¿Estás buscando recetas para celebrar Halloween? Hemos encontrado para ti este delicioso pastel de cementerio de chocolate, en donde los fantasmas terroríficos encontraron un hogar. ¿Te atreverías a probarlo?

 

Para que tus comidas en Halloween sean divertidas, solo tienes que poner en marcha tu imaginación y darles un toque especial a esas recetas simples, pero a la vez deliciosas.

En esta época del año no pueden faltar las recetas con calabaza y por qué no aprovechar que las tienes en tus manos para decorarlas.

¿Listo para preparar ese Cementerio de Chocolate terrorífico?

¡Pongámonos manos a la obra!

Ingredientes:

Para la torta…

300 gramos de chocolate con más de 60% de cacao

50 gramos de mantequilla

70 gramos de azúcar

120 gramos de harina de trigo

6 huevos

Galletas rectangulares

Galletas de chocolate rellenas tipo oreo

Suspiros fantasmas…

4 claras de huevo

200 gramos de azúcar glas

1 cucharadita de café de aroma de vainilla

Pintura comestible negra para hacer los ojos (se puede usar como alternativa el chocolate derretido)

½ cucharadita de cremor tártaro (opcional)

Preparación:

Para la torta…

1.- Precalienta el horno a 200 °C.

2.- Derrite el chocolate y la mantequilla en baño de maría. Revuelve bien hasta que se enfríe.

3.- Toma los huevos y separa las claras de las yemas. Bate las claras hasta que alcancen el punto de nieve o queden bien firmes. Reserva.

4.- Bate las yemas de huevo junto con el azúcar, hasta que obtengas una mezcla blanquecina.

5.- Agrega a las yemas el chocolate derretido e integra muy bien los ingredientes.

6.- Junta la harina, previamente tamizada. Posteriormente, añade las claras de huevo. Mezcla haciendo movimientos envolventes.

7.- Vierte la masa en una tortera rectangular y hornea durante 10 minutos, o hasta que los lados y la cobertura estén cocidos.

8.- Tritura las galletas de chocolate y espárcelas sobre la torta.

9.- Usando la pluma de tinta comestible decora las galletas rectangulares para que parezcan tumbas.

Para los Suspiros fantasmas…

1.- Precalienta el horno a 100 °C.

2.- Cubre una bandeja que pueda ir al horno con papel vegetal.

3.- Separa las claras de huevo con cuidado, para que no se contaminen con las yemas, ya que, si esto sucede, no lograrás que crezcan.

4.- Comienza a batir las claras. Cuando  estén esponjosas, podrás agregar el cremor tártaro (en el caso de que decidas usarlo).

5.- Cuando empiecen a formarse picos suaves, agrega el azúcar de forma gradual y bate la mezcla hasta que alcance picos firmes y el azúcar se encuentre bien disuelto.

6-. Agrega el extracto de vainilla e intégralo bien a la mezcla, la cual deberá quedar bien firme.

7.- En la bandeja que irá al horno, comienza a hacer los fantasmas (montañas de 5 centímetros de altura), para lo cual deberás usar una manga de pastelería con una boquilla de 1 centímetro.

8.- Lleva al horno, durante una hora a hora y media.  Hasta que queden secos y crocantes, y además, se logren separar fácilmente del papel.

9-. Retíralos del papel mientras están calientes.

10.- Apaga el horno y deja los fantasmas en la bandeja dentro del mismo para que se terminen de secar.

11.- Cuando ya estén secos, píntales los ojos y distribúyelos por la superficie de la torta de chocolate, junto con las tumbas.

¡Ya tienes tu Cementerio de Chocolate listo para celebrar la noche de Halloween!

Fuente:

Receta y foto de: Pumpkin Famílias Felizes