¿Cómo hacer una fondue de queso perfecto? Te lo contamos todo a continuación. Quédate con nosotros.

 

La fondue de queso es originaria de Suiza, específicamente de la región de Romandía. Es una costumbre que se cree nació en las zonas montañosas de este país, y que era puesta en práctica por los pastores de la región, quienes calentaban trozos viejos de queso como una forma de entonar su cuerpo, ante las inclemencias del clima, llevándose al estómago una comida caliente.

Desde entonces, la fondue de queso ha traspasado fronteras y se ha vuelto popular a nivel mundial. Cada país la ha adoptado y adaptado a sus costumbres, por lo que seguramente te encontrarás una gran cantidad de recetas y variantes.

Aunque la receta de fondue de queso es muy versátil y se puede adaptar a cada costumbre de cada país, debemos señalar que la tradicional se basa en el uso de dos quesos principales: el queso Gruyere y el queso Vacherin Fribourgeois.

El primero se produce en los Alpes Suizos, entre mediados de mayo y mediados de octubre. El segundo, es un queso cremoso y fundente que se elabora en la misma zona geográfica. Para la elaboración de ambos se utiliza leche y la combinación de estos es perfecta para la preparación de la fondue.

Algunas alternativas a estos quesos son: el emmental, el raclette, el sbrinz, el comté francés, el fontina italiano y el cheddar británico.

¡Vamos con la receta!

 

Ingredientes:

200 gramos de queso gruyere

300 gramos de queso emmental

1 diente de ajo

1 cucharada de almidón de maíz

1 copa de coñac

¼ de vaso de vino blanco seco

Sal

Nuez moscada

Preparación:

1.- Ralla los quesos.

2.- Disuelve el almidón de maíz en el vino blanco y luego, integra el coñac.

3.- Añade una pizca de nuez moscada y sal (si consideras que es necesario).

4.- Pasa el diente de ajo por el fondo y las paredes de la olla.

5.- En la olla, coloca los quesos y el líquido que preparaste con el vino blanco, el coñac y el almidón. Mezcla continuamente a fuego bajo, hasta que el queso esté completamente derretido y la masa adquiera una consistencia homogénea y lisa.

Tips para una fondue de queso perfecta…

Si la fondue te ha quedado muy líquida, puedes espesarla añadiendo más queso o con un poco de almidón de maíz disuelto en una taza de agua.

Si por el contrario te ha quedado muy espesa, solo debes añadir un poco de vino blanco.

Si la fondue se ha cortado, llévala de nuevo al fuego y añade un poco de vino blanco, almidón de maíz y zumo de limón. Estos ingredientes se encargarán de darle más consistencia a la mezcla.

Acompaña la fondue con trocitos de diferentes panes. También puedes acompañarla con verduras troceadas cocidas al vapor, tomates Cherry, champiñones, salchichas. ¡Tu imaginación es el límite!

Recuerda que la olla para la fondue es un utensilio indispensable para la elaboración de una fondue perfecta. Las puedes encontrar:  tradicionales, de acero inoxidable y eléctricas.

¡Vamos! Anímate a preparar esta deliciosa fondue de queso y aprovecha la ocasión para compartirla con tus familiares o amigos.

Fuente:

Directo al Paladar