Límites en niños pequeños

///Límites en niños pequeños

Límites en niños pequeños

Por | 2015-08-31T03:23:36+00:00 agosto 31, 2015|Padres e Hijos|Sin comentarios
El primer año de vida no solo está destinado al desarrollo de mecanismos adaptativos y de supervivencia en el niño; sino también, a la tarea de comenzar a ponerle límites.

 

 

Aparecen los primeros NO: no toques, no botes, no riegues; nos estamos relacionando todo el tiempo con los pequeños. En esta relación diaria, el niño nos va probando, pero cuando ve que ante la misma cosa, le respondemos de la misma manera, le decimos NO con firmeza, él dejará el comportamiento que nosotros como padres queremos corregir. 

Los niños aprenden rápido, son excelentes imitadores y muy perceptivos; de tal manera que es muy importante la forma como les hablamos y corregimos, pues interpretan cómo les decimos las cosas, la cara que ponemos, los gestos, los movimientos, el tono de voz, la firmeza. Esta serie de señales no verbales acompañan y refuerzan lo que le queremos manifestar. La actitud que nosotros tengamos por dentro es la base para establecer eficazmente los límites.

El que estemos convencidos de que un comportamiento no se lo vamos a permitir a nuestro hijo es la base para que el niño reaccione positivamente, si vamos a ejecutar un consejo que ha sido efectivo en otro niño pero del que no estamos convencidos no nos va a funcionar. Pueden existir miles de recetas, pero es indispensable que nosotros como padres entendamos por qué estamos haciendo las cosas y cuál es nuestro objetivo al hacerlo. Esta es la manera más segura de que al niño le llegue el mensaje. 

Cuando se trata de educar, es importante ser coherente. Los padres que no respetan las normas y las consecuencias que establecen, tienen hijos que tampoco las respetan. Por ejemplo, si le dice a su hijo que va a estar sentado en un lugar específico sin jugar durante un rato como consecuencia de su mal comportamiento, asegúrese de cumplirlo. Si hace alguna advertencia, manténgala hasta el final. Las amenazas vacías enflaquecen su autoridad.

Los límites dan sentido de protección a los niños, ya que les hacen ver hasta dónde pueden llegar. Cuando no existen límites claros los niños experimentan constantemente inseguridad, la cual podemos observar a través de conductas cargadas de apatía, pasividad o tiranía.

Los límites deben estar adaptados a las necesidades del niño y la familia, y cuanto antes se comience es mejor, no vale la pena postergarlos, puesto que después será mucho más complicado.

Antes de poner límites es indispensable hacer una reunión papá y mamá con la finalidad de establecer las conductas a corregir, de tal manera que se maneje un mismo idioma. El niño sabrá hasta dónde puede llegar y al momento de corregir, papá y mamá estarán de acuerdo, ya que lo han definido con anterioridad,  así ninguno saboteará al otro.

  • :

    Es importante que esta lista de conductas a corregir sea tanto puntual como limitada, la palabra NO debe ser usada con mesura y cuidado ya que si le estamos diciendo a todo no, por un lado ya no tendrá la misma eficacia y por otro podemos llegar a angustiarlo.  Recordemos que el niño está en crecimiento, es curioso por naturaleza, está experimentado el mundo que lo rodea y la idea no es detener este proceso, sino llevarlo adecuadamente.

    Si requieres guía y orientación sobre cómo llevar a cabo este delicado pero hermoso trabajo, no dudes en ponerte en contacto con Pucheritos Estimulación Temprana, en donde contarás con el consejo de Profesionales especializados en esta área.

    http://www.pucheritosestimulaciontemprana.com/

    YANELA ORDÓÑEZ

    PSICÓLOGA CLÍNICA

    PUCHERITOS

  • : Ecuador
Pucheritos es un Centro de Estimulación Temprana creado para disfrutar del crecimiento de niñ@s de 0 a 3 años junto a sus padres, quienes aprenden nuevas y divertidas maneras de interactuar con ellos mientras potencializan sus destrezas, brindándoles las herramientas apropiadas para desenvolverse con facilidad posteriormente en su vida escolar.

Deja tu comentario

Contactos

Si quieres ponerte en contacto con el equipo de Adipiscor envíanos un email a servicio.al.cliente@adipiscor.com También puedes ingresar a la página de Contactos y rellenar el formulario.