¿Quieres mejorar el rendimiento de tu empresa? ¿Conoces qué es la cultura del feedback? Te contamos en qué consiste, sus beneficios y cómo implementarla.

 

La cultura del feedback es una herramienta clave para el desarrollo de las empresas. Consiste en llevar a cabo una retroalimentación de todo lo relacionado con los procesos de ésta en sus distintas áreas, en el cual participan cada uno de los colaboradores, para ayudar en el crecimiento profesional de sus empleados y al mismo tiempo mejorar el rendimiento de la empresa.

Asimismo, una empresa con fuerte cultura de feedback reconocerá la opinión de cada uno de sus trabajadores en los distintos niveles y en las diferentes áreas, lo que repercutirá en un aumento de la productividad y en una promoción de la retención del talento.

Beneficios de la Cultura del Feedback

En desarrollo de una cultura del feedback aportará importantes beneficios a tu empresa, entre los que podemos contar:

1.- Las voces de los profesionales impulsan las mejoras de la compañía.

2.- Se facilitan las transiciones y se evita que se acumulen inconformidades al trabajar los puntos de insatisfacción.

3.- Se reduce la rotación mejorando la comunicación interna.

4.- Se fortalece la motivación al reconocer el buen desempeño de las personas dentro de la organización.

5.- Las distintas áreas se mostrarán más cohesionadas al mantener el foco sobre los objetivos claves.

9 sugerencias para implementar una cultura de feedback

Una cultura de feedback no surgirá de la noche a la mañana o de la nada, este cambio tendrá que ser intencional para mejorar realmente el desempeño de cada uno de los profesionales que trabajan en la organización, así como su productividad.

Para que la cultura de feedback surja en tu empresa puedes aplicar las siguientes sugerencias:

1.- Desarrolla una mentalidad de crecimiento.

Las personas que creen que pueden mejorar sus competencias sienten que pueden lograrlo a través del trabajo duro y la dedicación. Por lo tanto, sus habilidades innatas serán un punto de partida para evolucionar y perfeccionar sus habilidades.

Es por esta razón que, es muy importante incentivar una mentalidad de crecimiento, ya que las personas valorarán el aprendizaje y el desenvolvimiento que el feedback puede ofrecerles.

Una mentalidad de crecimiento puede lograrse cuando las empresas ofrecen a sus trabajadores un bono anual por su desempeño profesional, proporciona acceso a oportunidades de capacitación (tanto internas como externas), ofrece el reembolso de matrículas o cubre los costos con permisos o certificados profesionales para sus empleados.

2.- Construye relaciones de confianza en tu empresa.

Para fomentar una verdadera cultura del feedback, debes hacer que tus colaboradores se sientan con la suficiente confianza como para dar su opinión honesta sobre determinada situación sin sentirse amenazados.

En una organización existirán personas diferentes con distintos niveles de confianza para dar y recibir feedback, por lo que resulta de suma importancia respetar esas diferencias y no forzar los comentarios.

Se deberá hacer uso de la inteligencia emocional para evaluar si la persona se encuentra preparada para dar y/o recibir feedback. Si no logras determinarlo, entonces deberás buscar la forma para que alcance un nivel mayor de comprensión.

3.- Comienza el cambio por los líderes de la organización.

Cuando los empleados descubren que sus líderes actúan bajo los principios del feedback, es muy probable que ellos empiecen a hacer lo mismo. Por lo tanto, los gerentes, deberán mejorar su capacidad de dar y recibir comentarios como una forma de convertirse en ejemplo para sus trabajadores.

4.- Ofrece entrenamientos en el arte del manejo del feedback.

El arte de ofrecer y recibir feedback es una competencia que por sí sola, no se perfeccionará, esta se debe entrenar y practicar para que la misma llegue a cumplir con su objetivo final.  Mejorar las relaciones y producción dentro de la empresa.

En tal sentido, ofrece instrucciones sobre cómo dar y recibir información, comparte videos o escenificaciones en las cuales pueda observarse buenas y malas interacciones, proporciona capacitación sobre técnicas efectivas de comunicación, entrena a tus empleados para hacer preguntas, buscar ejemplos y aclarar conceptos, desarrolla tus habilidades de gestión para establecer objetivos de desenvolvimiento de los empleados, esto con el propósito de que sean capaces de alcanzar sus objetivos.

cultura del feedback

5.- Define expectativas organizacionales alrededor de la estructura del feedback.

Crea estándares y transmite un mensaje coherente a los gerentes y empleados. Por ejemplo, podrías organizar el feedback de la siguiente forma:

a) ¿Quién da el feedback?

b) ¿Quién recibe el feedback?

c) ¿Cuáles serán las estrategias que se deberán aplicar para ejecutarlo?

d) ¿Cuál será la finalidad del feedback?

6.- Usa diferentes canales para ofrecer el feedback.

No existe una sola manera de ofrecer o recibir el feedback. Situaciones diferentes exigen canales de feedback diferentes. Además, a no todas las personas les gusta recibir retroalimentación de forma estandarizada.

En tal sentido, ofrece diferentes canales para dar y recibir feedback, esto hará con que los demás se sientan cómodos en las diferentes situaciones que se puedan presentar.

La idea es que puedan existir canales formales e informales para que el feedback pueda darse en todas las direcciones.

7.- Convierte el feedback en una rutina.

La práctica hace al maestro, por lo que no esperes hasta la revisión anual o semestral para dar consejos constructivos o refuerzos positivos a tus colegas y equipo de trabajo. Convierte el feedback en una rutina diaria o semanal.

Fomenta un ambiente inclusivo y de apoyo a los trabajadores de manera que se sientan valorados por sus contribuciones y sean capaces de mantener sus fortalezas, así como de mejorar sus debilidades.

8.- Encuentra el equilibrio entre un feedback positivo y el correctivo.

A todos les gusta recibir comentarios positivos sobre su desempeño, pero no puedes enfocarte sólo en ellos, porque corres el riesgo de que los empleados se estanquen en su crecimiento profesional.

También es importante recibir comentarios correctivos que les permitan corregir sus acciones y desempeño cuando este no ha sido el esperado. Asimismo, enfocarse únicamente en este punto, puede hacer con que los éxitos de los trabajadores sean ignorados y se podrían subestimar las contribuciones de estos.

Es por ello, que resulta de vital importancia, encontrar un equilibrio entre el feedback positivo y el correctivo, y asegurarte de que los reciban con cierta regularidad.

9.- Hazle saber a tu equipo las decisiones tomadas en base al feedback.

Infórmale a tu equipo y explícales cuando alguna decisión haya sido cambiada o tomada en base al feedback realizado.

Esto hará con que los trabajadores sientan que sus voces son tomadas en cuenta y repercutirá directamente en el mejoramiento de su relación con la empresa.

Finalmente, podemos decir que la cultura del feedback te ayudará a fomentar el diálogo abierto, permitirá alinear los intereses de los distintos miembros de la compañía y logrará aterrizar las expectativas que cada uno de ellos tiene con respecto a los demás.

Fuente:

Sfera Digital 

Rankmi