¿Le sacas fotos a todo lo que se te atraviesa por el camino y te parece interesante? ¿Te gustaría iniciarte en el mundo de la fotografía y hacer de ella un negocio rentable? ¡Quédate con nosotros! Te contaremos 10 consejos básicos que te servirán, tanto si quieres comenzar como si ya llevas un tiempo en ello, para organizar tu actividad fotográfica.

 

1.- El MODELO DE CÁMARA NO IMPORTA

En primer lugar, debes saber que para empezar en la fotografía el equipo que tengas no es tan importante, así que no es necesario que de entrada te gastes un montón de dinero comprándote una cámara de última generación ¿Por qué?

1.- Porque estás empezando.

2.- Aún no sabes a qué tipo de fotografía quieres dedicarte.

3.- Cualquier inversión, en este momento, probablemente resulte en una decisión errónea.

En tal sentido, inicia con la cámara que tengas. Y si no tienes cámara de ningún tipo, entonces recurre al mercado de segunda mano, y compra una que cumpla con los siguientes requisitos mínimos:

1.- Que sea una cámara réflex

2.- Que tenga ópticas intercambiables.

No importa que no tengas el último modelo de cámara, puesto que lo más importante serán tus habilidades creativas y tus conocimientos sobre la configuración de la cámara con la que cuentas.

Por el momento, concentra tu esfuerzo en tus habilidades y no en coleccionar cámaras y accesorios, porque en este momento lo más importante es aprender.

2.- HAZ UN CURSO DE FOTOGRAFÍA

Está muy bien ser autodidacta, pero si quieres dedicarte a esto de la fotografía en serio, haz un curso de fotografía con el que puedas aprender la bases, las técnicas y los diferentes estilos fotográficos.

Mientras más conocimientos tengas, más herramientas tendrás para destacar en un mundo que es de por sí bastante competitivo.

Te recomiendo el Curso de Iniciación a la Fotografía de Kike Arnaíz. Aprenderás a manejar tu cámara en modo manual y además, te contará los conceptos básicos y las herramientas que necesitas para crear fotos profesionales.

3.- ESCOGE TU ESPECIALIDAD FOTOGRÁFICA

El campo de la fotografía es muy amplio y probablemente no podrás dedicarte a todo lo que este implica, por lo que es necesario que escojas el nicho con el cual vas a querer trabajar y especializarte.

Ten en cuenta que hay muchos nichos de fotografía que puede que te encanten, pero que difícilmente podrás vivir de ellos, ya que unos son más rentables que otros.

Algunos de los nichos más relevantes son:

a) Fotografía de retrato

b) Fotografía de bodegones

c) Fotografía de paisajes

d) Fotografía gastronómica

e) Fotografía deportiva

f) Fotografía de vida salvaje

g) Fotografía de eventos

h) Fotografía de mascotas

i) Fotografía submarina, entre otros.

Uno de los nichos más lucrativos en la fotografía es el de eventos, especialmente aquellos que sucederán una sola vez en la vida, como por ejemplo bodas, bautizos, eventos musicales, reuniones importantes de una gran empresa, etc. No es fácil, no es para todos, pero si quieres asumir el reto, puede dejarte un muy buen dinero.

Con este tipo de nicho es con el que más fácilmente puedes desarrollar un negocio y una cartera de clientes. Si quieres empezar por alguno, empieza por este.

4.- HAZ USO DEL MARKETING PARA PROMOCIONAR TU TRABAJO

Puede que en un primer momento no te conozca nadie. Por lo que, después de adquirir los conocimientos básicos sobre fotografía, lo segundo en lo que debes enfocarte es en cómo venderlas, para lo cual deberás aprender técnicas de marketing y ventas.

De nada te sirve tener fotos magníficas si no tienes quien te las compre ¿verdad?

Entonces, conviértete en un magnífico vendedor y siempre tendrás quien compre tus fotografías.

Iniciación a la fotografía

5.- NO DESPILFARRES TU DINERO EN TU MATERIAL

No hace falta que tengas la mejor cámara, diferentes trípodes, el último teleobjetivo. Es mejor ir poco a poco.

Todo aquel material que solo vayas usar una única vez alquílalo en lugar de comprarlo. Compra solamente aquellos materiales que sabes que necesitarás todos los días.

