¿Eres de los que tiene miles de cosas que hacer en tu día a día, te distraes con facilidad y nunca logras completarlas? Tal vez la técnica de Pomodoro sea la que necesites para gestionar tu tiempo con mayor eficacia.

 

Pomodoro significa tomate en italiano y te preguntarás ¿qué tiene que ver el tomate con una técnica de gestión del tiempo?

Pues que Francesco Cirillo, por allá por la década de los 80, necesitaba mejorar su productividad mientras estudiaba y se le ocurrió utilizar su reloj clásico de cocina para desarrollar una técnica que lo ayudara a cumplir con su objetivo y como el reloj que usó tenía forma de tomate, le adjudicó el nombre de Técnica de Pomodoro.

¿En qué consiste la Técnica de Pomodoro?

La técnica de Pomodoro se basa en un sistema en el que se divide el tiempo en períodos de 25 minutos, dichos períodos reciben el nombre de pomodoros. En este espacio de tiempo, se debe trabajar con la mayor concentración posible y sin distracciones hasta completar la tarea. Una vez finalizado el tiempo, corresponde un período de descanso de 5 minutos.

Completados cuatro pomodoros, que corresponden a 100 minutos de trabajo, deberá existir un descanso de 15 a 30 minutos, en los que podrás dedicarte a hacer cualquier cosa.

Objetivos de la técnica:

  • Que las pausas frecuentes mejoren tu agilidad y productividad.
  • Disminuir las interrupciones a las que puedes verte sometido a lo largo de tu jornada laboral, lo que evitará que te distraigas de tu objetivo.

¿Qué se necesita para aplicar la Técnica de Pomodoro?

Para poder ejecutar la técnica de pomodoro de forma eficiente, deberás tener: un cronómetro y una lista de tareas diarias. Dichas tareas deberán estar organizadas por orden de prioridades.

Asimismo, deberás contar con otra lista para tareas no planificadas o urgentes, que pueden surgir a lo largo de tu jornada laboral y alterar la planificación que tenías predeterminada.

Etapas de la técnica de Pomodoro

La técnica de pomodoro está dividida en cinco etapas:

1.- Determinar la tarea que será ejecutada. Comienza con la que tiene mayor prioridad.

2.- Programar el pomodoro para que funcione en un lapso de 25 minutos. (En este sentido, podrás usar un temporizador de cocina o aplicaciones que están disponibles y que te ayudarán a contabilizar el tiempo, entre otras cosas interesantes).

3.- Trabajar de forma intensa y con la mayor concentración posible hasta que finalicen los 25 minutos. Cuando suene la alarma, marca la tarea como concluida, lo que te ayudará, a llevar un mayor control sobre tu progreso.

4.- Tomar un descanso de 5 minutos. Podrás hacer cualquier cosa, menos trabajar.

5.- Comenzar de nuevo otra tarea de 25 minutos. Cuando se completen 4 pomodoros, el descanso que deberás tomarte será de 15 a 30 minutos.

Técnica de Pomodoro - Gestión del Tiempo

Reglas para la aplicación de la Técnica de Pomodoro

Para que puedas cerciorarte de que estás siguiendo la Técnica de Pomodoro a cabalidad, deberás cumplir las siguientes reglas:

1.- Ejecutar una tarea por cada pomodoro.

2.- No dar por finalizada la tarea hasta que se cumplan los 25 minutos. En el caso de que la finalices antes de ese tiempo, deberás dedicar los minutos que te restan a revisar y perfeccionarla.

3.- No se vale terminar la tarea en un tiempo mayor a los 25 minutos que dura un pomodoro. Si sucedió, que no lograste finalizarla, entonces deberás continuarla en el pomodoro siguiente.

4.- Se debe anular el pomodoro si ha existido alguna interrupción.

5.- Después de 4 pomodoros, debe realizarse una pausa de 15 a 30 minutos.

6.- Respeta los intervalos entre cada pomodoro.

7.- Al finalizar tu tarea, márcala con una “X” en tu lista y pasa a la siguiente.

Objetivos para lograr aplicar la Técnica de Pomodoro de forma eficaz

1.- Determina cuántos pomodoros necesitas para finalizar una tarea.

2.- No permitas que nada te distraiga.

3.- Dedica unos minutos para revisar y recapitular en cada pomodoro.

4.- Organiza los pomodoros de tal forma, que también puedas generar tiempo libre.

5.- Crea objetivos personales que te ayuden a mejorar tu eficiencia o calidad de trabajo.

Puntos positivos de la Técnica de Pomodoro

El aplicar la técnica de pomodoro a lo largo de tu jornada laboral te permitirá lograr: Una mayor concentración en tus objetivos, menos interrupciones, un aumento de tu productividad, disminución de la ansiedad, mayor motivación, agilidad mental, optimización de los resultados y dejarás de procrastinar.

Si respetas los intervalos de 5 minutos cada vez que finalizas un pomodoro y te levantas de la silla cada 4 pomodoros, permitirás que tu cerebro descanse, lo que te ayudará a aumentar tu productividad.

La Técnica del Pomodoro es un sistema sencillo y de fácil aplicación, lo único que necesitas para empezar es un papel y un reloj o temporizador.

Apps especializadas para organizar tu tiempo

En el caso de que desees organizar tu tiempo haciendo uso de apps especializadas para ayudarte a cumplir con este propósito, te mencionamos algunas:

Para la web. Mariana Timer, Moosti, Tomato Timer.

Para tu Smartphone. Si tienes Android, son excelentes: It´s Pomodoro Time, CleanFocus. Si usas IOS, está disponible Fiat Tomato.

Fuente:

BlogThinkbig.com 

Ehorus