¡Llegaron las Vacaciones Escolares! ¿Qué hacer con nuestros niños?

///¡Llegaron las Vacaciones Escolares! ¿Qué hacer con nuestros niños?

¡Llegaron las Vacaciones Escolares! ¿Qué hacer con nuestros niños?

Por | 2015-06-26T21:45:41+00:00 junio 26, 2015|Padres e Hijos|Sin comentarios
Cuando se acerca el final del período escolar, los Padres empiezan a sentir ansiedad puesto que se les presenta por delante un período en el cual, la diversión, distracción y uso del tiempo libre de los niños, está bajo su cargo. ¡No hay escuela!

 

Surgen inquietudes, tales como: ¿Qué hacer más de dos meses con los niños? ¿Qué hacer si no cuento con el mismo período de vacaciones? ¿Cómo hacer que coincidan mis vacaciones con las suyas?

Algunos Padres optan por apelar a la ayuda de abuelos, tíos, primos, campamentos, academias, planes vacacionales, viajes en grupo, clases particulares o que esperen en casa hasta que regresen del trabajo.

Al momento de pensar y planificar las vacaciones suelen surgir dudas en relación a: la edad de los niños, resultados escolares, intereses, disponibilidad horaria, economía, que finalmente, condicionan la decisión de lo que se hará.

Otros aspectos a tener en cuenta y entre los cuales se debe buscar un equilibrio, al pensar en las vacaciones, son:

a) Actividades en familia vs libertad de horarios, teniendo en cuenta que no debemos excedernos en estos últimos.

b) Descanso vs repaso escolar.

c) Tiempo libre vs obligaciones.

d) Ocio con sus amigos vs actividades en familia.

No siempre tenemos la certeza de cuál sería la fórmula apropiada, así como tampoco existe una fórmula única, pero igual se pueden establecer algunas pautas al respecto.

Lo primero que debemos tener en cuenta es que las vacaciones se deben organizar: lo cual quiere decir, que las vacaciones no son sinónimo de no hacer nada y por lo tanto pasarán sin sacarles el debido provecho. Por el contrario, es un período que tiene un valor educativo incuestionable. Por lo que, debemos conjugar el tiempo de ocio con el trabajo intelectual.

Es de suma importancia no interrumpir el trabajo realizado en el entorno educativo y aprovechar las vacaciones para reforzar los conocimientos aprendidos y los hábitos adquiridos a lo largo del año escolar. Aunque el niño haya aprobado el curso sin dificultad, es fundamental que no pierda el hábito de estudio. Para ello, vamos a dedicar un período de tiempo, cada día (acorde a la edad de nuestros hijos) a una actividad didáctica. Podemos usar cuadernillos de lectura, matemáticas, hacer visitas educativas a museos, ver películas subtituladas que estímulen la lectura, prácticar juegos en donde pongan a prueba sus destrezas numéricas, practicar juegos de memoria o de comprensión lectora, entre otros.

De igual forma, es muy importante involucrarlos en las tareas del hogar. Debemos involucrarlos en participar y planearlas de manera adecuada. Así ocuparán de forma positiva una buena parte del día y al mismo tiempo estarán asumiendo responsabilidades y obligaciones.

Sería recomendable también, planificar las actividades de ocio. Es importante que el período vacacional, también sea un período de descanso para los niños y el momento ideal para involucrarlos en actividades nuevas y diferentes. Sería un error hacerles llevar el mismo ritmo que llevaban durante el curso escolar. Al igual que nosotros necesitamos, en cierto momento, desconectarnos de nuestras obligaciones, ellos también lo necesitan.

Las actividades de ocio deben escogerse, teniendo en cuenta los intereses de nuestros hijos, buscando siempre que exista un equilibrio, entre el tiempo que pasan en familia con el que disfrutan con sus amistades.

Tal vez soliciten, (de ser posible) que se les inscriba en un campamento, o planes vacacionales, o hacer un viaje en grupo. Estas actividades les ofrecerían ventajas interesantes, tales como:

a) Aumentar su autonomía e independencia.

b) Favorecer e incrementar la socialización.

c) Participar en actividades muy diferentes a las que realizan en el hogar y generalmente, en las mismas, se refuerzan valores, como: la conservación de la naturaleza, la amistad, el compañerismo, la organización, entre otros.

Las actividades que desarrollen deben estar acordes a sus edades y a los objetivos que queremos lograr con el desempeño de esas actividades: ejercicio físico, actividades deportivas, aprendizaje de idiomas, etc.

Otro punto a tomar en cuenta y tal vez el más importante, es que debemos aprovechar este período, para disfrutar de tiempo libre en familia. A lo largo del año, las obligaciones y las normas marcan la relación con nuestros hijos y muchas veces el tiempo que compartimos con ellos se vuelve escaso. Pocas veces compartimos con ellos tiempo de ocio y de ánimo relajado como en la época de vacaciones.

Sería ideal, hacer coincidir el tiempo de vacaciones de los niños, con el de los demás miembros de la familia, ya que es un momento en el que podemos compartir nuestras aficiones y realizar actividades divertidas, que harán que los lazos familiares sean más estrechos y profundos.

 

  • :

    ¿Qué piensas hacer estas vacaciones? Cuéntanos si tienes ideas diferentes!

  • : Ecuador

Acerca del autor:

Soy una mujer que le gusta disfrutar de las pequeñas cosas de la vida. Licenciada en Educación. En estos momentos retirada de la docencia, pero no olvido lo enriquecedeor que es dar clases y aprender todos los días con los niños. Me gusta leer, caminar al aire libre, ir al cine y aprender cosas nuevas.

Deja tu comentario

Contactos

Si quieres ponerte en contacto con el equipo de Adipiscor envíanos un email a servicio.al.cliente@adipiscor.com También puedes ingresar a la página de Contactos y rellenar el formulario.