¡Conoce cómo los vínculos entre los colaboradores de tu empresa pueden llevarla al éxito o al fracaso!

///¡Conoce cómo los vínculos entre los colaboradores de tu empresa pueden llevarla al éxito o al fracaso!

¡Conoce cómo los vínculos entre los colaboradores de tu empresa pueden llevarla al éxito o al fracaso!

Por | 2018-10-14T11:03:13+00:00 mayo 25, 2017|Consultoría |Sin comentarios
La Madurez individual tiene mucho que ver con la coherencia en el Eje Pensamiento-Emoción-Acción, pero la Madurez de los grupos y de las organizaciones, tiene que ver con el equilibrio...

 

…Tiene que ver con el máximo aprovechamiento de las individualidades que comparten el proyecto. En definitiva, con un equilibrio entre lo que es Común a todos los que pertenecen a ella, y lo que es específico de cada persona.

 

Y, ¿Qué es o qué debe ser lo Común en todos los colaboradores que comparten un Proyecto empresarial? Yo creo que, sin lugar a dudas, debe ser la Cultura. Y debe ser la cultura, porque las organizaciones necesitan una cultura fuerte. Y subrayo las dos palabras: UNA y FUERTE.

 

UNA, porque vemos con demasiada frecuencia organizaciones donde prevalecen diferentes culturas, o diferentes interpretaciones de su cultura. Ya sea por departamentos, zonas geográficas, tipos de jefes que dicen tener la interpretación correcta, etc… y la realidad es que gastan la mayor parte de sus energías en luchas intestinas por el poder, mal llamado liderazgo en estos casos, pero siempre en detrimento de su eficiencia ante el mercado.

 

Cuando el Vínculo en torno a un proyecto es débil, las diferencias entre ideas y estilos, van a debilitar siempre el resultado. Uno más Uno es menos que Dos. De hecho, si pudiéramos poner en valor económico el costo de esas luchas, nos daríamos cuenta con demasiada frecuencia de que el aporte de muchos supuestos líderes a su organización, es un aporte negativo en términos económicos. Y eso es así porque confrontar culturas con la idea de vencer, debilita el proyecto común, las sinergias y, por tanto, los resultados.

 

Sin embargo, cuando el vínculo es FUERTE en torno a un proyecto común, esas mismas diferencias van a sumar, van a enriquecer, porque son diferencias de criterio en busca de la mejor propuesta, de la mejor idea, de la mejora del proyecto común. Y no hay egos en juego capaces de optar por la idea mediocre siempre y cuando sea la propia, sino personas en conjunción buscando la mejor idea, la más idónea, la más oportuna para este momento de la organización. Hay victoria común. Uno más Uno es mucho más que Dos. Cuando hay vínculo fuerte, hay aprovechamiento real de las sinergias, de las diferencias, de la Diversidad.

 

 

Por eso, me genera una sonrisa y me preocupa, cuando un director me comenta con mucha determinación que él está “muy orientado a resultados”. Generalmente quieren decir que están muy orientados a lograr la cifra, el número, sea como sea. Para mí eso es una visión cortoplacista. Orientándome a desarrollar equipos, yo también estoy muy centrado en los resultados, pero a corto, medio y largo plazo.

 

Un buen líder es por tanto, un constructor de Cultura, de un Proyecto Común, capaz de aglutinar talentos, y un creador de ambientes expansivos donde éstos se puedan desarrollar. Es por esta razón que los líderes son tan procurados y se les paga por ello.

 

Uno de sus objetivos principales será el de, lograr establecer vínculos con sus colaboradores y dependiendo de la fuerza de los vínculos que logre construir, los resultados variarán a su favor o en su contra.

 

  • A mayor vínculo, más flexibilidad. Aprender de los errores, corregir para mejorar. Conclusión: crecimiento, perdón, aprendizaje… Asociación sana entre el Ser y el Hacer.

     

  • A menor vínculo, mayor rigidez. Error como castigo, amenaza de ruptura, fracaso, etc… conclusión: pasividad, silencios resentidos, vínculo débil. Asociación errónea entre el Ser y el Hacer.

     

La conclusión es que la posibilidad de que un equipo sume no depende tanto de los individuos aisladamente, sino de que la cultura que comparten sea fuerte o débil. En Trabajo en Equipo, 1+1 nunca es = 2.

 

O es más o es menos.

 

 

Preguntas:

 

– ¿Estoy centrado solo en los resultados a corto plazo o quiero construir un proyecto sólido y duradero?

 

– ¿Soy coherente entre los valores que declaro y mis comportamientos?

 

– ¿Qué tipo de valores o mensajes creo que estoy generando con mis comportamientos?

 

– ¿Soy consciente de que si no hay coherencia entre ellos, estoy destruyendo los valores?

 

 

Autor:

 

Rafael Calbet

 

  • :

    Tal vez te interese leer sobre: ¡Alumbrar o Deslumbrar! ¿Qué tipo de Liderazgo practicas?

     

    Si te ha gustado este artículo, compártelo con tus amigos. Si deseas dejarme tu aporte, recuerda que tienes a tu disposición el área de comentarios. Me encantará leer tu opinión.

  • : México

Acerca del autor:

Me interesa la transformación personal, de equipos y culturas, el bienvivir, la felicidad y el desarrollo personal. Nací en España, soy psicólogo, coach profesional y escritor. Tengo 35 años de experiencia en el diseño e impartición de programas y talleres de liderazgo, desarrollo personal y directivo. Soy conferencista reconocido en diversos países de Latinoamérica. Cuento con diversas certificaciones y Masters en Coaching (Ontológico, Coaching Avanzado de Negocios, Coaching de Equipos, Coaching de Vida y Coaching Primordial), avalados por diferentes escuelas nacionales e internacionales; además de una Maestría en Ecología Emocional. Soy coach nivel PCC por la ICF. Trabajé como Senior Manager de Capacitación en PriceWaterhouseCoopers, y fui Responsable de Formación para España y Portugal en Fiat Ibérica y Nixdorf Computer. He sido profesor de Master en U. Complutense, U. Carlos III (España), U. Católica de Chile y el ITESM. Actualmente soy Profesor en diplomados de Coaching de la U. Anáhuac y la Maestría de Coaching en la U. de Londres, en México, así como la ICP de Buenos Aires y en el Instituto de Ecología Emocional para Latinoamérica. Fuí colaborador del programa Saldo a Favor, en OPUS Radio en 2015. Creé las Tertulias Café De-Mentes, sobre temas relacionales. Soy autor del libro Maestros o Aprendices, diciembre de 2011, y de Creatividad para vivir, diciembre de 2012, publicados por LID Editorial de México.

Deja tu comentario

Contactos

Si quieres ponerte en contacto con el equipo de Adipiscor envíanos un email a servicio.al.cliente@adipiscor.com También puedes ingresar a la página de Contactos y rellenar el formulario.