La Sopa de Piedra es una receta tradicional de la gastronomía Portuguesa, específicamente de la región de “Almeirim” y que cuenta con su propia historia. Es súper nutritiva y muy sabrosa. Te contamos cómo prepararla.

 

Antes de la receta, te contamos un poco de la historia de esta Sopa de Piedra…

 

Según la cultura popular, un hambriento fraile, confrontado con el hecho de que nadie le quería dar una limosna, le comentó a un labrador que se encontró por el camino, que haría un caldo de piedra. Quienes lo escucharon decir el nombre de la sopa, comenzaron a reírse pues les pareció muy gracioso, pero el fraile no le dio importancia y rápidamente se dispuso a explicar cómo se preparaba la intrigante receta.

 

Recogió una piedra del suelo, la sacudió y le pidió al labrador que le prestara una olla de barro. El fraile tomó la olla y la colocó al fuego con agua junto con la piedra. Todos sentían gran curiosidad por conocer cuál sería el resultado de todo aquello. El fraile, seguro de su receta, iba explicando cómo se hacía el caldo.

 

Pidió un poco de aceite, después papas, algunos condimentos, y luego, carnes y el labrador, cada vez con mayor curiosidad, le iba entregando al fraile, cada uno de los ingredientes solicitados. La sopa olía cada vez mejor y cuando el fraile terminó de prepararla, se la comió.

 

En el fondo de la olla, solo quedó apenas la piedra. El labrador y las personas que vieron al fraile preparar la sopa de piedra, le preguntaron el por qué había quedado allí la piedra. A lo que el clérigo respondió con total prontitud, que la llevaría con él para preparar más sopa de piedra. Y así, de casa en casa, el inteligente fraile, conquistaba sus comidas diariamente.

 

Final de la historia y ahora sí…

 

¡No dejes de probar La Sopa de Piedra! un plato con una historia original y tradicional. Descubre cómo una leyenda se transformó en una receta deliciosa y muy nutritiva.

 

 

 

Ingredientes:

 

800 gramos de carne de cerdo (orejas, tocino, patas)

1/2 kilogramos de frijoles rojos

1 hoja de laurel

250 gramos de carne de res

60 gramos de chorizo

60 gramos de morcilla

1 cebolla

2 zanahorias

1 col cerrada

2 dientes de ajo

500 gramos de papas

1 farinheira (embutido portugués)

1 rama de cilantro

sal y pimienta

 

 

Preparación:

 

1.- El día anterior al que prepararás la sopa, limpia muy bien las orejas y las patas del cerdo y agrégales sal. Además, no olvides colocar los frijoles en remojo.

 

2.- En una olla a presión, coloca los frijoles, junto con la hoja de laurel, sal y pimienta y en otra olla, cocina la carne de res, la de cerdo y los embutidos (menos la farinheira).

 

3.- Cuando la carne y los embutidos se encuentren cocidos, retíralos de la olla (reserva) y agrega: la cebolla picada, las zanahorias cortadas en rodajas, la col cerrada cortada en julianas, los dientes de ajo picados y las papas cortadas en cubos. Añade más agua si lo consideras necesario y déjalos hasta que estén cocidos.

 

4.- Retira dos cucharones de frijoles y tritúralos. Añade los frijoles enteros y los triturados a los vegetales. Coloca por encima la farinheira y deja que se cocine.

 

5.- Retira la farinheira cocida, córtala en rodajas e intégrala a la sopa, así como los demás embutidos cortados, también en rodajas y las carnes, cortadas en cubos. Por último, corrige la sal, agrega pimienta y el cilantro picado (al gusto).

 

 

 

Listo! Sirve tu Sopa de Piedra bien caliente. ¡Te encantará!

 

 

Fuente:

 

Mulher Portuguesa

Imagen de Mulher Portuguesa