¿Quieres aprender a preparar unas sabrosas albóndigas de carne molida? Te contamos la receta de la abuela. Toma nota.

 

Esta es una receta muy fácil con la que aprenderás a preparar unas ricas albóndigas de carne molida, que casi siempre son acompañadas con pasta, arroz y claro, no podía faltar, su respectiva salsa de tomate.

Puedes preparar tus albóndigas con carne de ternera o con una combinación de esta carne y la de cerdo. Si te decides por esta última alternativa, la mezcla deberá hacerse en la siguiente proporción: 70% de carne de vaca y un 25 % de carne de cerdo.

Esta mezcla hará que las albóndigas queden más jugosas.

Prepara papel y lápiz y pongámonos manos a la obra.

 

Ingredientes:

Para las albóndigas…

½ kilo de carne molida

1 cebolla

2 huevos

3 cucharadas de pan rallado

1 cucharada de perejil fresco

1 pizca de orégano

1 pizca de ajo en polvo

Harina

Sal

Para la Salsa de Tomate…

1 kg de tomate

1 cebolla

4 dientes de ajo

1 cucharadita de azúcar

2 cucharadas de salsa de soja

Aceite de oliva extra virgen

 

Preparación:

De las albóndigas…

1.- En una sartén con un poco de aceite, sofríe la cebolla finamente picada.

2.- Coloca la carne molida en un recipiente y agrega el pan rallado, los huevos, la cebolla, el orégano, el ajo en polvo, la sal y el perejil finamente picado.

Posteriormente, añade un poco de harina y amasa los ingredientes hasta que obtengas una mezcla compacta y maleable.

Corrige la sal si es necesario o los demás condimentos.

3.- Para hacer las albóndigas, forma bolitas con la mezcla anterior y pásalas por el pan rallado. En el caso de que la carne no esté compacta, podrás agregar un poco más de harina y volver a amasar.

4.- En una sartén con abundante aceite, fríe las albóndigas hasta que adquieran un color dorado. Retíralas del fuego y colócalas sobre papel absorbente para quitarles el exceso de aceite.

 

De la salsa de tomate…

1.- En una cazuela, sofríe la cebolla y 2 dientes de ajo con un chorrito de aceite.

2.- Pica los tomates y agrégalos a la cazuela, junto con una cucharadita de azúcar.  Cocínalos durante 30 minutos y después  añade la salsa de soja. Mezcla todo muy bien y luego, licúa los ingredientes para obtener la salsa de tomate.

3.- Coloca la salsa de tomate en una cazuela y en ella introduce las albóndigas. Cocínalas durante 8 a 10 minutos.

4.- Decora con una ramita de perejil.

Nota: Podrás preparar tus albóndigas solo fritas o acompañarlas con salsa de tomate.

¿Cuál opción prefieres?

¡Buen Apetito!

Fuente:

Recetas Gratis 

Hogarmanía