¿Eres de los que se pasa horas y horas trabajando y te has dado cuenta de que el tiempo para compartir con tus familiares y amigos es cada vez más reducido? ¿Buscas un equilibrio entre tu vida personal y laboral? Te compartimos algunas estrategias infalibles para lograrlo.

 

Debido al desarrollo de la tecnología, estamos cada vez más conectados y se vuelve difícil poder encontrar un equilibrio entre nuestra vida personal y laboral, puesto que, en un mundo de conectividad continua, colocar límites entre estas dos áreas de nuestra vida resulta cada vez más complicado en nuestros días.

Estamos siempre al alcance de un clic y nuestros horarios laborales tienden a extenderse, porque la tecnología nos persigue hasta nuestros hogares y nos mantiene disponibles 24 por 24 horas, los 365 días del año.

Equilibrio entre el trabajo y nuestra vida personal

Existen un gran número de personas que piensan que el pasar mayor tiempo en el trabajo representa más y mejores beneficios para la vida personal y profesional.

Incluso, existen profesionales que terminan el trabajo desde casa o que trabajan a partir de casa, llevando consigo todas las responsabilidades y tensiones que esto representa.

Contrario a lo que se pueda pensar, esto puede ser contraproducente.

El no tener un espacio dedicado a la relajación y en el que podemos desarrollar otras actividades diferentes a las laborales, puede convertirse en el foco de desarrollo del estrés y de la ansiedad, enfermedades que suelen acompañar a aquellos que no logran establecer un equilibrio entre su trabajo y su vida personal.

Por esta razón, existen cada vez más profesionales que por encima de los beneficios salariales y la progresión en su carrera, procuran establecer un balance sano entre su vida personal y el trabajo a la hora de buscar un nuevo empleo o aceptar un nuevo cargo.

Establecer la armonía entre estos dos campos de nuestra vida es posible y existen estrategias que pueden ayudarnos a lograrlo.

Si tu caso es que, sientes que estás cada vez más abrumado por los problemas diarios de tu gestión profesional y familiar, debes detenerte y repensar si ha llegado la hora de analizar mejor las situaciones y establecer prioridades que te conduzcan al equilibrio que tanto necesitas.

¿Por qué buscar el equilibrio?

Si tienes la sensación de que controlas tu vida, tenderás a relacionarte mejor con tus jefes y compañeros de trabajo. Asimismo, serás muy capaz de separar los problemas de casa de los del trabajo y viceversa.

Ese equilibrio entre tu vida personal y laboral traerá mayor motivación, así como, representará menos estrés en tu vida, lo que se traduce en un mejor rendimiento en tu desempeño laboral y en una disminución de los conflictos laborales.

Al incentivar el equilibrio entre la vida personal y la profesional, las empresas se vuelven más atractivas, no solo para retener sus talentos, sino para atraer talentos nuevos.

¿Qué pueden ofrecer las empresas para favorecer ese equilibrio entre la vida personal y laboral?

1.- Horarios flexibles, con los que los trabajadores puedan compaginar de manera más fácil, tanto sus compromisos laborales, como los personales o familiares.

2.- Atribuir compensaciones a los trabajadores que vayan más allá de los salariales. Contar con un seguro de salud, inscripciones en un gimnasio, cupos en un preescolar, formación profesional, etc, pueden contribuir en el aumento de la sensación de bienestar del trabajador, así como representar un ahorro de dinero en la adquisición de algunos servicios.

3.- Ofrecer planes para la formación continua, que busquen no solo mejorar las habilidades técnicas del trabajador, sino que también puedan brindarles capacitaciones que les permita aprender cosas nuevas y que los enriquezcan personalmente.

equilibrio laboral y personal

6 estrategias para lograr el equilibrio entre tu vida laboral y personal

¿Es tu caso? ¿Te encuentras en total desarmonía entre tu trabajo y tu vida familiar? Presta atención a estas estrategias importantes que hemos reunido para ti.

1.- Haz algo que te guste.

Sabemos que esto es más fácil decirlo que hacerlo, pero cuando te comprometes y te obligas a cumplir con este objetivo no tendrás otra alternativa que seguir adelante con él.

Así que, si siempre has deseado viajar, simplemente compra el boleto de inmediato, o si siempre has querido hacer ejercicio y la excusa de la falta de tiempo te lo ha impedido, únete a un grupo de entrenamiento o contrata a un entrenador personal, que haga que cumplas con este propósito.

No permitas que las excusas, las personas que supuestamente dependen de ti o las citas de última hora, te impidan tener esos momentos de relax.

2.- Delega.

Si cuentas con un equipo de trabajo, debes pensar que ellos están allí para apoyarte, por lo tanto, confía en sus talentos y en que ellos son capaces de sacar adelante algunas de las tareas que no puedes llevar a cabo por falta de tiempo.

No los subestimes, aunque no estés presente, el trabajo igualmente estará hecho si aprendes a delegar.

3.- Desconéctate.

Algo muy difícil de hacer en estos días es aprender a desconectarse cuando salimos de la oficina o de nuestros puestos de trabajo.

Adquiere el hábito de olvidarte del teléfono celular, o de tu correo electrónico tan pronto como tu trabajo termine. Respeta tu tiempo libre y tus horarios.

4.- Dales la misma prioridad a tus sueños personales que a los profesionales.

De la misma forma como tu empresa tiene objetivos para tener éxito, deben existir objetivos que alcanzar para el enriquecimiento de tu vida personal.

Ambos son igual importantes y, por lo tanto, debes encontrar la forma de alcanzarlos sin tener que hacer sacrificios, especialmente de los personales.

5.- Sé sincero con lo que necesitas.

Puede que no estés consciente de que existe un desequilibrio entre tu vida laboral y personal, por lo que deberás tomarte el tiempo para analizar tu situación y ser sincero con lo que necesitas.

Una vez hayas analizado la situación, toma medidas al respecto. Medidas estas que mejorarán indudablemente tu motivación y tu rendimiento.

6.- Aprende a decir NO.

No será una tarea sencilla, pero con toda seguridad te beneficiará. Una forma de decir no es ofreciendo una alternativa, solución o dando una explicación. Esto te ayudará a no sobrecargarte de trabajo y a no perder el foco sobre las actividades más relevantes.

Lograr el equilibrio es un proceso que requiere de tiempo y esfuerzo.

Date cuenta de que si aplicas estas estrategias podrás observar un impacto positivo en tu vida, en tu estado de ánimo y en tu salud mental, también le darán un nuevo impulso a tu carrera y quizás te abran nuevas oportunidades profesionales, por lo que no desaproveches la oportunidad de aplicarlas y de poder disfrutar de sus excelentes resultados.

Fuente:

Entrepreneur 

Estrategia y Negocios