¿A veces llegas a final de mes y el sueldo no te rinde?¿Sientes que no controlas tu dinero y que se te va como agua entre los dedos? Es hora de que te detengas a estudiar tu capacidad de endeudamiento.

 

En muchas ocasiones, son tantas las cosas que tenemos que pagar, que al final del mes nos damos cuenta de que nos hemos quedado cortos de dinero y no nos hemos percatado de cómo ha sucedido esto.

 

Los créditos que posiblemente hemos solicitado, las tarjetas, los gastos diarios y los gusticos que a veces nos damos, son los gastos globales que tenemos que solventar cada mes y que en muchas ocasiones, si no los controlamos, pueden hacernos gastar más de lo que ganamos.

 

¿Cómo controlamos esto? ¿Cómo calcular nuestra capacidad de endeudamiento?

Si la situación anterior te parece familiar y eres de los que el sueldo no le rinde, probablemente no te has detenido a realizar una cuenta muy importante, que es la que te permitirá descubrir tu límite de gastos.

El hecho de poder conocer hasta dónde puedes gastar, te permitirá descubrir tu capacidad de endeudamiento. Para lograr tal objetivo, deberás realizar un análisis con el que podrás estimar la posibilidad real de buscar un endeudamiento y determinar el punto máximo en el que podrás endeudarte, teniendo en consideración incluso, el costo financiero.

Hacer esto, te permitirá saber si estás en la capacidad de recurrir a un crédito, de conocer el monto de las cuotas de dinero que estás en la capacidad de pagar y así, responder de forma positiva y oportuna al mismo. Con este conocimiento, podrás evitar caer en un sobreendeudamiento y en consecuencia, evitarás perjudicar tu economía familiar.

 

Pasos para calcular tu capacidad de endeudamiento

 

Para hacer este cálculo, deberás tener en consideración los ingresos totales mensuales menos los gastos fijos mensuales. Hacer esta operación, te dará una idea del monto que realmente ganas, ya que incluso habrás cubierto la parte de las deudas. Tu capacidad de endeudamiento será hasta del 35% del valor de ese ingreso.

Si traducimos lo anterior y lo reflejamos en una fórmula, obtendremos lo siguiente:

Capacidad de endeudamiento = (Ingresos totales mensuales constantes – gastos fijos mensuales) X 35%

 

Para que lo veas más claro, te dejamos el siguiente ejemplo:

Carla gana 2000 $, al sumar todos sus gastos (arriendo, servicios, comida, transporte, etc) obtiene un total de 1000 $. ¿Cómo calcula Carla su capacidad de endeudamiento?

Sabemos que el sueldo de Carla es de 2000 $ y que sus gastos fijos mensuales son iguales a 1000 $.

Carla podrá conocer su capacidad de endeudamiento, haciendo el siguiente cálculo…

Restar los ingresos menos los gastos (2000 $ – 1000 $ = 1000 $). Con este resultado, significa que Carla cuenta con 1000 $ para gastarlos en otras cosas.

Con esos restantes 1000 $, se calcula lo siguiente:

1000 $ X 35% = 350 $

Esto significa que Carla, puede usar máximo 350 $ para endeudarse.

El éxito de Carla estará en calcular con detalle sus ingresos y sus gastos. Esto le dará una idea sobre si podrá hacerle frente a la deuda que pretende adquirir.

Vale la pena aclarar que las instituciones financieras, podrán aplicar su propio método para calcular la capacidad de endeudamiento de sus clientes.

 

Aspectos que debes tener en consideración antes de tomar la decisión de endeudarte

Teniendo en consideración que el endeudamiento consiste en hacer uso del dinero de otros para satisfacer una necesidad específica, que con nuestros ingresos y ahorros no podemos solventar, debemos asegurarnos de contar con la capacidad de devolver ese dinero que se ha recibido en un momento determinado. Para ello, debemos tener en consideración los siguientes aspectos:

1.- Si no puedes atender las obligaciones que se desprenden del endeudamiento, no recurras a él.

2.- Antes de recurrir a un endeudamiento, establece estrategias de ahorro que te permitan disminuir tus gastos, mientras tu situación financiera mejora.

3.- Recurre al crédito, única y exclusivamente, después de haber hecho un estudio de tu capacidad de endeudamiento. Esto te asegurará tranquilidad y contar con un presupuesto acorde a tu situación.

4.- Adquirir deudas que no podrás pagar, no sólo empeorará tu situación financiera, sino que afectará de forma indirecta tus relaciones personales y muy probablemente, tu salud

 

¿Cómo controlar las deudas?

 

La mejor forma de controlar las deudas es entendiendo que, la mayor parte del ingreso que recibes no puede tener como destino el pago de tus obligaciones, puesto que llegará un momento en el que el manejo de tus deudas no será sostenible. Para tener conocimiento del grado de compromiso en el que están tus ingresos frente a tus deudas, lo recomendable será calcular el grado de endeudamiento. Este indicador te permitirá conocer cuál es el porcentaje de tus ingresos que estás utilizando para el pago de tus deudas.

 

El grado de endeudamiento, puede conocerse aplicando la siguiente fórmula:

 

Grado de endeudamiento = (deudas/ingreso neto mensual)x100

 

Si el resultado es de 0% a 30%, indica que existen muy pocas probabilidades de que exista un sobreendeudamiento, por lo que se considera un grado de endeudamiento ideal.

Si el resultado es de 30% a 40%, indica que existe aún un pequeño margen de maniobra, que con los debidos ajustes, te permitirán regresar a un nivel de endeudamiento saludable.

Si el resultado es de 40% a 60% indica que existen altas probabilidades de que entres en estado de iliquidez, con lo que se verá comprometida tu salud financiera y probablemente existan incumplimientos.

Si el resultado es de 60% o más, indica que estás en situación de sobreendeudamiento y es probable que entres en mora. Esta es una situación que debe evitarse a toda costa, ya que al entrar en esta situación, todo se vuelve más costoso y los acreedores no volverán a prestarte dinero, por lo menos en el corto plazo. Lo indicado es entrar en contacto con los acreedores y negociar las condiciones, para adaptarlas a tu situación de iliquidez actual.

 

Es posible que una necesidad apremiante o no, te lleve a tomar la decisión de endeudarte, la clave de todo y que te llevará a tener éxito en esta gestión, es tener control sobre tus finanzas y contar con una muy buena planificación. Deberás estar consciente de cuáles son tus niveles máximos de endeudamiento y recordar, cuáles factores pueden afectar tus ingresos y en consecuencia tu capacidad de pago hacia tus obligaciones financieras. Cumplir con tales obligaciones de forma oportuna, permitirá que el acceso a futuros créditos no se vea afectado.

 

Fuente:

 

Finanzas Personales

Asobancaria

  • :

    ¿Te ha sido de utilidad este artículo?¡Si te ha gustado, compártelo con tus amigos y dale “Me Gusta”. 

    Tal vez te pueda interesar: ¿Cómo hacer tu presupuesto personal?

  • : Ecuador