Esto también aplica para los softwares de edición y retoque fotográfico. Están los muy caros (que no necesitarás en este momento) y los económicos que te pueden dar el mismo resultado y a veces hasta mucho mejor.

Lo realmente importante es que puedas ofrecer a tu cliente un producto que lo enamore y que seas capaz de sacarle partido a todo tu equipo.

No pienses que un tipo de software o un determinado equipo será determinante en el resultado de tu fotografía. Realmente quien hace la fotografía eres tú. Eres tú quien decide la toma, el encuadre y la posproducción.

Tu capacidad de ganar dinero está en tu imaginación y capacidad de producir.

6.- CREA UN PORTAFOLIO Y ASEGÚRATE DE QUE SEA BUENO

La mejor manera de crear un portafolio es con la gente que te rodea, familia, amigos, vecinos, etc.

Pídeles que te permitan fotografiarlos y que te dejen ir a sus eventos familiares con tu cámara.

Busca en grupos de intercambio de personas que desean tener fotografías y se dejan fotografiar gratis (ejemplo modelos) a cambio de tener un portafolio.

Esto te permitirá ensayar hasta que tengas una cantidad suficiente de fotografías de las que puedas comenzar a seleccionar las mejores.

Hacer todo esto te servirá de aprendizaje, tanto para la toma de tus fotografías, como en el manejo de las personas, lo cual también es muy importante.

Cuando tengas una buena cantidad de fotos, escoge tus mejores. Lo normal es que de 100 a 200 fotos mediocres obtengas una excelente. Enseña únicamente estas últimas.

Una vez que tengas un buen portafolios, podrás empezar a cobrar.

7.- TENER UNA WEB ES FUNDAMENTAL

Crea tu propia web profesional, porque será allí desde donde podrás crear tu marca, consolidar tu imagen y por qué no, vender tus servicios.

Todo fotógrafo profesional debe tener una página web. A partir de allí, podrás crear un perfil en las redes sociales que más te interesen, como, por ejemplo: Facebook e Instagram.

Una página web que luzca profesional, que proyecte hacia tus potenciales clientes confianza y calidad, te ayudará a crecer en tu negocio sin lugar a duda.

Ten en cuenta que debe estar diseñada para vender y que debe mostrar tus mejores fotos.

8.- TEN PRESENCIA EN LAS REDES SOCIALES SÍ O SÍ

Las redes sociales son hoy en día el boca a boca de antes. Por lo que debes asegurarte estar en las más importantes o en las que consideres que van con el trabajo que estás desarrollando.

Ellas te ayudarán a dar a conocer tu trabajo, además de, permitirte construir una audiencia que te quiera y admire lo que haces.

Tus fans te recomendarán y comenzarán a aparecer los contratos.

Las redes sociales vendrían siendo tus relaciones públicas, así que úsalas con sabiduría.

9.- DESTÁCATE DE LOS DEMÁS

Es muy normal que cuando comienzas en la fotografía tiendas a copiar a tus maestros, pero eso no puede durar mucho tiempo. Lo ideal es que saques lo mejor de ellos y crees tu propio estilo.

Debes encontrar tu propia manera de comunicarte a través de la fotografía, con una imagen diferente y un estilo único que te permita destacarte del resto.

Cuando logres esto, los clientes serán quienes te buscarán y lo harán porque tu forma de trabajar es única.

Por lo tanto, si quieres tener un negocio lucrativo encuentra cuanto antes el estilo que te destacará sobre tu competencia.

10.- NO DIGAS QUE SÍ A TODO

En un principio, la tendencia será decirle que sí a todos los trabajos que surgirán, pero con el tiempo te darás cuenta de que no todo el trabajo que te encargan te gusta o que el pago no está siendo el que te mereces.

Aprende a ser selectivo y a tomar únicamente los trabajos que sabes que te aportarán satisfacción y verdadera rentabilidad.

Te darás cuenta de que te sobrará tiempo que podrás utilizar para crecer, para estudiar marketing, para buscar mejores clientes.

Como ves iniciar en la fotografía es todo un proceso, requiere de estudios, dedicación, esfuerzo y perseverancia, y no acaba aquí, pues solo te estamos mostrando los aspectos más básicos del comienzo de tu negocio rentable.

¿Qué otro aspecto se te ocurre que podemos añadir a la lista? Escríbelo en la sección de comentarios.

Fuente:

Blog del Fotógrafo 

Marketing para Fotógrafos