Las Metas o los Sistemas: ¿Cuáles tienen mayor importancia en tu negocio?

///Las Metas o los Sistemas: ¿Cuáles tienen mayor importancia en tu negocio?

Las Metas o los Sistemas: ¿Cuáles tienen mayor importancia en tu negocio?

Por | 2018-11-12T13:03:11+00:00 noviembre 12, 2018|Coaching para emprendedores|Sin comentarios
Todos sabemos que cuando estás por emprender, debes establecer metas para darle una orientación a tu negocio y de la misma manera, necesitas establecer sistemas que te ayuden a llegar de manera eficaz a las metas establecidas. Las metas o los Sistemas ¿Cuáles tienen en realidad mayor importancia?

 

En todos los ámbitos de nuestra vida solemos tener sueños por cumplir y por lo general, para llegar a ellos, lo habitual es establecer metas, a corto, mediano y largo plazo, que nos conduzcan a ellos. ¿Cierto? Es así como, si queremos tener un carro, comprar un apartamento, viajar, tener un negocio, etc, debemos establecer metas específicas para poder alcanzarlos y esto está muy bien. Pero ¿qué sucede si cambiamos un poco el enfoque y nos centramos más no en la meta, sino en el camino y los sistemas que nos ayudarán a alcanzarlas?

Lo más probable, no solo será que alcancemos la meta, sino que lo haremos con la mayor efectividad posible, porque los progresos serán mayores.

Para que lo entiendas mejor, comenzaremos por establecer la diferencia entre lo que es una Meta y lo que es un Sistema.

Diferencia entre Meta y Sistema

La Meta es aquel objetivo hacia el cual decidimos dirigir nuestros deseos o acciones. Tanto a nivel personal, profesional como empresarial.

El Sistema por su parte, serán el conjunto de acciones que llevaremos a cabo para alcanzar la meta establecida.

Así por ejemplo: Si tu meta es comprar un apartamento, tu sistema será buscar formas de ahorro y financiamiento que te ayuden a obtenerlo.

Si tu meta es establecer un negocio exitoso, tu sistema será establecer procesos de Marketing y de Ventas que te conduzcan a alcanzar este objetivo.

En ambos casos, para alcanzar tu meta deberás establecer un plan de acción o sistema, a corto, mediano y largo plazo, que de forma progresiva te irán acercando a tu objetivo, hasta que finalmente, logres obtenerlo.

¿Qué sucede cuando te enfocas más en la meta que en el sistema?

Tener metas, cualquiera las puede tener, alcanzarlas nos ubica en otro nivel, puesto que para llegar a ellas, se requiere de mucha fuerza de voluntad, perseverancia y la aplicación de una determinada metodología, lo cual te ofrece organización.

Cuando ponemos nuestro foco en la meta, si vemos que las cosas no nos salen como esperamos, solemos buscar salidas fáciles, imprimimos mayor estrés a nuestras acciones y finalmente, tenemos la tendencia de desviarnos hacia situaciones que nos distraigan del sentimiento de frustración.

¿Qué sucede cuando te enfocas más en el Sistema que en la Meta?

Cuando te concentras en el proceso y los pasos que debes dar para alcanzar tu meta, las situaciones fluyen mejor. No hay posibilidad de desvío. Siempre estarás enfocado en las acciones que debes realizar.

Si por cualquier razón, lo que estás haciendo no te satisface, simplemente modificas tu sistema, lo optimizas y todo continúa su curso. Esto genera mayor confianza y suele ayudarte a enfrentar con mayor efectividad los desafíos.

3 Razones por las que debes dejar de poner tu prioridad en las Metas

Acá debemos aclarar que, efectivamente, las metas son súper importantes porque le dan un sentido a tu negocio y a tu vida, sin ellas estaríamos viviendo la vida totalmente desorientados. No tendríamos un foco.

Ahora bien, el enfocarte en el proceso o Sistema para hacer el trabajo que te conduzca a esa meta, tiene ventajas mayores. Veamos las razones:

1.- Trabajar en función de una meta, simplemente traslada tu felicidad hacia el futuro. Básicamente, lo que te planteas es que serás feliz cuando: te compres tu apartamento, cuando tengas tu carro último modelo o cuando tu negocio sea millonario. Vives en un estado de ansiedad constante, porque tienes tu enfoque en lo que posiblemente ocurrirá y no en los que está ocurriendo en tu presente.

Es mucho más fácil y menos estresante que coloques tu enfoque en los procesos diarios, simplificando los objetivos a tareas específicas que debes cumplir cada día.

El concentrarte en el aquí y en el ahora, no solo te hará más feliz, pues estarás viviendo tu presente y disfrutándolo, sino que además te da la oportunidad de hacer cambios para optimizar tus resultados.

2.- Los Sistemas contribuyen de forma positiva y efectiva en tu progreso a largo plazo. Las metas por sí solas, no tienen la capacidad de mantener nuestra motivación intacta. Por el contrario, si vemos que no vamos por buen camino o nos estamos alejando de él, lo más común es que nuestra motivación comience a desaparecer.

Mantener un sistema de acción para alcanzar tus objetivos, te dará la posibilidad de detectar en forma casi inmediata los desvíos que te están alejando de tu meta y esto te permitirá aplicar los correctivos necesarios para ponerte otra vez en el camino correcto.

Si tu meta es muy grande, lo más probable es que para hacer más fácil su alcance, la desgloses en metas más pequeñas y cada alcance de una pequeña meta, estará inyectando mayor seguridad y confianza en ti, lo que te permitirá mantenerte motivado y enfocado siempre.

3.- La metas te ofrecen una visión errónea de que puedes predecir el futuro. Normalmente, siempre intentamos planear el punto de partida, los pasos a seguir y cuándo llegaremos a ella. Incluso, podemos hacer el intento de predecir qué tan rápido lo haremos, olvidando que en el transcurso de todo esto, existen situaciones o circunstancias que pueden afectar de forma significativa ese trayecto trazado.

Basarte en los sistemas, te ayudará a ser más efectivo en la revisión de los resultados que has obtenido, te ayudarán detectar los problemas a tiempo, a retroalimentarte y a aplicar las medidas necesarias para corregir los desvíos que se puedan presentar.

Los sistemas te darán las señales de cuando es necesario hacer ajustes, y te permitirán monitorear las diferentes partes de tu negocio, sin sufrir la presión de tener que predecir lo que pasará con el todo.

Las metas son importantes para darte un enfoque y planificar tus progresos, mientras que los sistemas son excelentes para hacer que esos progresos efectivamente se den y se transformen en resultados excelentes. Solo debes ser constante, metódico y no poner tus esfuerzos en perseguir grandes metas, sino en hacer desgloses en metas más pequeñas que facilitarán enormemente tu trabajo, mejorarán tus resultados y mantendrán tu motivación intacta.

El éxito de una Empresa depende del éxito de sus procesos”. (Gustavo Estrada)

Fuente:

Entrepreneur 

Cooltra 

Acerca del autor:

www.adipiscor.com es el sitio en donde el Cómo se hacen las cosas, Quién te puede ayudar a hacerlas y Qué necesitas, se combinan para ayudar a hacer más fácil la vida de las personas. ¡Somos Gente que Ayuda a la Gente!

Deja tu comentario

Contactos

Si quieres ponerte en contacto con el equipo de Adipiscor envíanos un email a servicio.al.cliente@adipiscor.com También puedes ingresar a la página de Contactos y rellenar el formulario.