran fuera de su lugar, etc.

9.- Ropa limpia y platos al sitio adecuado.

La ropa limpia, una vez seca, deberá estar doblada e ir a parar al lugar destinado para ella.

Lo mismo deberás hacer con la vajilla que se encuentra escurriéndose en el fregadero. Recógela y guárdala en el lugar que le corresponde.

robot de limpieza

10.- Y en la recta final, toca barrer, pasar la aspiradora o fregar el piso.

Este será el punto de cierre de las limpiezas en tu hogar. Podrás hacer esta actividad tu misma, o valerte de las herramientas que actualmente el mercado pone a tu disposición, tales como los robots que te ayudan a mantener el piso de tu casa limpio todos los días, si tanto esfuerzo de tu parte.

Ahora sí, podemos decir que tu casa se encuentra limpia y ordenada, y con toda seguridad tendrás energía, así como más tiempo para dedicarte a las cosas que realmente te gustan.

¡Aplica estos consejos en la limpieza de tu hogar y sé más feliz!

Fuente:

Ideas y Tendencias Interiores 

MD Mi decoración