¿Te provoca una lasaña para consentir a tu estómago? ¿Qué te parece optar por una de verduras? Aventúrate a probar algo diferente.

 

Comer bien y saludable, no tiene por qué ser sinónimo de ingerir recetas sin sabor y la lasaña de verduras es una fiel prueba de ello.

Es una variable de la lasaña a la boloñesa e incluso mucho más fácil de preparar. Puedes utilizar las verduras que más te gusten. Simplemente deberás saltearlas y dejarlas a tu gusto para incluirlas en esta receta.

A ponerse el delantal y manos a la acción…

 

Ingrediente:

4 a 6 placas de lasaña

2 cebollas

3 dientes de ajo

1 berenjena

1 calabacín

150 gramos de champiñones frescos

½ pimiento verde

½ pimiento rojo

3 tomates

600 ml de leche

200 ml de pulpa de tomate

50 gramos de mantequilla

50 gramos de harina de trigo

Orégano seco

Queso rallado tipo emmental o mozzarella

Sal

Pimienta

Nuez moscada

Preparación:

Salsa bechamel…

1.- En una olla a fuego lento, derrite la mantequilla y luego, junta la harina. Revuelve muy bien estos dos ingredientes, hasta que se forme una pasta homogénea, sin grumos.

2.- A continuación, añade la leche caliente poco a poco, en forma de hilo, mientras remueves constantemente para que no se pegue al fondo. Cuando se hayan mezclado bien todos los ingredientes, añade: sal al gusto, pimienta, nuez moscada.  Retira del fuego y reserva.

Para la Lasaña…

1.- Si has comprado las placas para lasaña precocida, lo que tendrás que hacer será poner las placas de remojo en agua, durante unos 10 a 15 minutos (lo que indique el paquete). Deberás removerlas de vez en cuando para que no se peguen.

Por el contrario, si has comprado las placas normales, sigue las instrucciones del paquete para prepararlas.

2.- Pela la cebolla y córtala en medias lunas muy finas y saltéalas en una sartén con un poco de aceite. Agrega los dientes de ajo picados finamente (también pelados) y los pimientos picados en tiras. Déjalos cocinando por unos cuantos minutos.

3.- Posteriormente, añade la berenjena cortada en cubos, el calabacín cortado en medias lunas, los champiñones laminados y los tomates cortados en cuartos. Agrega sal y pimienta. Continúa cocinando por unos minutos más.

4.- Finalmente, agrega la pulpa de tomate, el orégano y cocina todos los ingredientes durante 5 minutos. Retira del fuego y reserva.

5.- Precalienta el horno a 200 °C.

6.- Comienza a montar la lasaña en una bandeja de horno. Coloca primero una porción de salsa bechamel y cúbrela con las placas de lasaña. Esparce una porción de verduras salteadas y cúbrela con las placas de lasaña, luego vuelves a añadir bechamel y así sucesivamente, hasta que te quedes sin ingredientes.

7.- En este punto cubre la superficie con salsa bechamel y espolvorea el queso rallado por encima.

8.- Lleva la lasaña al horno y baja la temperatura a 180 °C. Hornea durante 20 minutos o hasta que veas que el queso se ha dorado y metiendo un palillo de madera en la pasta, te das cuenta de que está cocida.

9.- Retira la lasaña de verduras del horno y déjala reposar antes de cortarla y servirla.

Tips:

  • Si quieres ganar en presentación puedes preparar la lasaña en moldes individuales.
  • Si deseas hacer la lasaña más ligera, puedes prescindir de la salsa bechamel. En este caso, deberás agregar más salsa de tomate a la pasta para que no quede seca.
  • Si rallas el queso al momento de usarlo, tendrá mucho más sabor.
  • Si quieres preparar la lasaña con antelación, podrás montarla y después reservarla en la nevera. Quedará aún más deliciosa.

Fuente:

Recetas de Escándalo 

Imagen por:  Igor Lukin en Pixabay