¿Homeschooling? ¿Conoces esta modalidad de estudio? No es nueva, pero con toda seguridad puede tomar un nuevo auge debido a lo que se vive a consecuencia del coronavirus. Te contamos todo sobre cómo funciona la escuela en casa.

 

El homeschooling o educación de los niños en el hogar

La educación en casa o homeschooling no es algo nuevo, es un método educativo ancestral empleado hace siglos, en una etapa previa a la de la educación moderna, cuando los conocimientos eran impartidos generación tras generación en el seno familiar.

Es un estilo de vida para las familias que deciden seguir esta metodología de enseñanza, porque usualmente los padres son los que se encargan de asumir la responsabilidad de la formación de sus hijos.

En ellos recae la responsabilidad del desarrollo afectivo y emocional de los pequeños, así como deben asumir la función de transmisión de las habilidades y conocimientos necesarios para la formación y completo desarrollo de los menores.

Por lo tanto, como su nombre lo indica, el homeschooling consiste en impartir en el hogar la educación escolar y se basa en unificar todos los ámbitos educativos en el contexto familiar, fuera de lo que son las instituciones educativas, públicas o privadas.

Razones por las que se escoge educar en casa como método de formación

Educar en casa, sin ir al colegio, es una modalidad de enseñanza que suelen elegir las personas que no están de acuerdo con el sistema educativo de sus países o que por vivir muy lejos (en zonas rurales) de los centros educativos y no contar con los medios para llegar hasta ellos, deciden optar por esta vía educativa.

 

 

También, el homeschooling es elegido por motivos religiosos o ideológicos o cuando los padres están en contra de los valores que se transmiten en la educación tradicional.

Así mismo, otros se decantan por la educación en casa cuando se encuentran en la búsqueda de un proceso educativo más personalizado que se pueda adaptar a las características de cada niño.

Pero en los tiempos actuales, surge otra razón, debido al distanciamiento social que impone el COVID-19, son muchas las familias que han decidido colocar a sus hijos en este nuevo sistema de enseñanza.

Tipos de homeschooling

Cuando hablamos de asumir el proceso educativo del niño en la casa, se pueden distinguir por lo menos tres tipos diferentes de cómo implementarlo:

a) La Educación No Formal o Libre.

Llamada así porque no se sigue ningún programa de estudios y se basa en la premisa de que cualquier niño tiene la capacidad de aprender y es él mismo quien debe descubrir su potencial, siempre bajo la supervisión de personas especializadas.

b) La Educación Curricular en el Hogar.

Se basa en seguir los mismos programas de educación impartidos por las escuelas tradicionales, pero son los padres los que se encargan de asumir la responsabilidad de educar a sus hijos.

c) Formas intermedias de Educación en el Hogar.

Como su nombre lo indica, vendría siendo el término medio entre los dos métodos anteriores, lo que quiere decir que, se asume en parte el seguimiento de un currículo educativo tradicional, pero también se ofrece cierto nivel de libertad al niño en su proceso de aprendizaje.

Ventajas y desventajas del Homeschooling

El homeschooling no es un método perfecto de educación, pero es una alternativa de enseñanza tan válida como cualquier otra y como tal presenta sus pros y sus contras.

Ventajas:

a) Se amolda al ritmo de aprendizaje de cada niño, lo que hace que éste desempeñe un papel más activo en su proceso educativo.

b) El niño se centra únicamente en la adquisición de conocimientos y es liberado de la tensión de las tareas escolares y de los exámenes.

c) Facilita la transmisión de valores y normas sociales, por ser un método bastante personalizado.

d) Se cuenta con la posibilidad de relacionar los contenidos educativos con lo que sucede en la vida real.

 

homeschooling

 

e) Los horarios son más flexibles, por lo que el proceso educativo no se vuelve una carga para los niños, ya que pueden aprender en cualquier momento y en cualquier lugar.

f) El niño socializa con personas de distintas generaciones y no solo con los de su misma edad, lo que puede ayudar a afianzar su adaptabilidad y la confianza en sí mismo.

g) Los niños aprender a su propio ritmo sin tener que competir con los demás. Además, cuentan con más tiempo para explorar otras disciplinas que los programas de enseñanza no suelen abordar.

h) Se estrechan los lazos familiares, ya que es mayor el tiempo que la familia pasa junta.

 

 

Desventajas:

a) Los padres deben contar con el tiempo para dedicarse a la educación de sus hijos, hecho éste que se complica cuando ambos progenitores trabajan fuera.

b) Probablemente los niños tengan menos probabilidades de socializar con otros niños de su edad, por lo que tendrán menos contacto con otras formas de pensar.

c) Se pueden perder la oportunidad de participar en las famosas excursiones escolares, en equipos deportivos o paseos.

d) Se puede caer en el error de adoctrinar al niño con nuestras opiniones subjetivas, privándolo de determinados contenidos indispensables para el pleno desarrollo de su identidad.

e) Es posible que no existan referencias externas que le permitan a los padres evaluar el proceso evolutivo de la educación de sus hijos.

f) Si existen en casa niños de diferentes edades, resulta difícil el poder cubrir cabalmente las necesidades de cada uno.

Pasos para aplicar la modalidad educar en casa de forma correcta

Tomar la responsabilidad de educar a los niños en el hogar no es una tarea fácil, pero si ya has decidido que éste es el método de enseñanza que puede favorecer más a tu hijo, debes asegurarte de que lo aplicas de la forma más correcta posible.

1.- Si tu hijo ha asistido a la escuela previamente, deberás permitir que se vaya adaptando a este nuevo método de estudio de forma progresiva.

2.- Escoge el tipo de homeschooling que consideres mejor para tu hijo. Como te hemos explicado, no existe un único método, por lo que deberás elegir el que mejor se adapte a tus objetivos de enseñanza y a las necesidades del niño.

3.- Tómate el tiempo para investigar lo que le gusta e interesa a tu hijo. Este conocimiento podrá ser tu punto de partida para comenzar su proceso educativo en casa.

4.- Para hacer tu tarea más sencilla, puedes tomar como referencia los programas de estudios oficiales y a partir de allí preparar trimestralmente una planificación de contenidos y actividades que puedas seguir, la cual deberá estar en concordancia con las necesidades de tu hijo.

5.- Permite que el niño explore, experimente e investigue, que sea un protagonista activo de su aprendizaje.

6.- Déjalo conocer diversos puntos de vista y permite que participen otras personas en su proceso educativo.

7.- Fomenta la interacción del niño con sus pares, ya sea de forma personal u online, sea en el ámbito escolar o fuera de este.

8.- No te impongas límites a la hora de usar nuevos métodos y materiales.

9.- Aunque la flexibilidad de horarios sea una de las ventajas de la enseñanza en el hogar, ten en consideración que es muy importantes que los niños tengan rutinas preestablecidas.

10.- Aprovecha cualquier ocasión para introducir conceptos nuevos al niño y despertar su interés por conocer cosas nuevas. Hacer esto te ayudará a mantener su motivación en alto.

11.- La organización será clave para que tu tarea de asumir la educación formal de tu hijo sea exitosa y no se convierta en un dolor de cabeza.

 

Fuente:

Noticias Universia 

WebConsultas