¿Quieres ser emprendedor y te has topado con la difícil tarea de calcular el precio de venta de tus servicios? Te contamos algunas sugerencias para que logres ofrecer tus servicios al mejor precio.

 

Decidir cuánto vas a cobrar por tus servicios es una de las partes más difíciles y delicadas cuando se decide trabajar solo, ya que, si los precios que ofreces son demasiado altos, corres el riesgo de perder oportunidades que obviamente ganará tu competencia.

Por otro lado, si ofreces precios demasiado bajos, tu potencial cliente podrá asumir que tus servicios son de baja calidad o que no tienes la suficiente experiencia.

De ahí la importancia de encontrar el valor perfecto al fijar el precio de los servicios para así poder maximizar tus ingresos.

¿Por qué se dificulta tanto ponerle precio a un servicio?

Determinar el costo de fabricación de un producto físico, por lo general, resulta en una tarea un poco sencilla, porque hablamos de cosas tangibles, pero calcular el costo de tu tiempo, de tu experiencia y conocimientos resulta en algo bastante subjetivo.

Así que, en muchas ocasiones, la opción más rápida para salir del paso es mirar los precios de la competencia, igualarlos o incluso bajarlos un poco y listo. Esto, pensamos, nos permitirá venderle a cualquier cliente potencial.

Pero la verdad es que, al hacer esto, estás cometiendo un error típico cuando te deparas con la tarea de ponerle precio a tus servicios.

Y es que el precio de venta de un servicio puede tener un enorme impacto en las ventas de cualquier negocio, ya que si te equivocas en su cálculo podrás causar problemas de rentabilidad serios a tu empresa.

¿Estamos de acuerdo?

Por lo tanto, existen tres factores que debes tener en consideración al calcular el precio de venta de tus servicios y que muchas veces son pasados por alto:

  1. Tu experiencia y conocimiento
  2. Los objetivos que quieres alcanzar.
  3. El tipo de clientes a los que quieres llegar.

Tener esto en cuenta te dará toda la flexibilidad necesaria a la hora de fijar tus tarifas.

Aun así, conocer estos factores no nos ofrece la fórmula mágica de cómo calcular el precio de venta de un servicio, y si te equivocas en esta fórmula, lo más probable es que lleguen hasta ti clientes que no son los ideales para tu negocio, puede que devalúes la calidad de tus servicios o crees escepticismo entre tus clientes potenciales.

A la larga un mal cálculo del precio de venta de tus servicios podrá llevarte directamente al fracaso de tu empresa.

2 formas para calcular el precio de venta de tu servicio

Ya sabemos que resulta bastante subjetivo el colocarle precio de venta a tu servicio, pero se te hará mucho menos complicada esta tarea si aplicas alguno de estos 2 métodos básicos.

1.- Aplicar la fórmula: precio = costo + margen de beneficio.

Básicamente, este método consiste en calcular cuánto te cuesta producir, promocionar y tener listo para la venta tu servicio (alquiler, materiales, internet, empleados, marketing, publicidad, impuestos, etc) y a esa cantidad, añadir el margen de beneficio que deseas. Por ejemplo: 25%.

Aplicando esta fórmula, podrás conocer el límite sobre los que debes fijar tus precios, así como la cantidad de clientes que necesitarás para poder cubrir tus gastos.

En tal sentido, si tus tarifas de venta se encuentran por debajo de los precios de costo, el precio asignado a tus servicios no será rentable y por lo tanto, tu negocio no será sostenible.

Sin embargo, esta es una fórmula sencilla que te permite colocarle el precio a la venta de tu servicio, pero no toma en consideración las necesidades de tus clientes, tu posicionamiento en el mercado o tu imagen.

2.- Calcular el precio en función del valor de lo que ofreces.

Esta forma de calcular el precio de venta de tus servicios toma en cuenta al cliente y el factor determinante en esta estrategia será la cantidad de clientes que están dispuestos a pagar en función del valor de lo que ofreces.

Lo fundamental aquí será, asignar el precio que crees que tus clientes se animarían a pagar, teniendo en consideración los beneficios reales y concretos que recibirán.

cómo calcular el valor de tus servicios

Deberás asegurarte, asimismo, que el precio incluya los valores de costos y que cumpla con tus objetivos de lucros.

Ten en cuenta que, debes cobrar por lo que mereces gracias a los servicios que prestas, así que una forma de alcanzar todo ese potencial de ingresos que deseas es teniendo en consideración los siguientes consejos.

9 consejos que debes considerar al poner el precio de venta a tu servicio

1.- Si tienes diferentes servicios con distintas características, deberás tener en consideración que tendrán diferentes costos, por lo que tendrás que tratarlos de forma individual.

Hacer esto te permitirá maximizar los precios y eliminar aquellos servicios que no resulten rentables.

2.- Investiga a tu competencia, ya sea de forma global o local, lo importante es que la conozcas y sepas cuánto cobran y qué ofrecen exactamente.

Después de evaluar el precio que otros cobran, ten en consideración tus competencias y habilidades para poder decidir cuál será el rango de precios con el que trabajarás.

Decide en qué lugar quieres posicionarte respecto a tu competencia. Si eliges el lado más caro, recuerda que tendrás que explicarles a tus clientes potenciales qué valor agregado tienes para ofrecer en comparación con otros.

3.- Ofrece diferentes niveles de servicios a distintos precios. Esto te permitirá abarcar diferentes cuotas de mercado, así como mostrarle a tu cliente todo lo que tienes para ofrecer.

4.- Proporciona una experiencia excepcional a tus clientes. El hacerlo te garantizará un cliente para toda la vida y la llegada de clientes potenciales gracias a sus referencias.

5.- Dado que tu cliente busca resolver un problema a una necesidad, resalta los beneficios que tus servicios le pueden aportar.

Muchas veces se habla de cómo es y de las características de los servicios ofrecidos, dejando de lado algo fundamental para los clientes, como lo es: qué obtendrá al contratarte.

6.- Construye una relación con tus clientes y gánate su confianza. Tu objetivo principal será crear una conexión con tu cliente y hacer que éste te perciba como la solución a los que está buscando.

Conviértete en su prioridad.

7.- Define el valor que deseas ganar mensualmente. Es importante tener un valor de referencia para poder calcular el valor / hora deseado.

Por ejemplo, si deseas recibir 1200 dólares, debes dividir esa cantidad entre 176 horas, que corresponden a 8 horas trabajadas durante 22 días, que a su vez corresponden a un mes de trabajo.

Al valor obtenido deberás incluir los gastos, así como tener en cuenta que puedes enfermar o tomarte unas vacaciones. Por lo que, a los 22 días, deberás sumarles 3 o 4 días más para tales fines.

8.- Después de haber obtenido un valor concreto, deberás pensar en cómo presentarlo a tus clientes.

Lo ideal es contar con varias opciones, lo cual te dará más oportunidades de trabajo.

Una forma de poner en práctica esas diversas opciones, será la creación de paquetes que incluyan diversos servicios e incluso ofrecer un descuento del 5 % al 10 % al cliente que elija el paquete completo.

9.- Lucha por ser el mejor del mundo en lo que haces. Esto hará con que tengas autoridad en tu área y la verdad es que la gente escucha a los expertos y están dispuestos a pagar por ellos.

Fuente:

Lifestyle al Cuadrado

SEMrush