A todo el mundo le gusta este postre, pero la mayoría piensa que es muy difícil de preparar. ¡Olvídate de los mitos y atrévete a prepararlo en casa!

 

La Panna Cotta es originaria de Italia, específicamente de la región del Piamonte, y es elaborada a partir de crema de leche, azúcar y gelificantes, la cual se suele adornar con mermeladas de frutas rojas.

Este postre puede hacerte recordar al flan, pero es más lácteo y tiene una textura más parecida a la de la gelatina.

¿Estás listo para derrumbar los mitos y preparar este delicioso postre, sin complicaciones?

Te compartimos la receta…

Ingredientes:

500 ml de crema de leche bien fresca

½ taza de leche

1 cucharada de gelatina en polvo (sin sabor)

5 cucharadas de azúcar

2 cucharadas de agua

½ cucharadita de esencia de vainilla

Aceite para engrasar los moldes

Preparación:

1.- El primer paso que debes dar es, colocar el agua en una taza pequeña y agregar la gelatina sin sabor. Deberás mezclar muy bien, para luego, dejar reposar la mezcla por unos 2 minutos.

2.- Después, en una olla pequeña integra la crema de leche, la leche y el azúcar.

3.- Lleva la olla al fuego medio/bajo y deja que se cocine todo hasta que el azúcar se derrita por completo. (No dejes que hierva)

4.- Retira la mezcla del fuego y agrega la gelatina, previamente disuelta en el agua. Integra bien los ingredientes y luego deja que se enfríen.

5.- Una vez fría la mezcla, añade la esencia de vainilla y revuelve todo muy bien.

6.- Con la ayuda de un cucharón llena vasos de vidrio pequeños, previamente untados con aceite. Llévalos a la nevera, durante 6 horas aproximadamente.

Recuerda que mientras más tiempo lo dejes, más firme estará tu panna cotta.

7.- Cubre cada panna cotta con un almíbar.

almíbar de fresa

SUGERENCIA: Almíbar de fresas

Ingredientes:

450 gramos de fresas

¼ de taza de azúcar

¼ de taza de agua

El jugo de medio limón

Preparación:

1.- En una olla, coloca todos los ingredientes y llévalos a un fuego medio.

2.- Espera a que hierva y cocina a temperatura baja, durante 20 a 30 minutos.

3.- Después de que esté fría, cubre la panna cotta y sirve inmediatamente.

¡Buen apetito!

Fuente:

Ekonomista