¡Con trabajo y esfuerzo las cosas SI suceden!

 

Cuando me casé, he de confesarlo, pensé… si no funciona me divorcio; viniendo de un matriarcado, pensaba que todo lo podía. En mi inconsciencia y mi falta de madurez nunca vi la imperiosa necesidad de tener sensatez para tomar estas importantes y trascendentes decisiones que se toman en la vida. 
 

Después de 10 años de matrimonio inestable, 3 hermosas hijas y una maravillosa terapia individual, decidí que no quería seguir estando con mi ex marido; aún con ese pensamiento, después de varios fallidos intentos por salvar mi matrimonio, le pedí al papá de mis hijas que, por favor, dejara la casa, petición a la que se negó, por lo que agarré a mis tres hijas de 10, 9 y 7 años respectivamente, empaqué sus cosas, le avisé que me iba, y me salí de mi casa, sin saber lo duro que pintaban las cosas, pero siempre esperanzada en mejorar. 

 

En ese entonces, tenía una tienda de muñecas que se vestían igual que las niñas.. Algo así como "american girl", la tenía con una amiga; en un principio las cosas iban bien; sin embargo, vino la devaluación del peso mexicano y cerramos la tienda. Como parte de la repartición de activos, yo me quedé con las máquinas de coser, y el taller de costura, pero.. Era todo lo que tenía.. Qué se supone que debería hacer?? Necesitaba trabajar y sacar a mis 3 hijas adelante, ya que su padre no sólo no daba pensión, sino que estaba en la lucha en los juzgados. Yo seguía pagando abogados, copias y más copias certificadas y carísimas.. En finnnnnnn… Qué cosa! Qué época!! Que duras me las viiii!!! Pero todo se volvía esperanza cuando llegaba la hora de dormir a mis niñas y las veía vulnerables y chiquitas; era de ahí de dónde sacaba las fuerzas, las ganas!! Era ahí donde se me olvidaba el cansancio y el sueño.. Nada importaba más que salir adelante! Ellas fueron y siguen siendo mi motor. 

 

Después de una plática con mi cuñado que ama los perros, decidí probar camino en la producción de ropa y accesorios para mascotas. Un día hablé a Liverpool, una de las tiendas departamentales más importantes de México, y pregunté si había departamento de mascotas, me dijeron que sí, me comunicaron con Héctor el comprador, y lo primero que le dije fue que tenía una línea de ropa para mascotas que le quería mostrar, se notó interesado y me dio cita para dos días después; la buena noticia era que tenía la cita, la mala era que no tenía ningún muestrario hecho!! Le pedí a Héctor que me diera la cita una semana después. En ese momento, corrí al taller a fabricar el muestrario, y me presenté a enseñárselo en la fecha indicada. Héctor me dio la oportunidad de estar en 6 tiendas para probar, y hoy, 7 años después, estoy en 50 tiendas en toda la república, varias veterinarias y grandes empresas especializadas en mascotas en el país.

 

Mi marca "LA MASCOTA DE ANA" es la marca más prestigiada para mascotas en México. Los planes de expansión son grandes, incluyen exportación y fabricación de accesorios para veterinarios. Hace dos semanas que estoy estrenando socia, invité a mi prima a formar parte de la empresa, con lo que lograremos un crecimiento rápido que nos permita posicionarnos en todas las veterinarias del país y fortalecer nuestra venta en línea de www.lamascotadeana.com.

 

 

  • Cuando la vida se pone dura, nosotros nos ponemos más fuertes. Para ser emprendedor se necesita más maña que fuerza, vuelo, y sobre todo, trabajo duro y constante. 

  • México