Emprendedor ¿Por qué tu de Tono de Voz puede determinar tu éxito?

///Emprendedor ¿Por qué tu de Tono de Voz puede determinar tu éxito?

Emprendedor ¿Por qué tu de Tono de Voz puede determinar tu éxito?

Por | 2018-09-21T11:59:01+00:00 septiembre 21, 2018|Coaching para emprendedores|Sin comentarios
Tal vez al leer el título de este artículo pensarás ¿qué tiene que ver el tono de voz con tener éxito como Emprendedor? Te diremos que lo tiene todo, ya que se muestra como un punto clave y determinante que puede marcar tu futuro en los negocios.

 

El tono de voz, aunque suene un tanto irreal, está muy relacionado con la prosperidad profesional y puede tener un impacto directo en tu carrera como emprendedor. Cuidar el tono de voz y preocuparte por alcanzar el tono de voz adecuado, será esencial para que alcances el éxito, no sólo en tu trabajo o negocio, sino también en los diferentes ámbitos de tu vida.

Sabemos que la voz es básica para poder establecer la comunicación y que es un elemento que forma parte de la Comunicación Verbal. Resulta ser el canal que utilizamos para poder hablar. El tono de voz que utilicemos, sin embargo, nos ayudará a expresarnos. Por lo tanto, éste podría considerarse un elemento de la Comunicación no Verbal, porque la forma como proyectamos la voz, va más allá de nuestras palabras, de las frases que usamos o del mensaje en sí mismo.

Es por esto que, nos podemos encontrar ante una situación en la que, el tono en el que digamos las cosas, será más importante y tendrá mayor impacto que las palabras que salen de ella.

Gracias al tono de voz, podemos determinar en segundos, el estado de ánimo de una persona, independientemente de que con sus palabras indique todo lo contrario. Un tono de voz entusiasmado refleja alegría, mientras que un tono de voz apagado refleja tristeza y un tono de voz alterado, puede determinar enfado. Es por esta razón que podemos decir, que el tono de voz determina el mensaje que queremos transmitir.

Teniendo esto en consideración es bueno recordar que:

a) Los tonos bajos o graves denotan autoridad y credibilidad, por lo que suelen ser muy usados para impartir instrucciones.

b) Los tonos altos o agudos, son habituales cuando existe duda, nerviosismo e inseguridad. Son los más usados para hacer preguntas.

Por lo tanto, si quieres resultar convincente en la exposición de tu mensaje, tu voz debe ser persuasiva y tu tono de voz deberá ser grave y pausado, para que puedas lograr generar esa sensación de autoridad, credibilidad y confianza que buscas reflejar en tu discurso. Incluso, puedes usar el tono de voz bajo, para generar empatía hacia los sentimientos de otra persona.

Ahora bien, sabiendo que tu tono de voz es determinante en tu carrera hacia el éxito ¿cómo hacer para alcanzar el tono de voz adecuado?

6 Tips para tener un tono de voz de éxito

1.- Escúchate. Antes que cualquier cosa, lo primero que debes hacer es escucharte. Esto suele suceder en muy pocas ocasiones. Casi nunca nos detenemos a escuchar la forma como empleamos nuestro tono de voz al hablar con otras personas. Es por esta razón que cuando escuchamos nuestra voz en un audio o en un video, solemos sorprendernos. Así que comienza a grabar tus conversaciones (especialmente las importantes) con otras personas y analiza tu tono de voz.

2.- ¿Tus frases terminan siempre en forma de pregunta? Deja de hacerlo. Si eres de los que termina sus frases en forma de pregunta, tienes que dejar de hacerlo. Esta práctica no es una buena señal, porque estás transmitiendo duda o inquietud y lo que es peor, estás lanzando esa duda hacia la persona que te escucha, lo que podría reflejar una necesidad constante de aprobación. La solución para este problema comienza por identificarlo, si es que aún no lo has concientizado. Luego, siéntate a leer un texto en voz alta. Siempre que estés a punto de alcanzar el final de una frase, baja el brazo mientras bajas tu tono de voz. Practica este ejercicio por unos 30 minutos al día y verás que, con el tiempo, el problema se habrá resuelto.

3.- Evita usar tonos de voz demasiado agudos. Como lo hemos mencionado anteriormente, usar este tono de voz, denota nerviosismo e inseguridad. Suele convertirse en un tono irritante para quien escucha, por lo que no resulta nada positivo si deseas tener éxito al transmitir tu mensaje.

El volumen que empleas al hablar puede determinar la percepción que los demás se creen sobre ti. Si hablas muy alto, podrás dar la impresión de ser ególatra o maleducado, mientras que si hablas muy bajo, la otra persona podrá quedar con la impresión de que eres tímido o inseguro. Por lo tanto, deberás buscar la forma de encontrar el equilibrio.

