¿Cómo conseguir lo que quieres y lograr ser la mejor versión de ti mismo? Esto tiene mucho que ver con la calidad de tus pensamientos, autoestima, perseverancia y determinación. Conoce las claves para desarrollar una mentalidad ganadora.

 

Tal vez, algunos piensen en la mentalidad ganadora como aquella que representa a quienes tienen una sed insaciable de éxito y que para obtenerlo son capaces de hacer lo que sea y de pasar por encima de quien sea. O tal vez, se imaginen a una persona individualista, cuyo objetivo es el de lograr ser más competitivo que cualquiera que pueda cruzarse en su camino.

Sin embargo, el concepto de mentalidad ganadora no siempre tiene que ver con la avaricia, ya que simplemente puedo ser ganador al tener la capacidad de conseguir aquellas metas personales que me he trazado, a través del esfuerzo constante, de la perseverancia y de la determinación.

En otras palabras, tener una mentalidad ganadora, pudiera significar el no permitir que nosotros mismos nos convirtamos en el principal obstáculo para conseguir nuestras metas.

Y es que suele pasar en muchas ocasiones en las que deseamos alcanzar un objetivo, por ejemplo: bajar de peso, que nuestra mente empieza a seducirnos con la idea de que, si nos comemos un dulce o una pizza, no pasa nada porque retomaremos la dieta al día siguiente. Y también, nos volvemos especialistas en crear una serie de justificaciones de por qué podemos hacerlo, ya que al final, no tendrá graves consecuencias.

El resultado será que no bajamos de peso, de que desistimos de la dieta y nos convencemos de que ésta no fue efectiva porque no es buena.

La realidad es que nos sumergimos en un proceso de autosabotaje que no nos permitió llegar a nuestro objetivo que era el perder esos kilos de más.

El ser humano es propenso a engañarse a sí mismo sin darse cuenta. Somos capaces de abrazar creencias poco razonables con tal de reducir nuestra sensación de malestar, que suele aparecer cuando existen contradicciones entre nuestras metas y lo que pensamos o deseamos en un determinado momento.

Por ejemplo: a pesar de que quiero aprobar el examen de psicología, no he estudiado porque al final de cuentas el profesor no me dejará aprobarlo. O me he comido ese dulce a pesar de la dieta, porque me dará más energía para desarrollar las actividades que tengo pendientes.

Son esas pequeñas trampas que nosotros mismos nos colocamos las que se convierten en obstáculos con los que la mentalidad ganadora debe lidiar.

Pero ¿cómo es una mentalidad ganadora?

Es una mentalidad que nos permita estar siempre preparados para el éxito, superar los obstáculos que se nos presentan en nuestro camino y nos impulsa a tener el coraje de persistir hasta llegar al objetivo que nos hemos trazado.

No significa que unos tengan que ganar y otros perder, se relaciona más con desarrollar una óptica en la que todos podemos ganar.

5 Claves para desarrollar una mentalidad ganadora que nos conduzca al éxito

Para poder desarrollar una mentalidad ganadora debemos poner en práctica las siguientes claves, las cuales nos permitirán adoptar nuevos hábitos y costumbres que nos conducirán a desenvolver una mentalidad más productiva:

1.- Trazarnos metas específicas y tener la capacidad de poder visualizar cómo haremos para alcanzarlas.

Si no sabemos lo que queremos, podemos llegar a cualquier lado, por lo que es indispensable que sepamos exactamente qué es lo que queremos lograr y además de esto, cómo va a ser el proceso para alcanzarlo.

Muchas personas inician su camino sin contar con objetivos definidos, lo que con toda seguridad no arrojará resultados positivos, porque a su vez dificultará crear una metodología, ya que no tendremos metas específicas que alcanzar.

Otros por su parte, tienen metas bien definidas, pero no visualizan los pasos que deberán seguir para poder llegar hasta ellas. Piensan en lo genial de obtener ese resultado, pero no en lo que implica eso en el presente, en el mediano plazo, en las actividades que se deben llevar a cabo para cumplir con ese objetivo.