Los tonos de voz agudos resultan de la contracción de los músculos de la garganta, por lo que una forma de mejorarlo será alcanzar un tono más grave y relajado. Esto podrás conseguirlo bostezando. ¿Por qué? Porque extiende la faringe, abre espacio a la parte trasera de la boca, permitiendo así un mayor paso del aire.

Bosteza unas 20 veces por día, esta práctica te ayudará a relajar los músculos de la faringe y de la boca, dando como resultado un tono de voz más grave. Este es un ejercicio que podrás practicar cuando te encuentres solo en el baño o atascado en el tránsito.

4.- Presta atención a la velocidad de tu discurso. Si hablas tan rápido que ni siquiera te permites parar para respirar, te perjudicará enormemente, pues suele denotar un elevado estado de ansiedad o que estás transmitiendo una información en la cual no crees totalmente. Además, no le concede espacio al oyente para captar de forma correcta toda la información.

Si hablas despacio y usas una respiración adecuada tu comunicación será más efectiva, podrás incluso captar la atención de tu audiencia y generar mayor interés.

Si sucede lo contrario y hablas muy lento, también puede resultar perjudicial a la hora de hacer llegar con efectividad tu mensaje, pues te puede restar credibilidad.

Si logras encontrar el punto exacto de velocidad, podrás transmitir confianza y conocimiento sobre lo que estás diciendo. Respeta las pausas, vocaliza de forma adecuada, usa la entonación correcta y lograrás que tu mensaje sea más persuasivo y estará impregnado de autoridad y credibilidad.

Una buena forma de entrenar la velocidad de tu discurso, es leer en voz alta, respetando los signos de puntuación de cada frase y acompañándolos con sus respectivas pausas, lo que hará que tu cerebro se acostumbre a ellas. Aprovéchalas para respirar. Concientiza tu ritmo de respiración y corrígelo de ser necesario.

5.- Procura que tu tono de voz sea coherente con lo que intentas transmitir. Así como el tono de voz demasiado alto es perjudicial, lo mismo que el tono de voz demasiado bajo, también lo es el usar un tono de voz incoherente con aquello que pretendes transmitir.

Si estás dando un mensaje triste, el tono de voz debe ser acorde a ese mensaje. No puedes querer transmitir un mensaje triste usando un tono de voz jovial o divertido, o viceversa. Lo que probablemente sucederá, es que tus oyentes no entiendan el mensaje o que piensen que has perdido la razón.

6.- Evita los dialectos y las muletillas. Elimina de tu discurso palabras relacionadas con algún dialecto y cuida tu vocabulario cuando te desenvuelvas en el ámbito profesional. El adoptar palabras relajadas, transmitirá poco profesionalismo y son una invitación a tu cerebro para que se sienta tentado a adoptar el tono de voz que usas cuando te encuentras entre amigos, dejando de lado el tono de voz cuidado y profesional.

Recuerda:

  • El uso de un tono de voz bajo implica una imagen más carismática y creíble.

  • Evita que tu tono de voz sea demasiado lineal, podrá hacer que tu discurso se sienta aburrido.

  • Un ritmo de voz demasiado lento, acompañado de dudas y preguntas, hará que las personas pierdan su interés en tu mensaje y lo hará poco creíble.

  • Nuestro tono de voz tiene gran influencia en lo que se dice y cómo se dice.

Trabajar sobre tu tono de voz, tendrá un impacto directo sobre la forma como te expresas, como te escuchan y perciben los demás. Manejarlo de forma adecuada, te llevará a donde quieras llegar. Directo al éxito.

Fuente:

Ekonomista 

Plantarte.Net 

  • :

    ¿Usas adecuadamente tu tono de voz? Si la respuesta es no, aplica estos tips y verás como cambias la percepción que los demás puedan tener de ti.

    Si te ha parecido de utilidad este artículo, compártelo con tus amigos.

    Te puede interesar leer también: Reto para Emprendedores: ¡6 Motivos por los que los negocios Fracasan!

  • : Ecuador

Acerca del autor:

Me gusta el ramo de las ventas, el emprendimiento y evaluar diferentes ideas para convertirlas en un negocio rentable. Estoy inmerso de lleno en crecer personal y profesionalmente, ya que pienso que el saber, nunca está de más y siempre te será de utilidad.

Deja tu comentario

Contactos

Si quieres ponerte en contacto con el equipo de Adipiscor envíanos un email a servicio.al.cliente@adipiscor.com También puedes ingresar a la página de Contactos y rellenar el formulario.