Una persona con mentalidad ganadora no solo pensará en el destino, sino en los pasos y posibles tropiezos que tendrá en el camino para poder llegar a él. Por lo tanto, planificará, establecerá una metodología y la pondrá en práctica con tal de conseguir lo que desea.

Mentalidad Ganadora. La clave para alcanzar el éxito rotundo

2.- Desarrollar la capacidad de detectar las excusas para evitar el autosabotaje.

Debemos ser capaces de analizar nuestros pensamientos, para poder detectar las excusas que nos hemos creado y que nos están manteniendo estancados.

Nuestra mente a veces desea algo muy diferente a los objetivos que nos trazamos, por lo que es importante estar constantemente conversando con nosotros mismos sobre lo que queremos alcanzar, para que nuestra mente lo tenga claro y no actúe en nuestra contra.

Si no nos encontramos alineados con nuestro ser interior, entre lo que deseamos y nuestros objetivos, aparece el autosabotaje.

Lo vemos cuando alguien está haciendo dieta y su mente la tienta a comerse una hamburguesa con papas fritas o un dulce repleto de calorías.

O queremos ahorrar, pero siempre terminamos gastándonos todo el dinero.

¿Cómo superamos el autosabotaje?

Fomentando el diálogo interior, recordando los beneficios de ser persistentes con nuestros objetivos, manteniendo una disciplina y tomando decisiones inteligentes que nos acerquen cada vez más a nuestras metas.

3.- Tener la valentía de salir de nuestra zona de confort.

Dejar nuestra zona de confort es uno de los pasos más difíciles que podemos dar, porque nos genera cierto estrés, ansiedad e incomodidad, pues nos lanzamos hacia una zona de la cual no tenemos ninguna experiencia, pero que si no nos atrevemos a salir, probablemente no lograremos llegar a donde queremos.

Debemos tener la valentía de abandonar el piloto automático de nuestra vida y tomar las acciones que nos conduzcan a nuestro objetivo.

En tal sentido, debemos ser capaces de encontrar las estrategias que nos obliguen a seguir una secuencia de acciones muy claras y específicas, para evitar ponernos excusas que nos impidan dar los pasos necesarios para llegar a donde queremos.

4.- Desarrollar la Resiliencia… Toda situación no favorable tiene un lado positivo.

Los pensamientos tienen poder y parte del poder de la mentalidad ganadora es desarrollar pensamientos y una actitud positiva frente a las adversidades. Esto significa ser resiliente.

Existen eventos que nos hacen tambalear y que ponen a prueba nuestra fuerza interior y voluntad de seguir adelante. Son situaciones en donde dudamos de nuestras capacidades y que pueden llevarnos a nuestro límite. En estos momentos, es en donde debemos ser capaces de poner en práctica la resiliencia. Desarrollamos nuestro poder de adaptación, aprendemos y salimos fortalecidos de las situaciones difíciles.

Para las personas con mentalidad ganadora no existe una vida dura. En cada adversidad existe una oportunidad y de las situaciones más difíciles, siempre existe un aprendizaje y un crecimiento.

5.- Estar siempre actualizados.

Las personas con mentalidad ganadora están siempre en formación, siempre aprendiendo, siempre especializándose en su área.

Por lo tanto, es muy importante asistir constantemente a talleres, seminarios, conferencias, así como leer buenos libros que nos enseñen cómo llevar a cabo las acciones más acertadas para que nuestro proyecto evolucione como queremos.

Una vez que logramos desarrollar una mentalidad ganadora, significa que nos hemos alineado con nuestro bienestar interior. Nuestros deseos, intereses y acciones van por el mismo camino. En consecuencia, nuestras posibilidades de éxito aumentan exponencialmente.

Recuerda: Allá en donde enfoques tu pensamiento, estarán concentradas la disposición, las habilidades, la optimización. Si crees que puedes lo lograrás y harás todo lo necesario para llegar hasta tu meta. Determinación, disciplina, perseverancia serán las piezas claves que te permitirán obtener lo que deseas.

“El ganador no solo se siente como tal, también se trata como tal, actúa como tal, habla como tal, escucha como tal”. (Decálogo de la Mentalidad Ganadora – Carlos Nava Condarco)

Fuente:

Desarrollo Personal

Emprendices

Psicología y Mente